Audi trabaja en la suspensión predictiva. Inclinará la carrocería hasta 5 grados.

suspension predictiva

Audi está trabajando en la suspensión predictiva, que con la ayuda de sensores intentará anticiparse a las condiciones de conducción más delicadas.

En un área de hasta 20 metros por delante del vehículo, la suspensión predictiva de Audi se preparará para localizar obstáculos, baches o juntas transversales.

Un algoritmo informático analiza la información de la carretera y configura la suspensión de manera adecuada al estado de la carretera.

Dentro de las posibilidades de este sistema Audi trabaja en la conducción sin fuerzas laterales, que al igual que hacen los esquiadores, se apoyan en la curva con el fin de contrarrestar las fuerzas laterales.

Las primeras pruebas, tomando un Audi A5 Coupé 3.0 TDI quattro con chasis activo, sistema de cámaras, sistema Audi Lane Assist (Asistente de cambio de carril Audi) y GPS permiten detectar el curso de la carretera para registrar con exactitud el radio de la curva y responder a las superficies inclinadas apoyando el coche en la curva con un ángulo de inclinación de la carrocería de hasta 5 grados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *