Audi Q5 2012

audi q5 2012

Audi presenta la versión 2012 del Q5 con cinco posibilidades mecánicas: tres motores TDI y dos TFSI. Todos ellos con turboalimentación y sistema start-stop.

El motor 2.0 TDI se ofrece en dos variantes. En su versión con una potencia de 143 CV y 320 Nm de par máximo, y combinado con el cambio manual y la tracción delantera, el consumo medio es de 5,3 l/100 km, lo que se corresponde con unas emisiones de CO2 de 139 g/km.

La versión más potente del cuatro cilindros, alcanza 177 CV y un par máximo de 380 Nm, con un consumo medio de apenas 6 l/100 km en su versión con cambio S tronic y tracción quattro. El V6 3.0 TDI, que se presenta en una nueva edición revisada, rinde 245 CV y 580 Nm de par, y está siempre asociado al cambio S tronic de siete velocidades y a la tracción quattro. Esta versión del Audi Q5 acelera de cero a 100 km/h en 6,5 segundos, y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h, con un consumo medio de sólo 6,4 l/100 km.

Los motores de gasolina del Audi Q5 2012 también cuentan con la tecnología más avanzada. El nuevo cuatro cilindros de dos litros recibe innovaciones en el sistema de control de las válvulas, en la gestión térmica, en la inyección, en el turbocompresor y en el escape, ahora con el colector integrado en la culata. Su potencia es de 225 CV, y alcanza un par máximo de 350 Nm, con un consumo medio de 7,6 l/100 km.

El V6 3.0 TFSI con sobrealimentación, que sustituye en la gama al motor de 3,2 litros atmosférico, ofrece incluso más potencia, con 272 CV (200 kW) y un par máximo de 400 Nm. Permite al Q5 acelerar de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos, con una velocidad máxima de 234 km/h, y el consumo medio en ciclo combinado se queda en apenas 8,5 l/100 km, lo que significa un ahorro de 0,8l/100 km respecto a su predecesor.

Para el motor de cuatro cilindros se monta de serie un cambio manual de seis velocidades. Como opción en el 2.0 TFSI, y de serie en el 3.0 TFSI, se ofrece el cambio tiptronic de ocho velocidades, mientras que la deportiva caja S tronic de siete marchas es de serie en el 3.0 TDI, y opcional en el 2.0 TDI más potente.

La tracción permanente a las cuatro ruedas quattro es de serie en todas las versiones del Audi Q5 salvo en el 20 TDI de 143 CV. En situaciones de conducción normal, el diferencial central distribuye la potencia del motor entre los ejes delantero y trasero en una proporción 60:40, pero este reparto es variable según las condiciones de adherencia. El sistema torque vectoring termina de mejorar el comportamiento dinámico con calibradas intervenciones en los frenos.

El Audi Q5 conserva el eje delantero de cinco brazos y la suspensión trasera de brazos trapezoidales, con modificaciones en la definición de los muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras para conseguir mayor refinamiento y confort de marcha. Con una relación más directa, el nuevo sistema de dirección asistida electromecánica permite al conductor un control superior de lo que sucede entre las ruedas y el asfalto. El sistema, que ajusta la asistencia a la velocidad del vehículo, no consume energía cuando se circula en línea recta, lo que permite reducciones de consumo de combustible de unos 0,2 l/100 km.

Equipa de serie llantas de aleación, en diferentes tamaños según la versión. Entre las opciones disponibles tanto por parte de Audi como de quattro GmbH, se ofrecen llantas de hasta 20 pulgadas, con neumáticos en medidas que llegan hasta los 255/45. También se ofrece la suspensión deportiva S line. El freno de estacionamiento electromecánico se puede complementar opcionalmente con el sistema Audi hold assist, mientras que el asistente que controla la velocidad para el descenso de pendientes pronunciadas es de serie. El programa de estabilización electrónica ESP adapta su funcionamiento a las características de la superficie por la que se circula.

Otro de los elementos destacados de la nueva gama Audi Q5 es el sistema Audi drive select, que permite al conductor variar la ley de funcionamiento del pedal del acelerador, los puntos de cambio de la transmisión automática, el grado de asistencia de la dirección y el funcionamiento del climatizador automático en base a cuatro programas, incluyendo un modo efficiency. Cuando se equipa el sistema de navegación de Audi, se añade un quinto modo, individual, programable por el usuario.

Además, el sistema Audi drive select puede integrar tres componentes opcionales, el control de crucero adaptativo, la amortiguación variable y la dirección dinámica, que modifica su desmultiplicación en función de la velocidad del vehículo mediante un sistema de accionamiento armónico. Cuando se llega al límite en conducción deportiva en curvas, compensa el subviraje o el sobreviraje al intervenir con ligeros pulsos en la dirección.

EL Audi Q5 también ofrece un magnífico rendimiento fuera del asfalto. Puede superar pendientes de hasta 31 grados, y ofrece unas favorables cotas, con un ángulo de entrada y salida de la carrocería de 25 grados, un ángulo ventral de 17 grados, y una altura libre al suelo de 20 centímetros.

Su diseño incorpora una línea de techo que imita a un coupé y con un portón trasero de diseño envolvente. Se ha modificado el diseño interior de los grupos ópticos; las luces diurnas LED en los faros xenón plus tienen ahora un diseño curvo que rodea los faros. Audi también ofrece el sistema de luces adaptativas con luz dinámica en curva y luz estática de giro.

Los paragolpes de nuevo diseño integran entradas de aire con acabado en color negro y alto brillo, y los faros antiniebla incorporan biseles cromados.

Cuando se montan los faros xenón plus, los grupos ópticos traseros también incluyen un nuevo diseño con bandas uniformes de diodos luminosos LED. También se han rediseñado el difusor y las salidas de escape, que son de dos tipos, en función del motor.

Hay una gama de 15 colores de carrocería para elegir, incluyendo cuatro nuevos.

El nuevo Audi Q5 mide 4,63 metros de largo, 1,90 metros de ancho y 1,65 metros de alto. Su coeficiente aerodinámico es de 0.33, y la superficie frontal de 2,65 metros cuadrados. El peso de la versión básica se sitúa en 1.755 kg.

En el interior del Audi Q5 mejora en ergonomía. El componente central del sistema multimedia, el MMI navigation plus, ahora atiene cuatro botones, y el dial de control del volumen cuenta con una función adicional. Se han mejorado otros controles como el de la calefacción de los asientos, el nuevo sistema de aire acondicionado de alta eficiencia, el mando del sistema Audi drive select y el volante multifunción.

El paquete S line ofrece un interior acabado en color negro, asientos deportivos y distintos elementos que realzan la elegancia del nuevo Audi Q5. Este paquete se completa con las llantas de 19 pulgadas equipadas con neumáticos en medida 235/55, la suspensión deportiva y el exclusivo color para la carrocería Gris Daytona con efecto perla. Los distintos paquetes de diseño, y el programa o la línea Audi exclusive amplían las posibilidades de personalización.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *