Nasser Al-Attiyah: “Es el día más hermoso de mi carrera deportiva”

Siete años después de su primera participación, Nasser Al Attiyah consigue el título. Llega a Buenos Aires dejando su nombre escrito en la Arena del Dakar 2011.

Su historia comenzó mucho antes, pero tras su abandono en 2009, el Quatarí recibió la llamada de Kris Nissen. Le quería en sus filas, listo para luchar junto a dos de los más grandes, el Español Carlos Sainz y Giniel De Villiers, en el equipo de Volkswagen.

Al volante del Race Touareg, Al Attiyah se coloca muy rápido al nivel de Sainz, durante el Dakar 2010, vemos un piloto maduro que se enfrenta a Sainz. Se le escapa la victoria por tan solo 2’16 en el Dakar más ajustado de la historia.

En esta edición, El Príncipe, como le llaman en Argentina, comienza a mostrar su dominio cuando Sainz sufre más de lo esperado en las dunas. Errores de navegación, pinchazos, rotura de suspensión delantera… Un coctel con el que es imposible ganar el Dakar.

Por la contra Al-Attiyah no comete ningún fallo grave y su Touareg le respeta en las averías.

Con este coctel, Buenos Aires le esperaba: “Es el día más hermoso de mi carrera deportiva. A partir de mañana, todo el mundo sabrá colocar Qatar en el mapa”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *