Lamborghini Aventador J, desde el salón de Ginebra 2012

lamborghini aventador J

Lamborghini presenta el súper deportivo cabrio más radical de toda su historia, el Lamborghini Aventador J.

Con su motor V12 de 6,5 litros rinde 700 CV. La ausencia de techo requiere que los conductores del Aventador J deban de tener un equipo adecuado para la conducción a velocidades superiores a 300 Km/h, al igual que pasa con los pilotos de motos.

La letra J se deriva de las normas deportivas del automovilismo mundial de la FIA. Su “Anexo J”, define la especificación técnica para carreras de coches en las distintas categorías.

La base técnica para el J es la del LP 700-4 Aventador, el nuevo Lamborghini de doce cilindros presentado en 2011 (El Lamborhini Aventador de Cristiano Ronaldo) . Sinembargo, en esta versión a cielo abierto, el monocasco tiene un diseño nuevo.

Su peso en vacío es de 1575 kilogramos gracias a su construcción de fibra de carbono. Prácticamente todas las partes del chasis exterior han sido rediseñadas para el Aventador J, sin embargo, sigue mostrando el espíritu de Lamborghini en su forma más concentrada. Las dimensiones son extremas: la longitud total es de 4.890 mm, el ancho (sin espejos) es de 2030 mm, mientras que la altura es de 1110 mm.

Los puntos más altos son el espejo retrovisor, que se alza sobre un brazo como un periscopio y las dos barras de seguridad detrás de los asientos. En lugar del parabrisas delantero clásico, hay dos pequeños deflectores de viento.

Exteriormente el negro de las piezas de fibra de carbono es evidente a simple vista en todo el coche y contrasta con el color rojo que ha sido especialmente desarrollado para este Aventador, un rojo muy intenso con un efecto cromado ligero.

Las ruedas, por supuesto, también se han desarrollado específicamente para este coche, con llantas de 20 pulgadas en la parte delantera y 21 pulgadas en la parte trasera. Fabricadas en aluminio con cinco radios las ruedas tienen un sistema de cierre central y un inserto de fibra de carbono adicional que funciona como un pequeño ventilador para una ventilación óptima del sistema de frenado.

Como era de esperar, las puertas de la J Aventador también se abren hacia arriba. La parte trasera existe exclusivamente para la aerodinámica y la ventilación. El alerón está sujeto por dos pilares unidos al difusor.

En comparación con el LP 700-4 Aventador, el exclusivo Aventador J tiene parachoques especial en el frontal y también en el traseros. Ambos parachoques se han complementado con aletas de fibra de carbono que actúan como desviadores de flujo para así lograr un aumento de la carga aerodinámica del vehículo.

El Aventador J no está equipado ni con un sistema de audio-navegación, ni con aire acondicionado, esto iría en detrimento de su razón de conducción extrema. Lo que queda son dos pantallas programables TFT detrás del volante.

Al final del Salón de Ginebra 2012, esta unidad, completamente única, se venderá a un afortunado que tendrá un vehículo complétamente único y listo para circular por la carretera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *