Prueba Renault Megane CC

Prueba Renault Megane CC dCi 160 CV

Texto, prueba y fotografía: Román Allona.
Descapotable o coupé, tú eliges.

Tras el parón del verano volvemos con las pruebas de coches y no podíamos hacerlo de mejor forma que con un descapotable, se trata del Renault Megane CC .

Equipado con un motor diesel de 160 CV y una caja de cambios manual de seis velocidades el Megane cabrio coupé nos ofrece la agilidad necesaria para disfrutar del coche, tanto a techo abierto como a techo cerrado.

Serás tú el que elijas, entre la comodidad de un coche cerrado o la diferenciación y "chulería" de un descapotable.

Vamos a analizar punto por punto este moderno cabrio.

Exteriormente:

Las líneas exteriores de la versión cabrio coupé toman las del Megane compacto en su parte frontal y son nuevas en su parte trasera.

Homologa unas dimensiones de 4.485mm de longitud, 2.072mm de anchura y 1.434mm de altura. El peso se fija en los 1.625 kg.

Frontal:

Con un frontal marcadamente redondeado el Megane CC transmite una imagen de modernidad y juventud. Destacan sus grandes ópticas delanteras y el rombo de la marca.

El parabrisas tiene un reborde de color aluminio que al estar descapotado suma puntos en estética.

Lateral:

Si miramos al Megane CC de lateral tenemos un vehículo de dos puertas y con una silueta de coupé.

Monta llantas aleación 17" con neumáticos 225/45 R 17

   Prueba Renault Megane CC

Trasera:

Por último, la parte trasera, termina de igual forma que la de una berlina, lo que nos permitirá, siempre que no estemos descapotados una superficie de carga bastante amplia..

La visibilidad trasera desde el puesto de conducción es buena.

Interior:

Analizando el interior del Renault Megane CC veremos que ofrece una calidad destacada en materiales, en buenos ajustes y también un diseño moderno, especialmente en la zona del cuadro de esferas que es casi en su totalidad digital.

Analizando parte por parte el interior comenzamos por las puertas que tampoco escapan a esa modernidad. Integran un apoyabrazos en recto, un tirador metalizado en aluminio, un gran altavoz y una práctica y útil iluminación de puerta abierta para evitar incidentes.

Hablemos ahora del salpicadero, de arriba a abajo tenemos el navegador a color Tomtom integrado, de lo mejorcito por sus opciones de configuración, aunque su usabilidad no es táctil, sino que se realiza a través de un "joystick" entre los asientos, junto al freno de mano eléctrico de botón. Más abajo tenemos el climatizador bizona, debajo de este el equipo de sonido mp3 con toma auxiliar, USB y bluetooth. No nos olvidemos tampoco del botón de arranque, que detectará la tarjeta (la llave es una tarjeta) y nos permitirá arrancar el coche tras presionarlo.

El volante sólo incorpora los mandos del control de crucero, el de audio o teléfono está en una maneta en la columna de dirección. Una solución mejorable.

El cuadro de esferas es del todo completo y especialmente moderno, todo es digital excepto la aguja de rpm. Es digital la velocidad, combustible, temperatura del motor, ordenador de abordo...

Además de ser un descapotable el techo también es de cristal y podemos quitar o poner la lona que lo tapa de forma manual.

   
Interior Renault Megane CC  

Habitabilidad interior:

El Renault Megane CC homologa 4 plazas, dos delante y dos detrás.

El espacio en las plazas delanteras es del todo suficiente para personas de hasta 1,90 m, por la contra las traseras, dependerán mucho de la altura del conductor o copiloto ya que se limitará el espacio para las piernas. En cuanto a altura detrás no es recomendable para personas de más de 1,60m.

Los asientos son de piel, con imagen deportiva y sujetan muy bien el cuerpo gracias a los rebordes laterales.

Desde el puesto de conducción, la totalidad de los mandos es plenamente accesible.

El espacio de carga en posición coupé es de 417 y en posición cabrio (la capota se guarda en el maletero) se reduce a unos justos 211 litros.

La rueda de repuesto es del mismo tamaño que el de las otras cuatro.

Impresiones de conducción:

Vamos ahora a analizar una de las partes más importantes de la prueba: el comportamiento dinámico. El arranque se realiza, como ya he dicho presionando el botón del salpicadero. El aislamiento interior está muy bien trabajado y apenas se escucha el motor.

Nuestra unidad de pruebas monta el motor diesel más potente de la gama, el dCi 160 FAP, lo que nos permitirá disfrutar de este descapotable sin preocuparnos en exceso por los consumos. Esta motorización incorpora una caja manual de 6 velocidades.

Un punto fundamental, con sus cosas buenas y también malas es el techo rígido. La estética y seguridad es mayor, pero hay aspectos a tener presentes:

El peso global del vehículo aumenta (es necesario incorporar motores para el despliegue de la capota), con ello también aumenta el consumo, y es por ello, que a pesar de su significativa potencia de 160 CV, el Megane CC no es especialmente rápido en la cota 0 -100 km/h (9,4 segundos) y tampoco tiene unos consumos tan bajos como nos gustaría al ser un diesel (el consumo medio durante la prueba ha sido de 8,5 litros). Esto lo deberemos de tener en cuenta en un cabrio con techo duro.

El turbo entra en funcionamiento a partir de las 2000 rpm, cota a partir la cual notaremos un mayor empuje con el par motor máximo de 380nm . La potencia no es excesiva, y entre la gama ofrecida será la más recomendada por su rendimiento.

Hablando de cifras , la velocidad máxima es de 215km/h y la potencia máxima, de 160 CV se entrega a las 3750 rpm.

La configuración de chasis está muy bien trabajada y será muy fiel a las órdenes que ejercemos sobre el volante. En el eje delantero tenemos una suspensión Pseudo Mac-Pherson con brazo inferior rectangular y en el trasero Eje flexible de perfil cerrado.

Si lo forzamos en exceso su comportamiento se acerca más al de una berlina que al de un coupé debido a sus dimensiones pero sin nunca perder el control del coche.

La dirección cuenta con asistencia eléctrica en función de la velocidad, con buen funcionamietno, al igual que su caja de cambios.

Los frenos responden conforme lo esperado y montan discos ventilados delante de 296mm y discos macizos detrás de 260mm.

La capota tarda en abrirse y cerrarse 20,5 segundos. El comportamiento del coche a cielo abierto es del todo cómodo hasta velocidades de 100 - 120 km/h, a partir de esta velocidad el ruido del aire es excesivo y resulta molesto. A menor velocidad sin ningún problema.

-Ciudad:

Su tamaño lo hace igual de útil para ciudad que una berlina.

Para ajustar los consumos al máximo incorpora de serie un indicador de marcha recomendada.

-Carretera y autovía:

La estabilidad en carretera es completa, la entrada del turbo a partir de las 2000 rpm nos entregará la buscada briosidad para adelantamientos.

160 CV son más que suficientes para un uso habitual.

Seguridad:

Cómo elementos de seguridad incorpora: Arcos fijos adaptables de seguridad pirotécnicos (Rollover Protection), airbags frontales adaptables en el lado del conductor y del pasajero (airbag pasajero desconectable), airbags laterales delanteros en el lado del conductor y del pasajero (de cabeza / de tórax / de abdomen), airbags antisubmarinado bajo asientos delanteros, control dinámico de conducción ESP con función antipatinaje ASR (desconectable) y control de subviraje CSV.

Consumos:

Durante la prueba, en un uso habitual el consumo medio es de 8,5 litros a los 100km. Pudiendo alcanzar medias de 5,5 litros a los 100 si circulamos por carretera

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 8,6
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 5,6
  • Consumo medio (l/100 km) 6,7
  • Emisiones de C02 175 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 60 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • El volante solo integra el control de crucero, ni radio, ni teléfono.
  • Navegador no táctil (más complicado de usar)
  • Plazas traseras con poco espacio

Me ha encantado:.

  • Modernidad interior (especialmente en el cuadro de esferas)
  • Cabrio de techo rígido
  • Fácil de conducir
  Prueba Prueba Renault Megane CC

Motorizaciones:

Gasolina:

  • 1.6 16v 110 E85
  • TCe 130
  • 2.0 16v 140
  • Tce 180

Diesel:

  • dCi 110 FAP
  • dCi 130 FAP
  • dCi 160 FAP

Como resumen general:

Renault nos ofrece el Megane CC, que como sus siglas indican, además de ser coupé es cabrio lo que nos hará disfrutar de el el doble.

Si además de en su imagen nos fijamos en su moderno interior el Megane CC puede ser nuestro pequeño capricho para viajar solos o en pareja.

En cuanto a motor incorpora un diesel de 160 CV, que limitará el consumo al máximo.

-Fotografías a mayor tamaño.