[ENTREVISTA] Albert Bosch : “El Dakar, aunque haya perdido parte de su épica y su aventura inicial, continúa siendo extremadamente duro”

Preséntate en pocas palabras:

Me defino más como un multiaventurero que como un puro piloto. He evolucionado hacia los deportes extremos en el más ámplio sentido: Dakar, Alpinismo, Ultramaratones, Raids de Aventura, etc… pero mi orígen es del mundo del motor: Trial, Velocidad en moto en circuitos, Enduro, Raids en España, en África… Hasta el Dakar. Me encanta competir, me encanta la dureza, y me encanta la parte de aventura de estas pruebas como el Dakar.

El motor y la aventura es tu afición pero a qué te dedicas realmente

“Dedicarme realmente” es una expresión muy ámplia. Si lo que os referís es a como me gano la vida, diré que gestiono proyectos de inversión, tanto formando parte de empresas pequeñas con altos crecimientos, como promoviendo oportunidades en energía y medio ambiente. Pero “realmente” mi vida es absolutamente dual. El mundo del motor y la aventura forman parte de mí desde hace más de 25 años, y aunque no soy un puro profesional, tengo una estructura y una dedicación casi profesional para poder gestionar y autofinanciar todos mis proyectos.

¿Qué esperas de tu participación en el Dakar 2011?

Vivir una aventura auténtica… parecida a lo que eran los orígenes de esta mítica prueba. Soy un enamorado del Dakar, pero a la vez un nostálgico de la magia y la aventura de lo que era este evento hace más de una década. Ahora continúa siendo una gran prueba y una carrera muy dura, pero ha perdido parte de su espíritu de aventura. Siendo el primer
español en participar en un Buggy de dos ruedas motrices y sin copiloto, espero disfrutar la esencia de la aventura en 360º… Evidentemente intentaré correr lo más rápido que pueda, porqué soy un quemado de la velocidad, pero la clasificación en este caso es un aspecto secundario para mí.

¿Es realmente el Dakar la prueba de coches más dura del mundo? ¿Más físicamente o mecánicamente?

Lo certifico absolutamente. El Dakar, aunque haya perdido parte de su épica y su aventura inicial, continúa siendo extremadamente dura. Quizás hay pruebas más duras de uno o dos días de duración, pero un evento tan extremo y tan largo no tiene igual en el mundo. En moto es más duro físicamente que mecánicamente. En coche es más duro mecánicamente y a nivel mental. Las largas etapas, el fuera de pista y la dureza del terreno en general, hacen muy complicado el reto de terminar cada etapa, aunque para conducir un coche no haga falta ser un atleta.

¿Es imposible plantearse luchar por el título sin un apoyo económico a muy grande o el de una marca directamente?

En motos este año el título estará muy igualado por la nueva normativa. Sin embargo, en automóviles cualquier posición por encima de los cinco primeros requiere de tener una infraestructura gigante, lo que supone un presupuesto enorme. Aunque es una prueba llena de incertidumbres, es imposible la sorpresa de una victoria final de un equipo modesto.

¿El Dakar es una prueba que engancha?

Absolutamente. Y os lo dice alguien que intenta desengancharse de esta adicción, pero no lo consigue nunca. Hice cuatro Dakars seguidos (2 en moto en 1998 y 1999, y 2 en coche en 2000 y 2001), y ya no quería gastar más tanta energía para volver a la misma carrera. Pero no pude resistirme a volver a luchar por estar en la línea de salida en 2005, 2006 y 2007. Luego me dediqué a otras aventuras otros 3 años (Escalar las cumbres más altas de cada continente), y ahora que he tenido ocasión de volver al Dakar, no me lo he pensado ni un segundo. Esta carrera es realmente mágica en muchos más sentidos que los que puede aportar la pura velocidad y la competición. Es una experiencia integral que es imposible vivir en otros eventos de motor. La prueba de ello es que a pesar de los elevadísimos costes que supone, hay pilotos muy fieles y que han repetido muchísimas veces en esta prueba. Yo ya llevo 8 Dakares, y siempre pienso que será el último, pero en realidad, no me veo capaz de renunciar del todo a poder volver a esta aventura siempre que tenga la más mínima ocasión.

¿Por qué un buggy?

Porqué me encantan los retos. A pesar de que soy un piloto que ha competido en múltiples disciplinas de motor desde hace más de dos décadas, lo que realmente me apasiona es la aventura, la superación de retos inciertos y complejos, aprender de experiencias al límite. Por ello me motiva muchísimo mi proyecto en este Dakar, que supone estar totalmente solo en la carrera, con un vehículo bajito, con ruedas pequeñas, con tracción trasera y sin copiloto. Encuentro mucho más auténtico afrontar esta aventura, que pilotar un coche mucho más potente, rápido y seguro. Esto ya lo he hecho muchas veces, y soy consciente que tampoco tengo el talento para ganar. Por lo tanto, veo más interesante buscar nuevas dimensiones en una prueba que adoro, más que hacer siempre lo mismo que ya he hecho en otras ocasiones. Este Buggy es un vehículo complicado para el fuera de pista, el fesh-fesh y las dunas, pero es divertidísimo en pistas. Espero poder correr también la Baja Aragón con él en el mes de Julio.

Una forma distinta de comenzar el 2011. ¿Mejor que cualquier otra?

Seguro que es una gran forma de empezar el 2011. Para mi este año ha sido excelente a nivel deportivo, pues he conseguido hacer cumbre en el Everest, y culminar mi proyecto de las “7 Cumbres”, de escalar las cimas más altas de cada continente. Por ello poder volver a competir en la prueba de motor/aventura más emblemática que existe, y disfrutar así tanto del pilotaje, como de la navegación y los paisajes espectaculares de Argentina y Chile, a la vez que dejar descansar un poco las piernas después del tute extremo que les doy, es una ocasión genial para iniciar este nuevo año. Pero no puedo decir que sea esta una forma mejor que cualquier otra. Por suerte hay muchísimos proyectos interesantes y mucho más al alcance de todo el mundo, para comenzar el año. Sea como sea, esta forma, al igual que cualquier otra que suponga llevar un sueño a la realidad, es una manera espectacular de empezar cualquier año.

2 Replies to “[ENTREVISTA] Albert Bosch : “El Dakar, aunque haya perdido parte de su épica y su aventura inicial, continúa siendo extremadamente duro””

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *