75 aniversario de las flechas de plata en el Museum Mobile.

HI090549

Entre el 2 de diciembre de 2009 y el 31 de marzo de 2010, los visitantes que acudan al Audi Forum de Ingolstadt (Alemania) podrán admirar diez de los magníficos automóviles de competición de la década de 1930 con sus motores sobrealimentados. A los siete Flechas de Plata de Auto Unión presentes en la muestra se unirán tres Mercedes-Benz originales; dos de ellos cuentan con victorias absolutas en su palmarés y el tercero ha alcanzado récords de velocidad en competiciones internacionales.

Estos legendarios automóviles alemanes de carreras comenzaron la conquista de todos los circuitos del mundo en el año 1934. Hasta que estalló la Segunda Guerra Mundial en 1939, en muy escasas ocasiones se les escapó la victoria a los pilotos de Auto Unión y Mercedes-Benz con automóviles que alcanzaban los 500 CV de potencia. Tal era la superioridad de estas máquinas plateadas de apariencia futurista, que pronto se forjó una leyenda en torno a ellas. Había nacido la era de las Flechas de Plata.

Los nombres de pilotos como Rudolf Caracciola, Manfred von Brauchitsch y Hermann Lang (Mercedes-Benz) o Bernd Rosemeyer, Hans Stuck y Tazio Nuvolari (Auto Unión) figurarán para siempre en un lugar destacado en la historia del automovilismo. Muchas de las gestas y leyendas que se les atribuyen hablan de su coraje, valentía y arrojo. Eran coches capaces de alcanzar velocidades iguales a las de los Fórmula 1 actuales, con el matiz de que circulaban por carreteras y pistas sin ninguna medida de seguridad. Asistíamos a la era del piloto heroico vestido con indumentaria de algodón y casco de cuero que se jugaba la vida en cada instante y que, desgraciadamente, a veces llegaba a perderla.

Audi Tradition ha vuelto a invitar a antiguos rivales a participar en esta exhibición tan especial y en esta ocasión tiene el placer de dar la bienvenida a tres de las Flechas de Plata originales de Mercedes-Benz. Estarán presentes el W 25 de ocho cilindros de 1934 que Manfred von Brauchitsch llevó a la victoria en la edición de ese año en la competición de Eifel; el W 154 de 12 cilindros – que ganó cinco de las siete carreras en las que tomó parte en la temporada de 1939 – y, por último, el W 25 de 12 cilindros fabricado en el año 1936 con el fin de batir récords de velocidad. Rudolf Caracciola, tres veces campeón de Europa, estableció con él un nuevo récord mundial de velocidad de 372 km/h.

Un total de siete Flechas de Plata dan testimonio de la historia en competición de la marca Auto Unión; cinco de ellos son propiedad de Audi Tradition. Se trata del legendario Auto Unión Type C de 16 cilindros con el que Bernd Rosemeyer se hizo con el campeonato de Europa; el aerodinámico Auto Unión Type C de 16 cilindros construido en 1937 y con el que Rosemeyer rompió la barrera de los 400 km/h para establecer un nuevo récord del mundo de velocidad; y el Auto Unión Type D de 12 cilindros construido en 1939 con motor de doble sobrealimentación. Estos tres coches se perdieron por completo y han sido reconstruidos como réplicas. Por su parte, el Auto Unión Type D de 12 cilindros fabricado en 1938, está formado en gran parte por componentes originales. Al volante de una Flecha de Plata de este tipo, Tazio Nuvolari ganó los Grandes Premios de Italia (Monza) e Inglaterra (Donington). Por otro lado, el coche de subidas de montaña de 1939 pilotado por Hans Stuck, un Auto Unión Type C/D con motor de 16 cilindros, se conserva en estado completamente original.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *