Cómo se homologan los consumos de los coches. El ciclo NEDC

NEDC consumo coche

El ciclo NEDC es la forma en la que se homologa el consumo de un coche en la actualidad. Esta prueba de consumo se realiza en un espacio cerrado situando el coche sobre un banco de rodillos. Los rodillos se ajustan para generar más o menos resistencia. Se instala un ventilador en el frontal del vehículo enviando aire para refrigerar simulando la velocidad real del coche.

Los vehículos utilizados deben tener el rodaje hecho (entre 3.000 y 15.000 kilómetros) y previamente a la realización del test se mantienen durante 6 o 30 horas a 25 grados. La prueba se realiza siempre a esa temperatura ambiente, con una sola persona dentro del vehículo y con todos los sistemas eléctricos y electrónicos del coche apagados (luces, audio, climatización, ventilación, luneta térmica…).

¿Cómo se calcula el consumo en Ciclo urbano y ciclo extra-urbano?

La prueba de consumo tiene una duración total de 20 minutos y en ella el coche recorren unos 11 kilómetros.

Se comienza con el test urbano que consiste en arrancar el vehículo, dejarlo al ralentí durante 11 segundos, engranar primera, acelerar hasta 15 km/h., mantener 8 segundos esa velocidad y volver a detenerse durante otros 21 segundos. Posteriormente, se vuelve a poner en movimiento y se acelera suavemente hasta 32 km/h, en segunda velocidad, manteniendo esta velocidad durante 24 segundos. Tras una nueva parada, se sube, en tercera hasta 50 km/h. Esa velocidad se mantiene unos segundos, luego se baja a 35 km/h. y el coche se detiene de nuevo. Esta secuencia se repite en cuatro veces. Con esta prueba se intentan reproducir las condiciones de circulación urbana.

Para las condiciones de circulación en carretera la prueba continúa sin detener el coche, tras un periodo al ralentí de 20 segundos, se acelera hasta 70 km/h. engranando un máximo de 4 velocidades, velocidad que se mantiene durante 50 segundos. Después, se baja a 50 km/h y se mantiene también durante un tiempo antes de subir de nuevo a 70 km/h. y mantener esa velocidad otros 50 segundos. Luego se acelera hasta 100 km/h, se mantiene esa velocidad unos segundos y se sigue acelerando hasta alcanzar los 120 km/h. Tras 10 segundos a esa velocidad, se detiene el coche. El resultado de esta segunda parte del test se homologa como consumo extra-urbano.

El consumo medio es el resultado de ambas pruebas conjuntas, no de la media de cada una de ellas por separado.

Aquí podemos ver por lo tanto porqué existe tanta diferencia entre el consumo real y el homologado y por qué los vehículos híbridos logran tan buenos datos en urbano porque a esas velocidades la batería dura completamente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *