Audi winter driving experience 2012

audi winter driving experience 2012

Desde hace más de treinta años, Audi viene organizando cursos de conducción para clientes que quieren aprender cómo controlar las prestaciones de un coche deportivo de la forma más segura. Ahora, con la llegada de la temporada de invierno, Audi winter driving experience ofrece la posibilidad de llevar a cabo estas enseñanzas en lugares con superficies de hielo y nieve, para que clientes o aficionados a la marca de los cuatro aros puedan experimentar de esta forma sensaciones tan poco usuales como las que aportan estas condiciones extremas, siempre con la seguridad como premisa básica.

El próximo día 2 de enero de 2012 comenzarán los cursos de conducción en hielo y en nieve que cada año se imparten dentro del programa Audi winter driving experience. Estos cursos invernales, que tendrán lugar a lo largo de toda la temporada de nieve en la estación de Grandvalira (Andorra), pondrán a prueba las habilidades de los conductores y la eficacia de los distintos modelos que Audi utiliza para aprender en las superficies más delicadas y exigentes.

La faceta didáctica la Audi winter driving experience va siempre unida a un componente lúdico, que permite que todos los participantes disfruten al máximo a la vez que van perfeccionando su técnica al volante. Además, sobre firme deslizante podrán comprobar las ventajas del sistema de tracción quattro exclusivo de Audi, un avance que supuso grandes logros en el mundo de la competición y que, como cualquiera de las evoluciones tecnológicas de la marca, se incorporó poco después a los modelos de fabricación en serie.

Placer de conducir, seguridad y deportividad son las señas de identidad de la marca de los cuatro aros y, por ello, están presentes también en los cursos de conducción que Audi organiza. De hecho, Audi winter driving experience es el marco ideal para sacar el mejor partido de estos tres conceptos.

La conducción en constante derrapaje, pero siempre bajo control con la supervisión de expertos instructores, proporciona una satisfacción incomparable a los participantes, quienes a su vez pueden mejorar en muchos aspectos al volante de los que ni siquiera eran conscientes. Gracias a ese aprendizaje tan divertido como intuitivo, las personas que pasen por Audi winter driving experience disfrutarán de una mayor seguridad en carretera y serán capaces de reaccionar con mayor naturalidad ante circunstancias imprevistas. Además, los alumnos estarán más capacitados para aprovechar el potencial de su vehículo, tanto en materia de deportividad como en los aspectos clave de seguridad.

En los cursos de conducción invernales de Audi se enseña a mecanizar de forma adecuada las reacciones que tiene el coche en distintas circunstancias, y se hace un entrenamiento específico de los aspectos visuales. Asimismo, se presta especial hincapié en dos asuntos: la importancia de la anticipación ante situaciones comprometidas y la suavidad de movimientos, dos cualidades fundamentales que definen no sólo a un buen conductor, sino también a un piloto de primer nivel. Todos estos comportamientos adquieren especial relevancia cuando nos enfrentamos a terrenos tan delicados como el hielo o la nieve.

La gestión del paso por curva en lo que se denomina “power slide” (“deslizamiento con potencia”) requiere del participante un exquisito tacto de volante y el mayor control sobre el pedal del acelerador, además de un adecuado manejo de la técnica de balanceo-contrabalanceo, necesaria para afrontar las curvas del circuito con la mayor efectividad y aprovechando todas las aptitudes del sistema de tracción quattro.

Los cursos se realizan siempre con modelos de la gama Audi, dotados de las más avanzadas tecnologías de seguridad, entre ellas la tracción quattro o el sistema Audi drive select, que permite comprobar los cambios en el comportamiento de determinados órganos del vehículo en función del programa elegido.

Poco a poco, curva a curva, vuelta a vuelta, el participante se va encontrando cada vez más cómodo sobre superficies tan exigentes como la nieve y el hielo, para terminar la jornada sintiendo que es él quien domina al vehículo y la carretera, y no al contrario. La ventaja de poder probar en situaciones extremas con esa garantía de seguridad se traduce en que, al final de la jornada, todos los alumnos son conscientes de la evolución que han experimentado a lo largo de esas gratas horas de enseñanza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *