Porsche 911 T Coupé versión EEUU (1973): Un clásico restaurado espera nuevo propietario

911 T Coupe despues

Gracias al proyecto “Resucita la pasión”, un 911 T Coupé versión americana del año 1973 es una de las principales atracciones del Porsche Parade de este año, organizado por el Porsche Club of America (PCA). Como parte de esta semana festiva para todos los entusiastas de Porsche, que se celebra en Savannah, Georgia, del 31 de julio al 7 de agosto, ese clásico completamente restaurado será sorteado entre los miembros del PCA y entregado a su nuevo propietario.

El ganador se convertirá en orgulloso propietario de una pieza de colección de gran valor. Y es que el 911 T ha sido restaurado a imagen de lo que fue por los expertos de Porsche Classic en su ciudad de nacimiento, Stuttgart, donde fue producido originalmente para el mercado estadounidense. “Made in Germany” por segunda vez después de 38 años.

La idea del “Resucita la Pasión” nació durante la “Rennsport Reunion” en Daytona, en 2010. En el curso de una conversación, los representantes del PCA, del Porsche Club Service y de Porsche Classic tomaron la decisión de ofrecer un atractivo Porsche histórico en lugar de un nuevo vehículo para el tradicional sorteo anual del PCA. El coche adecuado se encontró cerca de Los Ángeles y fue presentado a los miembros del club en la Porsche Parade 2010, en St. Charles, Illinois, en unas deterioradas condiciones.

El 911 T Coupé versión EEUU surge en el último año de producción del llamado modelo F. Llevaba un motor bóxer de seis cilindros refrigerado por aire, con una cilindrada de 2.4 litros y una potencia de 140 caballos a 5.600 revoluciones por minuto. Su velocidad máxima es de 205 km/h. Este Porsche se caracterizaba por su estrecha carrocería y su acabado en la clásica combinación de colores plata metalizado (exterior) y negro (interior). Paul Gregor, del Porsche Club Service, decía: “La forma de la carrocería, la combinación de color y el año de producción hacen que este vehículo sea extremadamente popular entre los coleccionistas y le garantiza un buen valor residual”.

911 T Coupe antes

Sin embargo, había poco de esto antes de la restauración. Los especialistas en el taller de Porsche Classic recibieron un coche sin faros ni ventanas. La pintura había desaparecido de muchas partes e, incluso, algunas cosas “hechas en casa” no provenían del equipamiento original del coche. Además, había muchos defectos en el interior. Nada se conoce hoy de la historia de este automóvil y, el largo periodo que ha estado fuera de servicio, significa que ha sufrido claramente los estragos del tiempo. Hasta nidos de pájaros se han encontrado en la parte inferior.

El trabajo en el 911 T ha llevado justo un año, desde su desmontaje completo hasta la transformación final. Desde el primero hasta el último tornillo, no hubo una sola pieza que no pasara por las manos de los expertos de Porsche Classic para ser revisada, renovada o reemplazada. Para los trabajos en la carrocería los mecánicos usaron también piezas originales o reproducidas sobre la base de la documentación del coche. En contraste con ello, se emplearon los últimos métodos para el tratamiento de la carrocería y su protección contra la corrosión.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *