Explicamos los daños de Jules Bianchi

jules bianchi

Tras el terrible accidente que sufrió Jules Bianchi el domingo pasado en el Gran Premio de Japón fue diagnosticado con una lesión axonal difusa (DAI).

DAI es una lesión cerebral grave que es un resultado relativamente frecuente de accidentes de alta velocidad.

Los axones son la parte larga de neuronas que se conectan con otras neuronas, en esencia lo que permite a la neurona que haga su trabajo de comunicarse con otras neuronas. Si un axón es dañado o destruido, la neurona ya no puede comunicarse y cualquiera de las funciones de las que fuera responsable se pierde.

Hay un máximo de 100.000 millones de neuronas en el cerebro humano, por lo que la pérdida de unas pocas neuronas, incluso un par de cientos, ya podría causar un daño notable al funcionamiento del individuo. Sin embargo, en el caso de DAI el número de neuronas destruidas puede ser mucho, mucho más alto, dando lugar a una serie de consecuencias de salud graves, incluyendo la muerte.

La lesión de Bianchi se produjo cuando su coche salió a toda velocidad de la pista y chocó contra la grúa. El resultado de esta rápida desaceleración aplastó su cerebro contra el cráneo, destruyendo así las neuronas.

El DAI a diferencia de otras lesiones cerebrales, no localiza el dao en un área específica. En muchas de las lesiones cerebrales el daño se limita a una región específica y por lo tanto sólo a la funcionalidad proporcionada por esta región. Es por ello por lo que las personas con lesiones cerebrales localizadas pueden perder la capacidad de oler, por ejemplo, pero aún así llevar una vida relativamente normal.

En un DAI, la funcionalidad a través del cerebro puede verse afectada más allá del punto en que el cerebro puede compensar. Esto se ve agravado por el hecho de que las neuronas en el cerebro no pueden, por regla general, repararse a sí mismas cuando está dañado. Esto normalmente significa que cualquier daño que se ha producido es permanente.

Debido al trauma neuronal masivo sufrido, la mayoría de las víctimas de la DAI nunca despiertan.

Dependiendo de las zonas afectadas, su cuerpo puede seguir funcionando. Alternativamente, si el daño es demasiado grave, el cuerpo puede no ser capaz de sostenerse a sí mismo, lo que lleva a la muerte.

Actualmente, el grado de lesión de Bianchi, y por lo tanto su pronóstico, no está claro.

Su familia puede, sin embargo, no desanimarse del todo, ya que Michael Schumacher, sufrió lesiones similares después de su accidente de esquí, pero pronto será capaz de llevar una “vida relativamente normal”, según ha informado The Mirror. Recordemos que Schumacher estuvo en coma durante seis meses.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *