El deportista más rico de la historia conducía un coche rojo con 4 caballos

Ni marcaba goles que valían mundiales de fútbol, ni pilotaba F1, el deportista que más dinero ganó durante su trayectoria fue un auriga (conductor de cuadrigas romanas) que en la época clásica obtuvo unas ganancias equivalentes a 15.000 millones de dólares actuales (11.600 millones de euros).

El año pasado la revista Forbes publicaba que el deportista más adinerado era el golfista estadounidense Tiger Woods, que ya había alcanzado la barrera de los 1.000 millones de dólares. Sin embargo, un profesor de la Universidad de Pennsylvania, Peter Struck, ha publicado esta semana una investigación en la que determina que el deportista que más fortuna amasó durante su vida fue el conductor de cuádrigas Gaius Appuleius Diocles.

Este auriga nació en Lusitania, una zona que en el Imperio Romano correspondía al actual Portugal y el sudeste de España, en el año 104 y a los 18 años se convirtió en deportista profesional. Este lusitano logró ganar 35.863.120 sestercios, lo que equivaldría hoy en día a unos casi 15.000 millones de dólares.

Este era suficiente dinero como para abastecer de cereales a toda Roma durante un año.

Las carreras de cuadrigas tenían una organización similar a la Fórmula Uno, los equipos se dividían en grupos que representaban a colores: blanco, verde, rojo, azul, púrpura y dorado.

Diocles falleció a la edad de 42 años. En su lápida, instalada en el Circo de Nerón, en el actual Vaticano, quedaron detalladas las estadísticas de su carrera. De las casi 1.500 carreras que ganó, 815 veces fueron liderando la carrera desde el principio, en 67 ocasiones en las últimas vueltas y en 36 justo en la recta final.

One Reply to “El deportista más rico de la historia conducía un coche rojo con 4 caballos”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *