Wind Up: ¿Coche o juguete?

El Wind Up es posiblemente el “coche” más pequeño del mundo. Tan solo mide 1,27 metros de largo, 99 centímetros de alto y 66 de ancho.

Su creador, Perry Watkins, lo construyó a partir de un coche de juguete para niños comprado en eBay, concretamente, uno de los que solemos encontrarnos en las puertas de las tiendas y que funcionan con una moneda. Después, lo montó sobre el chasis de un quad y le puso un diminuto motor capaz de recorrer 25km utilizando un solo litro de gasolina.

Su velocidad punta es de unos 65 km/h. ¿Os imaginais conduciendo semejante artilugio? Pues está homologado para circular por la calle.

This text will be replaced

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *