Saab 9-4X.

Saab entra en el segmento de los Crossover de tamaño medio con el nuevo Saab 9-4X, que hará su estreno mundial en el próximo Salón del Automóvil de Los Angeles.

Interior y exteriormente, muestra claramente la identidad de Saab con un diseño limpio y despejado, su parabrisas envolvente, su especial iluminación, el habitáculo orientado al conductor y su gran capacidad de carga.

Bajo el capó, se encuentra una gama de motores V6. El motor de 265 CV, 3.0 litros para el modelo base cuenta con inyección directa y distribución variable, mientras que el 300 CV 2.8 litros cambia la inyección directa por un turbocompresor de doble entrada y es exclusivo de las variantes Aero.

Ambos motores están acoplados a transmisiones automáticas de seis velocidades con control electrónico adaptativo.

El 9-4X se pondrá a la venta en Estados Unidos en mayo del próximo año, y las ventas en Europa y otros mercados globales comenzarán a partir de agosto. Los precios se darán a conocer poco antes de iniciar su comercialización.

En la parte trasera, la iluminación aplica un concepto introducido en el nuevo 9-5 sedan, una barra iluminada por un tubo LED se prolonga por la trasera. Las salidas de escape romboidal también están perfectamente integradas en la moldura inferior del parachoques.

Las llantas de aleación de 18 pulgadas, son de serie, mientras que los modelos Aero se distinguen visualmente por llantas de aleación de 20 pulgadas “turbina”de nueve radios y rejilla frontal en negro.

En el 9-4X la consola se presenta en acabado de madera o fibra de carbono para el Aero.

Los grandes asientos incluyen de serie un ajuste eléctrico de 8 posiciones para el conductor y un ajuste eléctrico de los pedales como opción. Los pasajeros traseros disfrutan de un alojamiento amplio que no se ve penalizado por la presencia de una tercera fila de asientos.

La oferta de dispositivos de información y entretenimiento ofrece dos opciones de audio: una con siete altavoces y otra tope de gama con diez altavoces Bose con sonido envolvente 5.1. El sistema de navegación con pantalla táctil de 8 pulgadas incluye una vista de mapas “ojo de pajaro” y 10 Gb de almacenamiento. La comunicación en marcha se apoya en un sistema de teléfono integrado Bluetooth.

En la parte trasera, los pasajeros pueden disfrutar de su propia climatización y oferta de entretenimiento a través de una unidad especial en la parte posterior de la consola central y dos pantallas de 8 pulgadas que se cierran como las de un ordenador portatil situadas en la parte trasera de los asientos delanteros. Los pasajeros pueden elegir una fuente de audio alternativa a la de la parte delantera, ver un DVD o disfrutar de un reproductor independiente, como una consola de juegos o una cámara digital, conectada a través del puerto de entrada AUX.

Para mayor comodidad, el portón trasero se puede accionar a través de un control remoto, que controla el sistema el hidráulico que puede ser abierto totalmente o programado para una posición más baja en lugares con altura limitada como un garaje.

Las tecnologías avanzadas de conducción incluyen el Saab XWD y el (eLSD) un control electrónico autoblocante del diferencial trasero que puede transferir hasta un 50% del par entre las ruedas traseras para conseguir mayor adherencia.

En la especificación Aero, conductor y coche trabajan más en equipo gracias al Saab DriveSense. Este sistema controla la amortiguación en tiempo real realizando ajustes de forma constante que ayudan a que el vehículo se adapte a la forma en que es conducido y a las condiciones de la carretera. Además de los reglajes inteligentes, instalados por defecto, el conductor también puede seleccionar los modos “Confort” y “Sport”. El modo “Eco”, activado por un botón separado, modifica la respuesta al pedal del acelerador y el escalado del cambio para conseguir la mayor economía de combustible.

La gama de motores del 9-4X se compone de dos propulsores V6 y 24 válvulas de aluminio con transmisión automática de seis velocidades.

El motor atmosférico 3.0 de 265 CV está destinado a la versión base y cuenta con inyección directa de combustible. Impulsa el 9-4X de 0 a 100 Km/h en sólo 9.0 segundos.

Disponible sólo para la versión Aero, el motor 2.8 turbo de 300 CV ofrece un espectacular par motor de 400 Nm entre 2.000 y 5.000 rpm. Acelera de 0 a 100 Km./h en 8.3 segundos.

3 Replies to “Saab 9-4X.”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *