Citroën 2cv – Reportaje Clásicos.

citroën 2cv

Comenzamos una nueva sección en DiabloMotor. Se trata de una sección dedicada a los coches clásicos, a todos esos coches que conocemos de cuando éramos pequeños o esos coches del que nos hablaban nuestros abuelos o padres.

Para comenzar esta nueva andadura empezaremos a hablar de uno de los mayores clásicos populares y que todos conocemos. Se trata del Citroën 2 CV.

El desarrollo del 2CV empezó a mediados de los años 30 cuando el director de Citroën en esos años, Pierre Jules Boulanger, comprendió la necesidad de crear un coche al que pudiese llegar toda la población, en principio francesa, al igual que sucedió en Italia con el Fiat 500, en Alemania con el VW Escarabajo o Beetle y en España con el Seat 600.

La premisa del coche era que fuese económico tanto en la compra como en el mantenimiento.

En un principio el 2 CV iba a ser algo mas “sofisticado” de lo que fue al final, ya que el presentado en 1949 tenia la plataforma de duralinox, para evitar la corrosión, el motor era bicilindrico refrigerado por agua, la suspensión era de barras de torsión longitudinales etc…


Pero la guerra trastocó algo los planes iniciales lo que hizo que los materiales que se utilizasen al final fuesen menos rebuscados. El chasis y la plataforma se realizaron de chapa embutida, y chapa ondulada para la carrocería. El motor seguía siendo bicilindrico pero pasaría a ser refrigerado por aire, con una cilindrada de 375cc, y unos “voluntariosos” 9 cv, y no como la leyenda urbana que dice que el 2 CV tiene 2 cv como su nombre podría indicar, con un reducido consumo de unos 5 litros a los 100 km.

Otra de las grandes bazas del 2CV era que por dentro era muy amplio y viajaban 4 adultos cómodamente.

Un dato importante, por lo menos para los españoles, que tenemos que decir es que desde 1958 el 2 CV se empezó a fabricar en la factoría de Vigo, con un motor de 425 cc. Los cambios respecto a los que se fabricaban en Francia eran poco significativos.

Uno de las características técnicas que conoce casi todo el mundo es su famosa suspensión. Esta estaba compuesta por brazos longitudinales, sujetos en uno de sus extremos al chasis y tensados por varillas fijadas a unos resortes helicoidales. Estos resortes, encapsulados dentro de unos contenedores cilíndricos suspendían simultáneamente, a cada lado, tanto una rueda delantera como una trasera. Esta característica dotaba al 2CV de una suavidad que en algunos casos podría calificarse de extrema y que hacia que en curvas cerradas sorprendiese a mas de uno lo inclinado que iba el coche y que no volcase.

Otra característica muy peculiar era su techo de lona, y que fácilmente se podía recoger y tener un descapotable.

Una edicion muy conocida es la versión Charleston, aparecida en el 81 y que inicialmente se vendía como serie limitada pero que gracias al éxito que tuvo se convirtió en una serie estable. La principal diferencia con el 2 CV normal era la carrocería de dos colores. Otro 2CV especial fue el 2cv Sahara y que la principal diferencia era que tenia dos motores, uno delantero y otro trasero. El 2CV también sirvió como base para la construcción del Citroën Méhari. Este utilizaba la base del 2 CV, su carrocería era integralmente de plástico y era descapotable.

El 2CV comenzó a fabricarse en el 49 y dejo de fabricarse en el 90, paso de los 375 cc a los 602 cc, con unas potencias que fueron desde los 9 a los 35 y que le permitían alcanzar una velocidad máxima que iban desde los 69 a los 115 Km/h.

Dejo de fabricarse en Vigo en el 84, posteriormente en Francia en el 87 y por ultimo en Portugal en el 90.

Como principales competidores tenia al Renault 4L, El Iso Isetta, el Mini, El Seat 600 y el Volkswagen Beetle.

Como único lejano descendiente en la actualidad tenemos al Citroën C3 Pluriel que tiene un techo de lona plegable que se puede extraer, al igual que los pilares de que lo soportan y la luneta trasera.

La cotización de un 2 CV en buen estado en la actualidad se situa sobre los 4.000 € las versiones mas “normales” y pueden llegar a los 28.000 € para la versión Sahara.

3 Replies to “Citroën 2cv – Reportaje Clásicos.”

  1. Excelentes detalles de un auto que marcó un icono en la historia no sólo del automóvil, sino de todos aquellos que llegamos a disfrutar de un 2cv o (3cv), como le llamamos en Argentina al que tenía un propulsor de 602 cm3 y 35cv. Yo tube un 3cv, un ami8, y mi gran última inversión fué una furgoneta, acá le llamábamos citroneta, de exelente rendimiento y bajo consumo. Para mí que en ese tiempo estaba de novio me permitía utilizarla de múltiples usos. Imagínenese!!!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *