Prueba Honda Insight
Prueba Honda Insight
Texto y prueba por Román Allona. Fotografía por María Barrio.
Eficiencia híbrida.

Motor gasolina y motor eléctrico, mezclado, no agitado. Esta es la combinación que define al Honda Insight.

La cantidad de modelos híbridos existentes en nuestro mercado crece cada día, aunque nunca nos olvidaremos de modelos como el Insight que fue uno de los primeros en utilizar esta tecnología que combina un motor eléctrico con uno de gasolina.

Detrás de su diseño futurista encontramos tecnología creada con un único objetivo: disminuir el consumo, las emisiones y aumentar su autonomía.

Exteriormente:

El Insight tiene una imagen peculiar, rompe esquemas. Esta línea parece estar enfocada a ser un diseño adelantado a nuestros tiempos, parece del futuro.

Sin duda alguna destaca por su forma aerodinámica:

En su morro afilado y agresivo los faros delanteros son la parte que captan nuestra atención, parecen querer delatar sus entrañas híbridas, con un fino color azul en el fondo de sus intermitentes.

Sus líneas son estilizadas a lo largo de la carrocería, hasta llegar a su parte trasera donde rompen en recto, partiendo el cristal trasero en dos partes, una solución muy poco acertada para la visibilidad..

Pesa 1.204 kilos y sus dimensiones son: 4.396mm largo, 1.695mm alto y 1.425 mm de ancho.

  Prueba Honda Insight

Interior:

Nuestro viaje al futuro parece incrementarse cuando entramos dentro del coche.

El volante tiene excesivo número de botones, parece una nave espacial, desde el podemos gestionar la radio, el control de crucero, el teléfono, el ordenador de abordo, o cambiar de marcha con las levas...

El cuadro de esferas no tiene nada de convencional, en su parte alta tiene el velocímetro digital y en la baja el cuenta revoluciones, un indicador de carga de la batería, indicador de combustible y una pequeña pantalla LCD que nos indicará en todo momento aspectos como el consumo, la autonomía o más llamativamente, de donde se está sacando la energía necesaria para mover el coche en este momento (motor de combustión, motor eléctrico o ambos).

En la parte izquierda del cuadro de esferas vemos el botón "ECON", que activa o desactiva el sistema Start&stop (apagado del motor de combustión para ahorro de combustible y disminución de emisiones).

Interior Honda Insight  

En la parte más baja columna central del salpicadero tenemos la palanca de cambios automática. Más arriba los mandos de climatización y el navegador táctil que también incorpora el sistema de audio.

Habitabilidad interior:

Todas las partes cercanas al volante transmiten modernidad y buen diseño.

Hablando de materiales tenemos todo tipo de calidades, desde cuero o plásticos de buena calidad hasta otros que no lo son tanto en la parte del copiloto o puertas.

La posición de conducción es cómoda, tanto en altura como en espacio lateral, todos los mandos y sistemas (climatización y navegación) son accesibles fácilmente.

Está homologado para 5 personas, aunque sus plazas traseras ofrecen baja altura debido al diseño de la carrocería, no son recomendables para personas de más de 1,70m.

Su maletero tiene una capacidad de 408 litros.

Impresiones de conducción:

Un Insight intenta concienciarte con el consumo, existen muchos sistemas que hacen que te sientas mal cuando aceleras a fondo, ¡se eficiente!

No es un coche full hybrid, es decir, es necesario que el motor de gasolina esté funcionando cuando estamos moviéndonos. El motor de combustión es la única forma de cargar las baterías.

Así que en esta prueba diferenciaré las impresiones de conducción de los sistemas de conducción eficiente.

Conducción ecológica:

El mencionado botón "ECON", hace más permisivo o menos el sistema Start&Stop, este sistema apaga el motor de gasolina cuando detenemos completamente el coche. Una parte mejorable de su funcionamiento es que el motor se vuelve a arrancar siempre tras la misma fracción de tiempo, independientemente de que quieras seguir circulando o aún quieras estar parado. Por supuesto si queremos seguir circulando el arranque es inmediato.

El tiempo necesario para volver a movernos cuando el motor de gasolina está apagado es inapreciable, podremos salir de semáforos igual de rápido que con un coche sin Star&Stop.

En marcha, el velocímetro digital cambia de tonalidad, si se ilumina en verde nos indica que estamos conduciendo de forma ecológica, conforme vamos acelerando más bruscamente el color cambia a azul, lo que indica un mayor consumo y mayores emisiones.

Al mismo tiempo también podremos ver en el ordenador de abordo que el coche está utilizando toda la potencia disponible, el motor eléctrico y el motor de gasolina trabajan conjuntamente. También queda constancia de este "despilfarro" de combustible en la aguja de la parte izquierda del velocímetro que subirá a la parte superior (azul), por la contra cuando estamos frenando la aguja baja al fondo de la parte verde, indicando que se está aprovechando la energía del frenado en recargar las baterías.

Cuando la necesidad de potencia es muy pequeña, circulamos en llano a menos de 50km/h, veremos que el coche obtiene la energía exclusivamente del sistema eléctrico.

Impresiones de conducción:

Para esta parte de la prueba no quiero ser ecológico, quiero rendimiento y quiero forzar el coche.

El Insight cuenta con un motor 1.3 i-VTEC con tecnología IMA que tiene una potencia total de 98 CV ( 88CV del motor gasolina y 14 del eléctrico), todo ello gestionado por una caja automática de 7 velocidades con transmisión variable continua (CVT) con levas en el volante.

En conducción urbana, esta combinación de caja y motor hace que sea muy silencioso, cómodo y eficiente en el ahorro de combustible.

Su caja de cambios CVT de 7 velocidades es una verdadera maravilla, los cambios de marcha son impredecibles. Para lograr esto, las cajas CVT mantienen constante el régimen de giro de revoluciones en el momento de subir o bajar marcha, si no nos fijamos en la aguja, sinceramente, no sabemos que ha cambiado marcha. Si aceleramos a fondo, la aguja de las rpm se mantendrá siempre rozando la zona de corte. Con esto se consigue un mejor rendimiento y una disminución del consumo. Por la contra, esta caja nos ofrece muy poco par motor, sólo 167Nm (121Nm a 4500 rpm del de combustión y 78Nm del eléctrico).

En caso de necesitar potencia, si aceleramos a fondo, el silencio desaparece dando paso a un ruido mezcla de motor eléctrico funcionando al máximo de sus posibilidades y motor de gasolina.

Sus cifras en el 0-100, son de 12,5 segundos con una velocidad máxima de 182 km/h se encuentran dentro de la media del segmento en este rango de potencias.

El modo completamente manual (con levas), sólo lo podemos utilizar con la palanca de cambios en sport, de esta manera seremos nosotros quienes decidamos cuando cambiar de marcha.

Su sistema de frenos es correcto y su buena distribución de pesos hace que su paso por curva sea completamente estable.

Su asentamiento en carretera es del todo correcto, tanto a baja como a alta velocidad.

-Ciudad:
Su caja automática de 7 velocidades, su buena maniobrabilidad, el sistema Start&stop y sus baterías eléctricas hacen que consumo y la facilidad de conducción en ciudad sea muy alta.

-Carretera y autovía:
La aceleración para adelantamientos queda limitada por sus 98CV, enfocado a una conducción tranquila.

Consumos:

El ahorro de peso ha sido todo un acierto, el coche pesa sólo 1204 kilos, a pesar de llevar instaladas las baterías.

El verdadero ahorro en combustible (Sin plomo 95) lo notamos en conducción urbana, circulando por autovía o carretera gasta lo que un coche de su potencia.

Según nuestras mediciones se puede lograr un consumo de 4,8 litros a los 100 en autovía y una media de 5,5 en un uso mixto. Con su depósito de 40 litors se alcanza una autonomía de 800km.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 4,7
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 4,5
  • Consumo medio (l/100 km) 4,6

Precio de extras:

  • Pintura metalizada 450€
  • Navegador 2400€
Muy pronto: Vídeo Honda Insight 2009 - DiabloMotor.com
 

Encontramos mejorable:

  • Ruidoso al acelerar
  • Habitabilidad en las plazas traseras.
  • Excesivos botones en el volante.

Nos ha encantado:

  • Consumo
  • Comodidad en conducción en ciudad.
  • Caja de cambios CVT
  Prueba Honda Insight

Motorizaciones:

Gasolina:

  • 1.3 i-VTEC 98 CV Elegance 19.800€
  • 1.3 i-VTEC 98 CV Executive 20.800€
  • 1.3 i-VTEC 98 CV Executive Navi 23.200€

Como resumen general:

El Honda Insight es una apuesta clara en conducción ecológica.

A la enorme cantidad de sistemas enfocados hacia un ahorro de combustible les sacaremos partido en un uso urbano, allí entrará en juego el sistema Star&stop, el funcionamiento con baterías total o complementariamente al motor de gasolina y su muy buena caja de cambios automática. Lamentablemente en un uso en carretera el consumo y emisiones son las mismas que un vehículo no híbrido.

¿Preparado para el futuro?, o mejor dicho, para el presente.

 

-Fotografías a mayor tamaño.

5 Comments

  1. Honda CR-Z dice:

    […] iluminación ambiental del velocímetro desempeña la misma función que en el Insight (Prueba Honda Insight), que es orientar al conductor para que actúe de la manera más económica y […]

  2. […] Honda, el sistema IMA (Integrated Motor Assist), compacto y ligero, incorporado ya en el Insight (Prueba Insight) y en el CR-Z. En Japón, la proporción de ventas de vehículos híbridos respecto al total de […]

  3. […] el segmento B. El sistema IMA que incoporará el Jazz Hybrid es el mismo que ya incorporan Insight (Prueba Honda Insight) y […]

  4. […] Jazz híbrido cuenta con el mismo motor de 1.3 litros i-VTEC que el Insight (Prueba Honda Insight) logrando un nivel de emisiones de 104 g km. Al igual que los modelos Insight y Civic Hybrid, el […]

  5. […] circuito modelos como el Smart y la furgoneta Vito E-Cell, ambos eléctricos, los Civic, Insight (Prueba Honda Insight) y CR-Z de Honda, todos ellos híbridos, el Cayenne híbrido de Porsche, scooters, bicis […]