Tony Fernandes, dueño de la escudería Caterham no puede aguantar sus gastos.

Tony Fernandes catherman

Por todos es sabido que un equipo de F1 es caro no sólo de comprar, sino también de mantener y Tony Fernandes lo tenía claro, pero no suponía que fuese tan caro como ha podido comprobar en sus propias carnes. El malayo lleva un tiempo intentando desacerse su equipo de Fórmula 1 y a día de hoy no ha tenido éxito.

La situación de Caterham viene a dar la razón a Ferrari y su presidente Luca Cordero de Montezemolo que en la última reunión con los mandamases de la F1 propuso los coches clientes o el tercer monoplaza por equipo como soluciones a los excesivos costes de la competición.

A través de su Twitter explicaba: “No entré en este deporte para ganar dinero, pero sí pensando que el presupuesto iba a tener un tope de cuarenta millones y nunca ha llegado ni cerca de eso. Si este año no funciona quizá otros puedan intentarlo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *