El nuevo Audi R8, en España desde 137.000 €

Audi R8 v10 plus

El Audi R8 se renueva para ser todavía más deportivo y atractivo.

Con sus 4,44 metros de longitud, 1,90 de anchura y sólo 1,25m de altura (1,24 en el Spyder), el nuevo Audi A8 está listo para marcar el camino, o mejor dicho, para que lo guíes en este camino.

La parrilla single-frame con las esquinas superiores biseladas están acabadas en color negro brillante, con inserciones cromadas horizontales de adorno en las versiones V10. El paragolpes también es nuevo, con tres barras transversales en cada entrada de aire.

Los faros LED, con una nueva tecnología, son ahora de serie en todas las versiones del Audi R8. Además, los faros integran luces estáticas de giro.

Las rejillas de ventilación próximas a la luneta posterior tienen una apariencia en aluminio en el R8 V10 Coupé (acabado en negro mate en el R8 V8 Coupé y el R8 V10 plus). Como opción, se ofrece iluminación mediante LED para el compartimento del motor.

En Audi los intermitentes tienen visualización dinámica y están situados en la parte inferior de los grupos ópticos. El gran difusor, realizado opcionalmente en CFRP (de serie en este material ultraligero para el R8 V10 plus) se reposiciona más alto. En todas las versiones mecánicas el sistema de escape termina en dos salidas redondas con molduras brillantes, pintadas en negro en el R8 V10 plus.

Audi ofrece para el R8 dos colores sólidos de carrocería -Blanco Ibis y Rojo Brillante-, cuatro acabados metalizados y cinco con efecto perla/cristal. Para el R8 V10 plus existe una acabado exclusivo en color mate. Los sideblades en el Coupé pueden ser de ocho colores diferentes, mientras que la capota de lona del R8 Spyder se ofrece en colores negro, rojo y marrón.

El peso en vacío del R8 V8 Coupé se queda en 1.560 kilogramos, mientras que la versión descapotable pesa 1.660 kilogramos. El R8 V10 plus, disponible únicamente en versión Coupé con un peso de 1.570 kilogramos. Para reducir el peso, además de eliminar material insonorizante esta versión incluye de serie bacquets ajustables con fibra de vidrio, frenos cerámicos y llantas de aleación.

El techo se abre y se cierra de forma automática con asistencia electrohidráulica en 19 segundos, operación que puede realizarse mientras se conduce, a velocidades de hasta 50 km/h.

El coeficiente aerodinámico es de 0.35 o de 0.36 dependiendo de la versión mecánica y de carrocería; la superficie frontal se queda en 1,99 metros cuadrados.

Los motores del Audi R8 se ensamblan a mano. Tanto el V8 de 4.163 cm3 como el V10 con sus 5.204 cm3, ambos atmosféricos, resultan cautivadores. La puesta en escena de la nueva caja de cambios S tronic de 7 velocidades permite reducir las emisiones de C02 hasta en 22 gramos por kilómetro, y rebajar en tres décimas de segundo la aceleración hasta 100 km/h saliendo desde parado. El cigüeñal está realizado en una aleación de aluminio y silicio. La lubricación por cárter seco permite posicionar los motores muy bajos; la bomba de aceite presenta un funcionamiento variable en función de la carga, para incrementar la eficiencia.

El sistema de inyección directa FSI permite utilizar una alta relación de compresión de 12,5:1. Las válvulas están controladas por cuatro árboles de levas ajustables. Para carga y regímenes de giro bajos, unos flaps o aletas en los conductos de entrada de aire permiten que el aire de admisión entre en el cilindro generando una corriente con forma de torbellino. El sistema de escape se ha diseñado para baja presión. Las dos salidas de escape contienen flaps, que se abren en caso de aceleración intensa, para producir un sonido más rotundo y deportivo.

El motor 4.2 V8 FSI produce 430 CV a 7.900 rpm, y alcanza un par motor de 430 Nm entre 4.500 y 6.000 rpm. Con este motor el R8 Coupé con cambio S tronic acelera desde cero hasta 100 km/h en 4,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 300 km/h (con transmisión manual: 4,6 segundos y 302 km/h). Para el R8 Spyder V8 los valores correspondientes son de 4,5 y 4,8 segundos respectivamente, y la velocidad máxima también alcanza los 300 km/h. El consumo medio del R8 V8 Coupé con cambio S tronic es de 12,4 litros de combustible cada 100 km.

El motor V10 ofrece un par motor de 530 Nm a 6.500 rpm, con una potencia de 525 CV a 8.000 rpm. Su cigüeñal está diseñado para alternar intervalos de encendido de 54 y 90 grados. Este diseño combina la máxima rigidez y bajo peso, mientras que al mismo es responsable del inconfundible sonido a competición del V10. El Audi R8 V10 Coupé con cambio S tronic acelera de cero a 100 km/h en 3,6 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 314 km/h. Con transmisión manual los valores son 3,9 segundos y 316 km/h. El R8 V10 Spyder con cambio S tronic completa la aceleración corta con salida parada en 3,8 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 311 km/h (con transmisión automática: 4,1 segundos y 313 km/h). El consumo medio del R8 V10 Coupé con cambio S tronic se sitúa en 13,1 l/100 km.

El nuevo tope de la gama Audi R8 es el R8 V10 plus. Con una potencia de 550 CV, genera un par máximo de 540 Nm a 6.500 rpm. Con el cambio S tronic, el Audi R8 V10 plus, disponible únicamente con carrocería Coupé, se catapulta de cero a 100 km/h en 3,5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 317 km/h, con un consumo medio de 12,9 l/100 km. Los registros para la versión con cambio manual son 3,8 segundos, 319 km/h y 14,9 l/100 km respectivamente.

Audi ofrece dos posibilidades de transmisión para el nuevo Audi R8. En la caja de cambios manual de 6 velocidades, de serie en el V8 y opcional en el V10, la palanca se desliza en las guías de una rejilla acabada en acero inoxidable. Poor su parte, el nuevo cambio S tronic de 7 velocidades, que es de serie en el V10 y opcional en los R8 con motor V8, ofrece un comportamiento más deportivo al tener los saltos entre marchas más cerrados. Las marchas pueden seleccionarse manualmente bien desde la palanca, bien mediante las levas situadas tras el volante, y también ofrece un modo de funcionamiento deportivo. Pulsando un botón, el sistema launch control de asistencia para arrancar desde parado con la máxima aceleración controla tanto el acelerador como el deslizamiento de los neumáticos.

La nueva caja de cambios S tronic de siete velocidades, con un diseño de tres ejes, presenta una longitud total inferior a los 60 centímetros. Dos embragues multidisco situados uno inmediatamente detrás del otro (una nueva característica de esta caja de cambios) se conectan a dos sub-transmisiones independientes. Los cambios de marcha se producen prácticamente sin interrupción alguna en la fuerza de tracción, en apenas unas centésimas de segundo, y de forma dinámica, suave y confortable, sin que apenas sean perceptibles.

El árbol de transmisión de fuerza sale de la caja de cambios S tronic de 7 velocidades y pasa a través del cárter del motor hacia el eje delantero, donde un acoplamiento viscoso distribuye el par motor entre las ruedas. En modo de funcionamiento normal, el acoplamiento viscoso dirige el alrededor del 15 por ciento del par al eje delantero; que puede recibir un 15 por ciento adicional si las ruedas traseras comienzan a patinar. En el eje trasero el R8 cuenta con un diferencial autoblocante mecánico. La distribución de pesos de 43:57 (eje delantero: eje trasero), con ligera diferencias entre las distintas versiones, armoniza con el concepto de motor central del Audi R8.

Las suspensiones son de paralelogramo deformable con brazos de aluminio forjado en ambos ejes. En el R8 V10 plus, los muelles y los amortiguadores reciben una calibración especial, así como la caída den el eje delantero. La suspensión adaptativa Audi magnetic ride es de serie en el R8 V10 y opcional para las variantes con motor V8; ofrece un modo de funcionamiento normal y un programa deportivo. La dirección asistida, con una relación directa, ofrece un tacto muy preciso.

El nuevo Audi R8 equipa neumáticos de grandes dimensiones. Las versiones con motor V8 llevan las ruedas estándar en medida 8,5 J x 18 en el eje delantero, y 10,5 J x 18 en el tren trasero, con neumáticos en formato 235/40 y 285/35 respectivamente. Para las versiones V10 se recurre a unas llantas de 19 pulgadas de diámetro, con 8,5 y 11 pulgadas de anchura delante y detrás respectivamente, y neumáticos en tamaño 235/35 y 195/30. Las ruedas opcionales tienen diseños especialmente atractivos, con acabados como el pulido en alto brillo y aspecto titanio (para el R8 V10 plus), o en negro brillante.

Los discos de freno de acero son perforados y ventilados internamente, y se unen al buje de aluminio mediante pernos. Con un diseño ondulado en su contorno exterior, se reduce el peso en torno a dos kilogramos comparados con discos de acero de las mismas dimensiones y contorno circular. Las pinzas de freno de aluminio son de ocho pistones en el eje delantero, y de cuatro pistones en el trasero. En combinación con las llantas opcionales de 19 pulgadas, Audi ofrece la posibilidad de montar discos de frenos de fibra de carbono (de serie en el R8 V10 plus). El programa de control de estabilidad electrónico ESC ofrece un modo de funcionamiento deportivo, y también puede desactivarse por completo.

El compartimento delantero para el equipaje tiene una capacidad de 100 litros, y el Coupé ofrece 90 litros más de capacidad de almacenamiento tras los asientos. La parte achatada del nuevo volante multifunción opcional acabado en piel incluye la nueva insignia R8, que también está presente en el selector de la palanca de cambios, en los umbrales de las puertas, en el cuadro de instrumentos y en la pantalla de inicio del monitor de a bordo.

Los asientos deportivos con ajuste eléctrico son de serie para todas las versiones. Dependiendo del modelo, la tapicería puede ser una combinación de Alcantara y cuero o napa fina; en el R8 Spyder, una pigmentación especial reduce de la luz solar directa. Audi también ofrece asientos opcionales deportivos tipo bacquet con prominentes secciones laterales para una mejor sujeción (de serie en el R8 V10 plus).

Muchos de los mandos de control, así como elementos decorativos, destacan con sus embellecedores cromados o acabados en pintura de color negro. Las agujas de los relojes de la instrumentación y las levas del cambio se han modificado ligeramente, y tanto la consola central como la palanca del freno de mano están forradas en cuero, adornado con finas costuras; en las versiones V10, la moldura que rodea el sistema de navegación system plus de serie también está forrada en este material.

Los asientos y el revestimiento de los paneles de las puertas se caracterizan por su acabado acolchado en napa fina de serie, con el diamante bordado; para el R8 Coupé también está disponible el acabado acolchado en Alcantara. Los clientes más individualistas pueden elegir entre diferentes colores para la piel de la tapicería, incrustaciones en Carbono Sigma (de serie en el R8 V10 plus) y acabado en negro piano. Asimismo, existe una amplia variedad de opciones de personalización mediante paquetes de diseño y estilo del programa Audi exclusive.

Tanto el R8 V10 como el R8 V10 plus incluyen de serie el sistema de navegación plus y el equipo de sonido Bang & Olufsen. La versión V10 incluye además las suspensión Audi magnetic ride. Otras opciones para las versiones con motor R8 incluyen desde el asistente de luz de carretera hasta un kit de maletas a medida para el maletero del modelo.

Elementos como la preinstalación para teléfono con micrófono incorporado en el cinturón (para las versiones Spyder) y control por voz, el sistema Audi parking System plus, el control electrónico de velocidad o la iluminación interior en tecnología LED forman parte del equipo de serie para todas las versiones.

El nuevo Audi R8 llegará a los concesionarios españoles durante el último trimestre del año 2012.

La nueva gama Audi R8 partirá de un precio aproximado de 137.000 euros.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *