Prueba Ford C-Max 2010

Dentro del segmento de los monovolúmenes analizamos hoy el renovado Ford C-Max, un vehículo muy cómodo de conducir, con una buena calidad en interiores y una habitabilidad interior elevada.

Su línea exterior mantiene los rasgos característicos de la marca del óvalo en su frontal y la extiende hasta la parte trasera, intentando estilizar lo máximo posible el conjunto de su carrocería.

Equipado con una mecánica gasolina 1.6 de 150 CV junto con un cambio manual de 6 velocidades el C-Max nos ofrecerá un consumo realmente ajustado y lo que seguramente sea más interesante: comodidad en conducción.

Para ver la prueba completa puedes pinchar sobre la foto: Prueba Ford C-Max 1.6 EcoBoost 150 CV

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *