Rolls Royce Phantom Drophead Coupe de oro.

Parece ser que es el nuevo capricho de las grandes fortunas mundiales; Rolls Royce es uno de esos pocos coches que a golpe de billetera puedes configurarlo a tu completo antojo.

Ya vimos el Rolls Royce Phantom Drophead Coupe del futbolista David Beckham, pero con todas mis disculpas hacia la riqueza de la familia Beckham me parece a mi que eso se nos queda pequeño en Abu Dhabi, los jeques del petroleo no pueden permitirse compartir caprichos con cualquier mortal y de aquí ha nacido este Rolls Royce Phantom Drophead Coupe de oro.

Bañado exteriormente en oro, y seguramente más de un cambio en su interior llama la atención que el motor no se ha tocado y mantiene su motor 6.75L V12 de 453cv.

Esta vez no me pido uno (No tengo una caja fuerte tan grande… ;))