25 años de tracción total de BMW

Hace ya 25 años desde el lanzamiento al mercado del primer modelo de BMW con sistema de tracción en las cuatro ruedas.

Hoy, esta característica equipa al 25% de los modelos de la marca alemana que se venden en el mundo.

BMW ofrece actualmente 45 modelos con xDrive, el sistema que permite distribuir de manera variable el momento de impulsión entre las ruedas delanteras y las ruedas traseras.

Esta es su historia:

En el año 1985 se estrenó un BMW Serie 3 con tracción total, para ampliar la gama de modelos y ofrecer una alternativa frente a la tracción trasera. Cuando se lanzó al mercado el sistema de tracción total se ofreció únicamente en combinación con el motor de gasolina de seis cilindros en línea de 2.500 cc y 171 CV.

La tracción total permanente que se presentó en el BMW 325iX del año 1985 distribuía la fuerza de impulsión en una relación fija de 37: 63 por ciento entre el eje delantero y el eje trasero. El BMW 325iX también se ofreció en versión familiar Touring a partir del año 1988.

Tres años después le siguió el estreno de la tracción total en modelos de la Serie 5 de BMW, partiendo de la relación de distribución de 36 : 64 en funcionamiento normal, podían variar dicha relación entre las ruedas delanteras y traseras según necesidad. El sistema de tracción total del BMW 525iX con motor de gasolina de seis cilindros en línea y 192 CV que se ofreció en versión berlina y familiar.

Cuando BMW creó el segmento de los SAV (Sports Activity Vehicle), surgieron perspectivas completamente nuevas para el sistema de tracción total de la marca. Cuando apareció el primer vehículo de este tipo en 1999, el BMW X5 repartía la relación de 38 : 62 por ciento entre las ruedas del eje delantero y las del eje posterior.

Poco después, en el año 2000, el sistema de tracción total se ofreció nuevamente en modelos de la serie 3 de BMW, esta vez en combinación con dos motores de gasolina y un motor diésel.

En el año 2004 creó el BMW X3. El nuevo sistema de tracción total xDrive, que se estrenó en el BMW X3 y que al mismo tiempo empezó a utilizarse en el BMW X5, resultó ser la solución óptima para una distribución variable de la fuerza, según lo exigieran las circunstancias de la conducción. El xDrive es capaz de detectar precozmente cualquier tendencia que tenga el coche de sobrevirar o subvirar, actuando en contra de esta tendencia modificando la distribución del momento de impulsión.

En el año 2005 se presentaron variantes de modelos con tracción total correspondientes a la quinta generación de la Serie 3 de BMW, así como también de la quinta generación de la Serie 5 de BMW, lanzada al mercado poco antes.

Del BMW X3 de la primera generación se lograron vender más de 600.000 unidades, hasta que fue sustituido en el año 2010. Poco antes, el BMW X5 logró superar la marca del millón de unidades vendidas, del que se estaba produciendo el modelo de segunda generación que apareció en el mercado en el año 2006.

En el año 2008 se lanzó al mercado el BMW X6, el primer y todavía único Sports Activity Coupé del mundo.

El BMW X1 apareció en el año 2009.

También hay tres variantes de la serie 7 que cuentan con el sistema: BMW 750i xDrive, BMW 750Li xDrive y BMW 740d xDrive.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *