Daihatsu OFC-1 en Frankfurt

 Daihatsu OFC-1

Dahiatsu tiene algo. ¿El qué? Es difícil describirlo, pero el hecho es que la mayoría de sus modelos son simplemente adorables, pequeños llaveros con ruedas que casi te podrías meter en el bolsillo si no hay hueco en la calle. Su nuevo modelo conceptual, el OFC-1, y vuelve a decirnos con su presencia en Frankfurt eso de que las mejores esencias vienen en frasco pequeño. Aunque su motor tricilíndrico de 658 cc y 64 CV no es gran cosa, debería ser capaz de mover con soltura los 820 kg que marca en la báscula este descapotable de techo eléctrico, en el que encontramos algo tan sorprendente como una transmisión CVT de siete marchas con cambios en el volante.

Coqueto y desenfadado, ideal para esos conductores que desean algo alegre para moverse por la ciudad y no comerse el coco buscando sitio (mide 3.395 mm de largo ¡25,5 cm menos que un Streetka!). La misma definición de kawaii.