Audi RS5.

El Audi RS 5 se estrenará en el Salón del Automóvil de Ginebra. El motor V8 de altas revoluciones con 4.2 litros de cilindrada y 450 CV de potencia ofrece abundantes prestaciones con una economía de combustible notable. La caja de cambios S tronic de siete velocidades y un innovador diferencial central en el sistema de transmisión quattro transmite la potencia a las cuatro ruedas.

El motor V8 de altas revoluciones, con un rendimiento relativamente cercano al V10 que incorpora el súper deportivo R8, tiene una cilindrada de 4.163 cc. Como ocurre desde no hace mucho tiempo con todos los motores de gasolina Audi, éste también utiliza un sistema de inyección directa de combustible conocido con la abreviatura FSI.

Cuatro árboles de levas de ajuste variable facilitan la mezcla adecuada en cada momento. El 4.2 FSI empuja con fuerza desde regímenes de giro bajos y se sitúa en estado óptimo cuando el cuentarrevoluciones llega a lo más alto, casi igual que en un motor de competición. Este propulsor desarrolla 450 CV a 8.250 rpm y transmite su par máximo de 430 Nm entre las 4.000 y las 6.000 vueltas.

El 4.2 FSI logra que este coupé de 1.725 kg de peso acelere de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos y alcance una velocidad limitada electrónicamente a 250 km/h. Pudiendo aumentar esta cifra hasta los 280 km/h bajo pedido expreso del cliente.

El potentísimo motor de ocho cilindros consume una media de 10,8 l de combustible por cada 100 km recorridos.

La caja dispone de dos embragues y dos ejes de transmisión; ambos permanecen continuamente activos, pero sólo uno de ellos está engranado al motor.

Esta transmisión S tronic de siete velocidades, especialmente reforzada para adaptarse al motor V8 de altas revoluciones, puede operar de dos maneras distintas: de forma completamente automática; o bien a través de las levas ubicadas en la columna de dirección del vehículo. A la vez, con el Audi drive select que incorpora este coche de serie, el conductor puede elegir entre tres alternativas diferentes de funcionamiento en el modo automático: auto, comfort y dynamic. En el programa launch control la caja de cambios S tronic de siete velocidades garantiza una aceleración impecable con la máxima potencia y el mínimo deslizamiento de los neumáticos.

Como en todos los modelos, el RS 5 también transmite su potencia a la carretera a través de un sistema de tracción total permanente quattro.

El diferencial ofrece una gama más amplia de variación a la hora de distribuir el par entre los ejes delantero y trasero. En caso necesario, puede transmitir hasta el 70% del par delante y hasta el 85% detrás. La distribución 40:60 con la que el coche está configurado para un funcionamiento estándar asegura un tacto de conducción deportivo.

Este nuevo diferencial trabaja en conjunto con el electronic torque vectoring que afecta a las cuatro ruedas. Si una de las ruedas interiores pierde tracción en una curva cuando el vehículo está alcanzando sus límites, el sistema decelera suavemente para evitar el deslizamiento.

Por lo que respecta a los muelles, amortiguadores, elementos elásticos y barras estabilizadoras, el chasis del RS 5 cuenta con una configuración deportiva y la distancia al suelo de la carrocería se reduce en 20 mm con respecto al Audi A5. El equipamiento de serie del RS 5 dispone de llantas de aleación de 19 pulgadas con neumáticos 265/35. Estas llantas están diseñadas con una exclusiva estructura de cinco radios. Opcionalmente se pueden pedir llantas de 20 pulgadas con neumáticos 275/30.

El sistema de frenos cuenta con potentes discos internamente ventilados que miden 365 mm de diámetro en el eje delantero con llamativas pinzas de freno negras con el logotipo RS están realizadas también en aluminio. Las delanteras tienen ocho pistones cada una. En Audi está disponible la opción de incorporar discos de freno de carbonocerámicos en el eje delantero con 380 mm de diámetro. Éstos son extremadamente ligeros, fuertes y resistentes. El programa electrónico de estabilidad (ESP) lleva integrado un modo deportivo y puede ser desconectado por completo.

La dirección servotronic de dureza variable en función de la velocidad está especialmente calibrada en el RS 5. El Audi drive select que se ofrece de serie (un sistema de control de la dinámica del vehículo) permite al conductor seleccionar tres modos de operación diferentes: comfort, auto y dynamic, con los que se ajusta la dirección, la caja de cambios S tronic de siete velocidades, el diferencial deportivo, el motor y el sistema de escape. Y si el coche está equipado con el MMI navegación, un cuarto modo permite al conductor personalizar su propio perfil combinando a su gusto los distintos parámetros.

Junto con el diferencial deportivo, la dirección dinámica es otro componente opcional del Audi drive select.

Los faros de Xenón Plus son de serie y llevan una tira de luces de LED para iluminación diurna. Las sobredimensionadas tomas de aire para el motor, los frenos delanteros y los radiadores destacan por el contraste de su contorno, y los paragolpes de nuevo diseño terminan en un apéndice en la parte inferior (Splinter).

La parte trasera está dominada por dos tubos de escape ovales integrados en el paragolpes. Un difusor de gran tamaño sobresale hacia arriba. El spoiler integrado en la tapa del maletero asciende automáticamente a partir de los 120 km/h y se vuelve a recoger a los 80 km/h.

La protección para los bajos del vehículo se ha prolongado en el RS 5 e incorpora tomas de ventilación para la caja de cambios S tronic de siete velocidades y para los frenos delanteros. A un ritmo de crucero elevado, las características aerodinámicas del RS 5 generan una presión vertical descendente para mejorar la estabilidad del coche.

Los asientos deportivos, con una marcada sección lateral para adaptarse perfectamente al cuerpo, son de serie y llevan integrados los reposacabezas. Tienen ajustes eléctricos y están tapizados con una combinación de cuero y Alcántara. Como alternativa, se ofrecen unos asientos tipo baquet con mayor sujección lateral y respaldo abatible u otros de máximo confort, lujosamente tapizados y con climatización.

El volante está cubierto de cuero perforado. La instrumentación lleva las esferas negras y las letras en blanco, con una escala distintiva. Cuando se conecta el encendido, las agujas rojas recorren rápidamente la esfera y vuelven a su posición inical. El sistema de información para el conductor incorpora un cronómetro para grabar los tiempos en un circuito y un indicador de temperatura de aceite. En el monitor del MMI navegación opcional se proyectan las siglas RS a modo de saludo cuando se conecta el encendido.

En cuanto al interior, éste es negro con inserciones decorativas en fibra de carbono. Un letrero sobre el cuadro de instrumentos destaca sobre su acabado piano. Los pedales, el reposapiés y los botones de control del sistema de navegación MMI opcional brillan gracias a su aspecto de aluminio. Además, los tiradores de las puertas están formados por dos cintas delgadas, un detalle típico de los modelos RS de Audi.

Las ventas del Audi RS 5 comenzarán en primavera con un PVP de 85.900€

2 Replies to “Audi RS5.”

  1. Que maravilla de coche!! espero verlo pronto por las calles y escuchar su tremendo sonido (seguro que sonara de lujo).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *