Puertas que abren en sentido contrario: Un Historia desde 1904 hasta el nuevo Meriva

Las puertas con anclaje en la parte trasera eran muy comunes en los coches de caballos.

Cuando los ingenieros reemplazaron los caballos, los primeros automóviles conservaban gran parte del diseño de sus antecesores, incluyendo la forma de abrir las puertas. Las mujeres que llevaban vestidos largos podían entrar y salir del vehículo sin temor a dañarlo al rozarlo contra la carrocería. Y, cuando se contaba con chofer, éste podía de forma diligente apearse y abrir la puerta trasera mientras se mantenía cerca para prestar ayuda al ocupante si era necesario.

Opel comenzó a fabricar coches con las puertas de apertura en sentido contrario alrededor del cambio de siglo, en los primeros tiempos de los coches sin caballos. Un ejemplo es el Opel – Motorwagen 16 / 18 Sistema Darraq de 1904. Éste tenía una posición de conducción elevada, carrocería de madera con dos puertas ancladas detrás, lo que permitía a los pasajeros estar de pie y entrar y salir del vehículo sin girarse ni agacharse. Para el chofer, que se situaba delante, no había puertas.

El primer Opel de cuatro puertas con apertura en sentido contrario fue el Opel 10 / 45 Sedán de 1925. El Opel Admiral, un coche más grande y lujoso producido en unidades limitadas entre 1937 y 1939, tenía las puertas traseras con anclaje posterior, tanto en las versiones sedán como en el Cabriolet de cuatro puertas.

El histórico Kapitän sedán tenía una construcción de carrocería unitaria, así como las más tradicionales puertas traseras de apertura contraria. Entre 1938 y 1953 se vendieron más de 100.000 Opel Käpitan con las puertas de bisagras atrás.

Incluso hoy en día, las limusinas Rolls – Royce todavía montan puertas con apertura delantera, o puertas de carruaje, que es como se conocen comúnmente. Los tradicionales taxis negros de Londres son famosos por ellas – el taxista puede abrir la puerta trasera sin moverse de su asiento. Los clientes pueden permanecer de pie para pagar la carrera sin necesidad de rodear antes la puerta abierta. Todos estos modelos, al igual que el Meriva, tienen pilar B central.

Hay otros vehículos en el mercado que cuentan con puertas ancladas atrás, pero en ese caso son asimétricas: Las puertas delanteras son más grandes que las traseras. En estos casos, las puertas traseras sólo se pueden abrir cuando la puerta delantera ya está abierta.

Con la ayuda del diseño y la ingeniería de Opel, el nuevo Meriva 2010 actualiza la historia de las puertas de apertura en sentido contario. Con ellas se redescubren los beneficios de este diseño, aplicando la moderna tecnología e ingeniería para ofrecer una innovación relevante para el uso cotidiano.

2 Replies to “Puertas que abren en sentido contrario: Un Historia desde 1904 hasta el nuevo Meriva”

  1. Lo que no has comentado es por que estas puertas dejaron de hacerse? Tengo entendido que se llaman también puertas suicidas, y que en la epoca de los gangsters eran muy famosas por el hecho de que podian abrir la puerta y cubrirse con ella mientras disparaban a sus perseguidores.

    No se si sera leyenda o no, pero es lo que tengo entendido.Y en cuanto a por que dejaron de fabricarse, pues eso, el propio nombre lo dice jaja.”Puertas suicidas”.Entre otras cosas (al menos segun he leido) dejaron de fabricarse por el peligro que corria la gente de que la puerta le aplastara si a la hora de bajar un coche colisionaba.

    Enga, un saludo! que hacia tiempo que no posteaba nada 😛

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *