Presentación y prueba del Honda Civic Type R en circuito by “El Diablo”

prueba presentacion honda civic type r 2015
Acudo hasta Eslovaquia para la presentación europea del nuevo Honda Civic Type R, el Civic más radical fabricado hasta la fecha.
Un vehículo de estas características se debe de probar en un lugar adecuado, es por ello que nuestro Diablo acudirá al circuito de Slovakiaring para poder dar fe en directo de sus 310 CV y 400Nm de par. Este coche, según su ficha técnica logra una aceleración, desde parado hasta los 100km/h se logra en 5,7 segundos.

Pero y ¿por qué no antes de ir a la “chicha” que a todos nos interesa no echamos la vista hacia atrás y comenzamos por su historia? En 1992 llegó el primer Type R, el NSX. Más tarde, en 1997, llegó el primer Civic Type R de 185CV en Japón. Pero en España, la primera generación llegó en 2001, la segunda en 2007 y la tercera ahora en 2015.
Pasemos a hablar de mecánica. Se trata de un tracción delantera y mantiene 5 puertas al igual que sus recién lanzados “hermanos” Civic.
honda civic type r 2015 rueda
En detalle, el motor es un 2.0 VTEC Turbo de inyección directa que consigue su máxima potencia, de 310 CV a 6500 rpm, pudiéndose estirar hasta las 7000 rpm. Su par motor de 400Nm se alcanza a las 2500 rpm y se mantiene constante hasta las 4000 rpm. Su caja de cambios es de 6 velocidades a la que se le ha reducido su recorrido en el cambio de marchas hasta sólo los 40mm. Sus emisiones son de 170 gr/km y su consumo homologado, según la marca, es de 7,3 litros a los 100km.
honda civic type r 2015 difusor trasero
Hablando de aerodinámica todas las modificaciones exteriores tienen su explicación. Nada es estético. Destaca el alerón, el difusor trasero, el bajo plano y las entradas frontales de aire para refrigeración. Estas modificaciones permiten aumentar su velocidad máxima hasta los 270 km/h desde los 250 km/h de punta del Civic Sport.
Sobre los neumáticos y frenos. Monta gomas 235/35 con llantas de 19″. Imponentes. El equipo de frenos es Brembo en su eje delantero con discos ventilados y perforados de 350mm y pinzas de 4 pistones pero detrás es de 296 mm detrás siendo los discos mazizos y no firmados por brembo.
interior honda civic type r 2015
Su peso con el tanque lleno es de 1382 Kg y se sacará a la venta en septiembre 2015 por un PVP de 34.500€ y de 37.000€ para la versión GT (Navegador, difusor con tira en rojo, luces automáticas, 8 altavoces, climatizador dual…).
Os dejo con “El Diablo”, ser temerario, alocado y cabrón. Él firma esta prueba.

PRUEBA DEL DIABLO:
prueba-honda-civic-type-r-2015-trasera
Estimados seguidores, no me voy a cortar un pelo y os aviso de que he hecho cosas malas en esta prueba, lo se y se me ríen los cojones. Id apuntando:
La primera vez que me he subido en este nuevo Civic Type R sus asientos tipo backet me recogen. Son lo suficientemente anchos por lo que son cómodos y su dureza no es extrema por lo que perfectamente lo podría utilizar para ir a comprar o para chulear con mis amigotes a diario.
Arranco por botón, lo oigo rugir, pero tampoco en exceso. Se nota que has arrancado su enorme potencia, pero su silbido no me impresiona. Los he oído más roncos. Más gordos. Presiono mi botón, el botón del demonio: el botón “+R” que está en la parte izquierda y que pone el coche en su modo más radical (suspensiones, gestión del ESP y potencia…). Con dos huevos que para eso hemos venido ¿no?.
prueba-honda-civic-type-r-rueda
Meto primera y salgo de mi cueva de manera cauta (Aunque sea el diablo 310 CV no me dan miedo, pero sí respeto domo dicen todos los gallinas) para realizar una primera ruta de 2h por carretera, autovía y carreteras más o menos reviradas. Acelero ligeramente y noto cómo me empuja, cómo me engancha al asiento… ¡SATÁN!, son 310 CV. Me engancha, pero no sólo su potencia, sino la combinación de potencia, brusquedad al cambiar de marcha y engranar la nueva y el silbido del turbo ¡oohhh sí nena! Ese silbido del turbo descargándose cuando embragas para aumentar marcha, eso sí que me pone cachondo.
prueba-honda-civic-type-r-marcadores
Con cuidado me digo a mi mismo, que estamos en zona urbana pero mis adentros sólo parecen pedirme hundir el pedal y ver como tira. Dos acelerones en los primeros 500m (bueno, ya habrán sido 8…) son inevitables y me empiezan a hacer sonreír salgo por fin de la zona urbana para entrar en autovía. Cambio totalmente el chip, porque 310CV te permiten jugar en otra liga en cuanto a aceleración y por lo tanto en cuanto a adelantamientos. A los pocos km noto a un serie 3 que me sigue, bueno, un iluso me intenta seguir porque aun a pesar de no ser ningún piloto con este avión ni Dios podrá plantarme cara. Acelero y voy engranando marchas pisando a fondo. Los 160 kmh en un suspiro, los 174. ¡¡A dónde ostias voy!! Bajo pistón frenando ligeramente y en un segundo estoy en los 124km/h ¡¡¡Que maravilla!!!. El del BMW se me pone a la par y me levanta el dedo pulgar, le ha gustado. Le saco una risa de perro y levanto el mio. ¡Me gusta!. Poco más que jugar con aceleraciones a fondo, frenar para comprobar la potencia y dureza de los frenos puedo hacer en autovía. Me ayuda a hacerme con las suspensiones, el tacto de la dirección y a meterme en la cabeza qué coche llevo entre manos. Esta vez sí es un verdadero coche para un diablo.
prueba-honda-civic-type-r-2015-lateral
A mitad de ruta, cuando llevo 1h conduciendo llego a una pequeña zona de curvas de monte hacia arriba. Sé que hay que darle pastilla, no me planteo si está bien o está mal, quizás tú sí lo harías, pero yo le doy leña al mono y empiezo a comerme 4 curvas. La trayectoria es sumamente fácil de mantener, me da seguridad. Me anima a darle más caña porque aunque parezco ir a fuego el coche no hace ni el menor extraño. Y aquí si que gozo, frenando fuertemente antes de llegar a la curva, reduciendo marcha y acelerando, girando con brusquedad, acelerando aún más al salir… ¡Bien bien!. Sin duda una zona como esta es la mejor para probar el este coche, bueno, no lo es, lo mejor es el circuito al que iré por la tarde.
Poco antes de llegar a mi cueva de nuevo, me encuentro con un flipao y su Audi A3, parece que le gusta ir a todo lo que da el coche, le tengo que dejar las cosas claras, casi por un empuje interior, me lleva a quitármelo de mi culo y a alcanzar los 202km/h y más que daba!!! Relajo y le dejo pasar, él no estima su vida, yo soy imprescindible y tengo que seguir jodiendo.
LLEGO AL CIRCUITO:
prueba honda civic type r circuito diablo
Llega el momento, llegamos al circuito para dar un total de 5 vueltas, todos nosotros acompañados con un joven piloto con diversos triunfos en categorías de automovilismo. Me toca con uno de rally, bastante acojonado la verdad. Las primera vuelta al salir de boxes es de reconocimiento. Nunca había estado en este circuito y según nos han dicho en el pequeño briefing inicial es el segundo más largo de europa y uno de los más exigentes. En esta primera vuelta compruebo que hay largas rectas, zona de curvas muy cerradas y desniveles que te esconden totalmente lo que hay más allí (No es el infierno, pero ya me entiendes).
prueba-honda-civic-type-r-2015-circuito
En la segunda vuelta todavía no me han dejado conectar el botón +R, no me lo permite el copiloto que todos llevamos en el coche. Hasta yo, el mismísimo diablo está en “modo fácil”. Tenemos ayudas en el circuito: Dos conos nos indican la zona de freno y otros conos nos muestran el vértice ideal de la curva. “El juego” es pasar lo más cerca posible de los conos sin tocarlos. Empiezo a darle zapatilla, inevitablemente voy muy abierto en las curvas, me falta conocer más el circuito y además el copitolo limita mucho y me obliga a tomar las curvas muy lento. Demasiado control.
La aceleración y el paso por curva me permite ir mucho más rápido. En las frenadas en recto previas a curva, clavando freno, el coche transmite una pequeña inestabilidad de frenado brusco pero no zunglea es fácil dirigirlo y atacar la curva con decisión. Responde, es controlable, es digno de circuito. Cierto es que no permite el culeo fácil de un tracción trasera o de un tracción total, pero sí está calibrado para que aguante tandas de circuito sin despeinarse y seguir y seguir dándole cada vuelta un poco más rápido.
prueba-honda-civic-type-r-2015
En circuito todo me parece poco, me quedo con ganas de más, de tenerlo una mañana para mi sólo, pero me vuelvo a Madrid convencido de que aunque muy pocos de sus futuros propietarios lo metan en circuito el Civic Type R es capaz de hacernos gozar en él, incluso a mi mismo.
honda civic type r volante
Pd.- Para los llorones del consumo os diré que en el primer momento yendo con alegría en carretera, dándole caña, frenando, acelerando, reduciendo marcha… El consumo era de más de 20 litros (22,9) lo que me hace pensar que en circuito los 28 no se los quita nadie, pero también os diré que de continuo, usándolo normal, sin ser un abuelo y acelerando cuando quieras y tengas ganas el consumo medio es fácilmente mantenible en los 10,9 litros. Y si vamos por autovía relajados el consumo baja mucho, hasta los 8,9 litros a los 100km aprox. No es un coche gastón si lo utilizamos de manera moderada.
Me despido, sabiendo que he hecho cosas malas, pero nunca oiréis el perdón de mi parte. Corro donde quiero porque los coches son mi pasión. Si no te gusta lo que has leído no vuelvas, te estaré eternamente agradecido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *