Opel se salva.

gm-opel

Ya se puede anunciar a los cuatro vientos que la marca más importante del grupo General Motors, Opel, se salva de la desaparición al confirmarse y aceptarse la oferta del fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna.

Según los datos que se han filtrado del acuerdo Magna pasará a controlar el 20% del accionariado que sumado al 35% de sus socios supondria un 55% lo que asegura el control de la marca. Fiat, otra de las firmas interesadas en la compra, deseaba adquirir el 100% con lo que su oferta se queda en el camino.

General Motors seguiría controlando así el 35% y los trabajadores del grupo contaría con el 10% restante.

Con este acuerdo Opel se salva de la ya casi inevitable bancarrota de GM aunque seguramente tendrá que pasar unos meses bastante duros debido a la reestructuración que pretende hacerse dentro de la compañía.