Cambio automático

cambio automatico
Cambio Automático

Los coches con cambio automático están ganando terreno a los vehículos con caja de cambios manual en España.

Todo son ventajas, y estamos seguros de que si ya has conducido un coche con cambio automático no volverás nunca a comprar uno con caja manual.

En la actualidad todas las marcas del sector del automóvil ofrecen coches en prácticamente todos los segmentos con opción de equipar cambio automático. Estamos hablando de marcas como Audi, Bmw, Mercedes, Opel, Volskwagen, Ford, Honda, Fiat, Peugeot…

¿Qué hace a un cambio automático ser bueno o malo?

La rapidez de cambio entre marcha, la anticipación y la lectura de lo que el conductor quiere al pisar el freno o al acelerar a tope, la suavidad en el engranaje de marchas… diferencian un cambio automático bueno de uno no tan bueno.

Si es un cambio automático rápido, con cambio de marchas prácticamente inapreciable y que sabe adaptar la mecánica del coche a lo que quieres en cada momento es un buen cambio.

 

¿Qué ventajas tiene el cambio automático?

-Comodidad-

Olvidate de todo, sólo tendrás dos pedales, el del acelerador y el del freno. La centralita eléctrónica del cambio elegirá la mejor marcha a engranar en cada momento para que tu coche ahorre combustible, rinda al máximo o simplemente circules mucho más cómodamente en ciudad o atascos.

-Deportividad-

Prácticamente el 100% de los superdeportivos que se venden en este momento equipan cajas de cambio automático. ¿Por qué crees? Exacto, son muy muy rápidas cambiando de marcha y “leen” a la perfección la intención y la necesidad del conductor en cada momento. Tened por seguro que si presionáis el pedal del acelerador a fondo, en milésimas de segundo se reducirán tantas marchas como sea necesario para subir el motor de revoluciones y así lograr la máxima potencia de su motor.

¿Por qué no equiparlo con levas en el volante? Fernando Alonso cambia las marchas de su Ferrari el mismo con las levas de su volante. No tiene embrague, pero permite manualmente elegir el mejor momento de cambio.

Con el launch control acelerarás de 0 a 100km/h más rápido que nadie. Este sistema se equipa en los superdeportivos (con una potencia superior a los 400 CV) y permitirá de manera totalmente automática realizar salidas desde parado a la máxima potencia evitando el derrape de las ruedas y el cambio rapidísimo de marchas de su cambio automático.

-Consumo-

Con cambio automático, en conducción tranquila o en autovía, siempre circularemos en la velocidad más larga posible. Circulando con marchas largas (sexta, séptima o incluso octava) ahorraremos combustible al llevar el coche muy poco revolucionado.

-Buen estado-

Un coche con cambio automático nos asegura que tiene una mecánica mejor cuidada. No olvidemos que todos los cambios de marcha se realizan de forma automática, por lo que limitamos los sobre esfuerzos manuales que un mal conductor les haya podido hacer.

 

¿Qué inconvenientes tiene el cambio automático?

-Peso – Consumo-

El mismo coche equipado con caja de cambios automática siempre pesa más. Aunque cada día el peso está disminuyendo más, una mecánica automática pesa más que una mecánica manual. Cuanto más pesa un coche más consume, así que podríamos decir que un coche con cambio automático consume ligeramente más que uno con cambio manual.

-Precio-

En la mayor parte de los coches, equipar cambio automático tiene un sobrecoste que puede ir de los 900 hasta los 3.500€ según marca y modelo.

Por la contra, algunos modelos de gama alta, se equipan de serie con cambio automático y deberemos de pagar si queremos cambio manual.

Los más sibaritas, o mejor dicho, los que nunca han conducido un coche automático argumentan que con un coche manual eres tu quien conduce y que podrás ir más rápido y disfrutar de la conducción. Os recomiendo probar tres días un coche automático y me contáis lo que opináis yo, que conduzco día  a día y soy probador de coches lo tengo claro: AUTOMÁTICO SIEMPRE.

 

¿Es recomendable un coche con cambio automático para el día a día?

Sin duda, y especialmente si sufres los atascos de las grandes ciudades. Imagínate lo cómodo que es frenar en un atasco y acelerar, frenar y acelerar… sin tener que engranar ninguna marcha.

En las pendientes no se te irá el coche para atrás, tu coche está parado, acelerar y empieza a andar.

 

Más información:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *