Conductora gallega embiste a un ciclista tres veces y luego se baja del coche para agredirlo

Increible la historia ocurrida ayer en un Baiona, un pueblo situado en Galicia. Por lo visto, ayer Victor Conde y su hijo estaban montado en bicicleta. Estas dos personas iban por una carretera estrecha circulando los dos en paralelo, lo más próximos posibles al arcén cuando una señora, conduciendo un Peugeot 205 se aproximó a ellos. Hasta aquí todo normal, pero al ir la señora con su coche detrás de estas dos personas, por lo visto empezó a ponerse muy nerviosa debido, lógico, a la poca velocidad que llevaban los ciclistas.

Todo esta furia que empezó a originarse en la cabeza de la conductora, al parecer, según alegó ella, venía en parte a la escasa velocidad que llevaban los ciclistas y a que, al circular en paralelo, totalmente legal ya que el padre iba protegiendo a su hijo que era el más cercano al arcén, no podía adelantarlos. Al poco tiempo de esta situación la conductora comenzó a hacer sonar la bocina de su coche a lo que, al parecer, el ciclista mayor levantó haciéndole señas para que lo adelantase. Tras esta acción la conductora arremetió contra la bicicleta del pobre hombre por tres veces, hasta que consiguió tirarlo al suelo.

El pequeño vehículo pasó por encima de la bicicleta destrozándola, para posteriorme parar más adelante. Seguramente en ese momento las víctimas pensaron que la conductora del vehículo se bajaba para auxiliarlos pero se equivocaban totalmente. La chica, bajo un estado de total nerviosismo, se apeó del vehículo e intentó agredir al pobre hombre y a su asustado hijo, incluso a algunos ciclistas que circulaban por ese sitio, que al ver el episodio se hacercaron a auxiliar y a los que esta chica intentó tambien agredir.

Finalmente, la policía de Baiona consiguió reducir a la peligrosa “piloto”, que se resistió con saña ante su detención. Las autoridades se llevaron a la conductora mientras que el señor Conde se trasladó a un centro de urgencias. En fin, toda una historia rocambolesca que asusta bastante puesto que se sale totalmente fuera de lo normal la reacción de esta conductora, que estaría por apostar que ya no estaba muy en sus cabales cuando se acercó a la altura de los ciclistas

FUENTE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *