Prueba Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower
Prueba Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower
por Román Allona
Un debora kilómetros de alta gama.

El Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower es una berlina familiar de alta gama muy indicada para un uso continuado en carretera. Su comodidad y calidad de acabados interiores harán que los kilómetros pasen de una forma más agradable para el conductor.

Nuestra unidad de pruebas cuenta con un motor de 175 CV gasolina con tecnología Biopower (posibilidad de funcionar con biocombustible) gestionado por una caja automática con levas en el volante.

El acabado Aero añade ligeros toques deportivos a su carrocería y a su interior acercándolo al mundo de la aeronáutica (el pasado de la marca Sueca Saab).

Exteriormente:

El Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower sigue conservando el diseño clasico-moderno y diferenciado que define a los Saab dentro del mundo del motor.

Los aspectos más modernos y deportivos que encontramos en su carrocería familiar son sus llantas de 17", frontal afilado, bajos frontales y laterales, doble salida de escape trasera, y un pequeño alerón que incluye el acabado Aero.

El tamaño de esta berlina es de 4670mm de largo, 2038mm de ancho (contando retrovisores) y 1498mm de alto.

  Prueba Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower

Interior:

El diseño interior es idéntico al resto de la gama 93 de Saab. La calidad de terminaciones y materiales utilizados siguen transmitiendo al conductor una apariencia de marca premium que compite directamente con Audi, Bmw o Mercedes aunque con esa exclusividad de no ser un coche tan visto por nuestras calles.

La comodidad al volante sigue siendo el aspecto más resaltable de este vehículo. Los viajes en autovía, autopista o carretera serán un mero trámite porque además nuestra unidad contaba con cambio automático.

Los aspectos más llamativos del interior son el diseño de su volante, la integración del freno de mano o la posición de la llave de arranque. Centrándonos en su salpicadero tenemos una pantalla multifunción táctil a color de 6,5" (con reconocimiento de voz) con equipo de audio Bose (extra) con navegador (extra) y radio CD-Mp3. Un poco más abajo en la consola central tenemos los mandos del "Climatizador automático Dual Zone" y de los asientos eléctricos de cuero calefactables (extra).

Saab 93 Aero biopower  

El resto de las funciones como son el consumo medio, temperatura exterior, bluetooth (extra), autonomía, etc... las manejamos fácilmente desde el volante multifunción y las vemos reflejada en la mini pantalla del cuadro de velocímetro.

Habitabilidad interior:

Como ya he dicho la habitabilidad dentro del Saab Sport Hatch es muy elevada. Sus asientos, tanto delanteros como traseros, son muy amplios y cómodos, cosa fundamental cuando vamos a pasar muchas horas al volante de nuestro coche.

Entre los extras en este apartado destaca la tapicería en piel o los asientos eléctricos calefactables con memoria.

En sus plazas traseras pueden viajar personas hasta una altura de 1,90m.

Existen posavasos dentro del compartimiento del reposa brazos, uno en la consola central y dos entre los asientos traseros.

También tenemos disponible como extra un techo de cristal eléctrico y sensor de aparcamiento trasero de serie.

El volumen del maletero es de 477 litros ampliable al plegar sus asientos en forma 60/40 hasta los 1331.

Impresiones de conducción:

Nuestra unidad de pruebas contaba con un motor gasolina/biopower de 4 cilindros en línea, 1998 cc y 175 CV a 5500 rpm gestionado por una caja automática de 5 velocidades.

El precio base de este Saab 93 Aero Sport Hatch Biopower de 175 CV es ligeramente inferior a los 41.550€ que cuesta el de 200CV (Precio no disponible en la actualidad), al que si sumamos los extras de nuestra unidad de pruebas (el de las fotos): Pintura metalizada, asientos en cuero premium natural negro calefactables y eléctricos, sistema audio Bose, sistema de navegación, conexión Bluetooth y techo eléctrico lo sitúan en torno a los 49.000€.

Hablando de las impresiones de conducción contamos con un motor de 175 CV Biopower, lo que nos da la oportunidad de repostar biocombustible, gestionado por una caja automática de 5 velocidades con levas en el volante.

La aceleración de 0 a 100 se logra en 9,7 segundos entregando su par máximo de 265Nm entre las 2.500 y 3.500 rpm. No es un vehículo especialmente rápido como podemos ver en las cifras, pero seguramente sea el rango de potencia más acorde para un viajante o padre de familia que lo necesita para hacer kilómetros en carretera sin que el consumo se dispare.

Tener un vehículo de este tamaño (4670mm de largo), tiene sus puntos buenos y sus puntos malos como casi todo en esta vida. Centrándonos en su "hábitat natural", los viajes por carretera, el Saab Sport Hatch nos hará disfrutar de la conducción gracias a su comodidad, su aplomo sobre el asfalto incluso a velocidades muy elevadas o amplitud en las plazas traseras. Además el cambio automático nos hará viajar mucho más descansados olvidándonos del embrague y de la palanca de cambio. Este es el enfoque que un futuro comprador debe de tener pensado para este vehículo.

Pero a un coche de este tamaño si lo alejamos de las autovías y lo queremos meter un poco más en polvorosa su comportamiento flaquea. Si lo forzamos en curvas su larga carrocería invita a la parte trasera a "culear" con cierta facilidad (si tuviésemos tracción total esto se vería bastante más limitado: Saab 9.3 Sport Hatch Aero XWD). Este sobreviraje es bastante predecible y con un ligero contravolanteo el coche volverá a la trayectoria correcta.

La caja automática cuenta con una configuración "Sport" activable desde la consola central con la que los cambios de marcha se producirán en cotas cercanas a las 5500 rpm. Si conducimos de forma tranquila (Sin "Sport") el sistema realiza los cambios rozando las 4000 vueltas.

También merece la pena mencionar que si la centralita detecta que necesitamos un plus de potencia (al pegar un pisotón en el acelerador), por ejemplo en un adelantamiento en el que andemos apurados, reducirá marcha y la estirará hasta las 5500 rpm ofreciendo toda la potencia del coche.

El cambio con levas en el volante es más algo anecdótico que algo verdaderamente útil. Teniendo el cambio automático que se quite lo demás. Además las levas del Saab son pequeñas y están integradas en el volante, con lo que si giramos el volante ya no sabemos donde tenemos cada leva.

El consumo del Saab 93 Sport Hatch Biopower de 175 CV es muy contenido y circulando por autovía a velocidades de crucero de 130 km/h podremos situar la media del ordenador de abordo en cifras de 8,7 litros/100km.

La suspensión es delantera de tipo McPherson y trasera independiente de cuatro brazos. Lo que asegura un aplomo sobre la carretera muy bueno.

Su sistema de frenos responde muy bien, con un tacto progresivo en todo su recorrido. El coche mantiene perfectamente al dirección en caso de frenada de emergencia.

-Ciudad:
En ciudad sí, pero sólo cuando no tengamos más opción. Deberemos de contraponer su comodidad y el cambio automático frente a su tamaño, como siempre en ciudad el tamaño resta muchos enteros.

-Carretera y autovía:

Es un vehículo creado para recorrer kilómetros, decir cualquier otra cosa sería faltar a la realidad. Sus puntos fuertes: la comodidad de sus asientos, el cambio automático, el espacio de carga y la habitabilidad incluso en las plazas traseras.

Consumos:
El Saab 93 Sport hatch Aero Biopower cuenta con un depósito de combustible de 61 litros que en nuestra unidad de pruebas nos permitía realizar unos 645km en uso combinado ciudad carretera (9,3 litros/100km), si nuestro uso es exclusivamente carretera la autonomía se elevará permitiéndonos cifras cercanas a los 718km.

Motorizaciones:

Tendremos disponibles tres acabados: Linear Sport, Vector y Aero.

En gasolina tendremos:

  • 1.8t de 150 CV
  • 2.0t de 175 CV o 210 CV
  • 2.0T XWD de 210 CV
  • 2.8V6T de 280 CV
  • 2.8V6T XWD de 280 CV

En diesel y Biopower:

  • 1.9TiD 8v de 120 CV
  • 1.9TiD 16v de 150 CV
  • 1.9 TTiD 16v de 180 CV
  • 1.8t BioPower de 175 CV
  • 2.0t BioPower de 200 CV

Encontramos mejorable:

  • La posición de las levas del volante.
  • Ante un comprador la opción de tracción total puede ser interesante para evitar el sobreviraje.

Nos ha encantado:

  • Imagen diferenciadora.
  • Su comodidad.
  • Espacio de carga y en las plazas traseras.

Extras recomendables:

  • Pintura metalizada 770€
  • Bluetooth 820€
  • Faros Bixenon direccionables 425€
  • Techo eléctrico de cristal 1125€

 

Prueba Saab 93 Sport hatch Aero Biopower

Precio a fecha 1/5/09 (les recomendamos preguntar en su concesionario):

Caja manual:

  • Sport Hatch Aero 1.8T Biopower M6 175 CV
  • Sport Hatch Aero 2.0T Biopower M6 200 CV 38.850€

Caja automática:

  • Sport Hatch Aero 1.8T Biopower A5 175 CV
  • Sport Hatch Aero 2.0T Biopower A5 200 CV 41.550€

¿A quién recomendaríamos comprar un Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower?

  • Uso familiar de una berlina premium diferente y de calidad.
  • Comercial o viajante, por su espacio y comodidad.
 

Como resumen general:
El Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower es una berlina familiar premium que mantiene la apuesta de Saab por la calidad y la comodidad. Estos dos aspectos harán que el 93 Sport Hatch sea especialmente indicado para personas que recorran grandes distancias al año (para las que además el cambio automático será una muy buena inversión) y necesiten este extra de espacio que ofrece el diseño de su carrocería.

El acabado Aero, el más deportivo, sigue manteniendo el aspecto exclusivo y diferenciador de la marca.

-Fotografías a mayor tamaño:

3 Comments

  1. […] Sin extenderme más os dejo con la prueba Saab 93 Sport Hatch Biopower. […]

  2. […] Clase E Estate se convierte en una opción muy apetecible en los familiares de lujo al igual que el Saab 93 SportHatch. #gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; […]

  3. […] están a la espera de que el próximo 15 de julio en Trollhättan se celebre el Saab Festival. (Prueba Saab 93 Sport Hatch Aero Biopower & Prueba Saab 93 Aero […]