Audi Q7 2010

Audi ha reestructurado la oferta de motores del Q7, que son ahora más potentes y eficientes.

Los dos motores de gasolina, dos V6 de diferente potencia, son nuevos, al igual que el V6 TDI de segunda generación. Un poderoso V8 Diesel completa la oferta.

Todos los motores del Q7 combinan las tecnologías de la sobrealimentación y la inyección directa; un eficiente sistema de recuperación, que recupera energía en las fases de deceleración, se incluye también de serie en combinación con todos los motores de seis cilindros y con el V8.

El nuevo motor de gasolina, el 3.0 TFSI, es todo un ejemplo del éxito de la estrategia del downsizing: la sustitución de cilindrada por sobrealimentación. El V6 con compresor está disponible en dos versiones diferentes. En su versión inicial rinde 272 CV de potencia y 400 Nm de par motor, disponibles en un amplio margen de revoluciones que va de las 2.250 a las 4.750 rpm. Con este motor, el Q7 acelera hasta los 100 km/h, con salida parada, en 7,9 segundos, y alcanza una velocidad punta de 222 km/h (con suspensión neumática).

La versión que sigue en potencia del 3.0 TFSI rinde 333 CV y un par motor de 440 Nm disponible entre las 2.900 y las 5.300 rpm. La aceleración estándar la resuelve en 6,9 segundos, mientras que la fuerza de propulsión se mantiene hasta los 243 km/h (con adaptive air suspension: 245 km/h). Con un consumo de 10,7 litros de combustible por cada 100 km, una reducción de entre un 12 y un 16% respecto a las versiones anteriores.

El 3.0 TDI de segunda generación, de nuevo desarrollo, apenas tiene nada en común con su predecesor, con excepción de la potencia. Rinde 240 CV y 550 Nm de par motor, disponible de forma constante entre las 1.750 y las 2.500 rpm. El V6 Diesel acelera al Q7 hasta los 100 km/h, con salida parada, en 7,9 segundos, y le permite alcanzar una velocidad punta de 215 km/ h (con adaptive air suspension: 218 km/h). Su consumo es de 7,4 litros a los 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 195 g/km. La reducción asciende a 1,7 litros a los 100 km, es decir, a un 19%. El nuevo sistema Start-Stop del Q7 apaga el motor cuando el vehículo está parado.

Audi ofrece también una segunda versión del V6 TDI, el 3.0 TDI clean diesel que rinde también 240 CV de potencia; entre las 2.000 y las 2.250 rpm genera 550 Nm de par motor. Con él, el Q7 acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos y alcanza una velocidad punta de 215 km/h (con suspensión neumática 218 km/h). El consumo medio es de 8,4 litros de combustible a los 100 km.

El consumo del 4.2 TDI también ha disminuido de 9,9 a 9,2 litros a los 100 km. Al mismo tiempo, el V8 Diesel, que sigue rindiendo 340 CV de potencia, ha incrementado su par motor, y genera ahora 800 Nm entre las 1.750 y 2.750 rpm. Acelera en 6,4 segundos de 0 a 100 km/h, y la aceleración no cesa hasta alcanzar los 242 km/h.

EL Audi Q7 V12 TDI quattro es el SUV Diesel más potente del mundo. Su doce cilindros, con una cilindrada de seis litros, rinde 500 CV de potencia; entre las 1.750 y las 3.250 rpm envía 1.000 Nm de par motor al tiptronic de seis relaciones. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y una velocidad punta limitada electrónicamente a 250 km/h, todo ello con un consumo medio de 11,3 litros de combustible a los 100 km.

Audi ofrece todas las motorizaciones de seis cilindros, así como la de ocho cilindros, con un nuevo cambio automático, el tiptronic de ocho relaciones, que reduce el consumo de combustible alrededor de un 5%.

El conductor puede optar entre los programas D y S o gestionar los cambios él mismo de forma manual a través de la palanca de selección o de las levas de cambio situadas en el volante.

Audi ofrece opcionalmente la suspensión neumática adaptativa; esta suspensión neumática con regulación electrónica de la amortiguación varía la altura libre sobre el suelo en función de la situación (de serie en el Q7 4.2 TDI y en el Q7 V12 TDI).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *