Prueba Honda CR-Z

Prueba Honda CR-Z

Texto, prueba y fotografía por Román Allona.
Deportividad híbrida.

Honda nos presenta el primer deportivo del mercado con tecnología híbrida, el Honda CR-Z.

Bajo la apariencia de coupé deportivo el CR-Z incorpora un sofisticado sistema de propulsión denominado IMA que fusiona un motor de gasolina de 114 CV con otro eléctrico de 14.

Este novedoso sistema que cada vez está más presente en los coches de hoy en día nos permite unas cifras de consumo realmente ajustadas al utilizar el motor eléctrico en situaciones de máximo requerimiento energético.

Exteriormente:

El Honda CR-Z es un coupé de pequeño tamaño pero con líneas deportivas muy definidas. Desde su afilado frontal hasta su llamativa parte trasera el CR-Z transmite imagen exclusiva.

Definamos en profundidad cada uno de sus ángulos:

Frontal:

Su frontal es bajo, afilado, con puntos que transmiten deportividad.

Destaca su definida entrada central de aire en la parrilla, sus grupos ópticos delanteros LED y xenon con ligeros toques en azul mostrando su esencia eléctrica y su definida parte inferior que romperá el aire a su paso.

Lateral:

En su vista lateral tenemos un vehículo con apariencia biplaza (en realidad es un 2+2), de dos puertas y amplia superficie acristalada en las puertas.

Las lunas están tintadas en su parte trasera y superior dónde también tenemos techo acristalado.

Las manetas de las puertas se han integrado de forma muy particular en la carrocería, quizás no sea una solución tan cómoda como la habitual, pero si es mucho más deportiva.

Finalmente destacar sus llantas multiradio de 16", que incluso podrían parecer pequeñas vista la imponente apariencia deportiva que nos transmite el CR-Z.

  Prueba Honda CR-Z

Trasera:

La definición de su parte trasera es llamativa en su diseño aunque poco práctica para la visibilidad desde su interior. El ángulo recto que forma coincide justamente con el punto medio al mirar por el espejo retrovisor interior.

Se ha trabajado muy bien en la integración de las luces de freno y en la altura general de su carrocería en la parte trasera. Su maletero se alarga ofreciendo una amplia apertura de carga.

Las dimensiones del Honda CR-Z son: 4080 mm de longitud, 1.740 (2.013 con retrovisores) mm de anchura y 1395 mm de altura. Pesa 1.147 - 1.198 Kg.

Interior:

Abro la puerta del CR-Z para analizar su interior, de los tres niveles de acabado el de esta unidad es el GT Plus.

Me gusta el diseño de la puerta, donde se ha utilizado una mezcla de piel, plástico y aluminio dando una imagen diferente en el CR-Z. El marco de la puerta se mantiene.

Analizando el salpicadero me topo con una cantidad de botones e información brutal, un diseño más típico de un avión que de un coche. Todo, absolutamente todo está presente. Os cuento más detalladamente:

En la parte izquierda del salpicadero tengo tengo tres botones de configuración del sistema IMA (Sport, Normal y Econ), esto variará la gestión de potencia del motor y dará más o menos importancia al motor eléctrico para aumentar la entrega de potencia general. También tengo los botones de activación del sensor de parking delantero, el del control de estabilidad (ESP), limpieza de los faros delanteros y configuración de los retrovisores eléctricos.

Su volante y consola de agujas merece un análisis en particular. En el volante tenemos acceso completo y directo a sistemas como control de crucero, radio navegador, ordenador de abordo, teléfono. A día de hoy la integración más completa de mandos en el volante, aunque casi hace falta estudiarte el volante con el manual.

El cuadro de esferas tenemos en su parte izquierda un indicador de carga de la batería (la que alimenta al motor eléctrico de 13 CV), indicador instantáneo de si el coche está cargando o gastando la batería (varia según aceleremos o frenemos) y recomendación de cambio de marcha. En su parte central tenemos el cuenta revoluciones con aguja y el velocímetro en su parte central de forma digital, también nos indica si tenemos el coche en parada momentánea (Start&Stop). Finalmente en su parte derecha tenemos el indicador de carga de combustible, el de consumo instantáneo y un pequeño ordenador de abordo donde muestra consumos, autonomía, esquemas de gasto energético...

En la parte superior central tenemos el sistema de climatización y de radio CD-MP3, en la inferior una bonita palanca de cambios y el freno de mano.

Hablando ahora de calidades en su interior los ajustes son buenos en la totalidad del coche, y una utilización de plásticos es más o menos acertada según la zona. Por ejemplo, en las puertas en su parte superior e inferior se ha utilizado plásticos duros, en su parte central piel y aluminio. En el salpicadero se ha utilizado excesivamente los plásticos duros (rugosos) en la parte de climatización o radio, esto sería un aspecto mejorable.

Interior Honda CR-Z  

Habitabilidad interior:

El Honda CR-Z es un coupé 2+2 (cuatro plazas).

Tengo unos bonitos y útiles asientos delanteros tipo backet de piel en su parte delantera y dos asientos traseros de tela.

Su habitabilidad interior es justa en altura, estaríamos hablando de una altura máxima tope para personas de 1,80 o 1,85. Para mayor altura nos veremos obligados a inclinar el asiento restando comodidad al volante, en anchura o profundidad es correcto.

A pesar de tener dos plazas traseras, que podrían venirnos bien en situaciones muy críticas, el Honda CR-Z podría ser considerado un biplaza. Atrás tenemos muy poco espacio en altura y muy poco también para piernas. Montar a un adulto es misión imposible.

La totalidad de los mandos son accesibles fácilmente, desde la posición de conducción.

El maletero tiene una capacidad de 215 litros.

Impresiones de conducción:

Como vemos el Honda CR-Z es un coupé muy llamativo exteriormente, pero no todo debe de ser imagen. En comportamiento dinámico también debería de destacar. ¡Vamos a comprobarlo!

Arrancamos el coche. Nos obliga a introducir la llave y luego presionar el botón Star-Stop. No lo veo nada útil. O me dejas arrancar por botón o por llave, pero las dos cosas no. Es extremadamente silencioso.

Un sistema de propulsión peculiar, el IMA de Honda, que combina un motor gasolina de 114 CV con otro eléctrico de 14. Ambos ofrecen una potencia máxima conjunta de 124 CV gestionado por una caja manual de 6 velocidades, una cifra que podría parecernos baja viendo su diseño exterior, y es que en realidad, el CR-Z apuesta por la eficiencia en consumo frente a dar unas cifras de infarto.

A pesar de ello su rendimiento es bastante digno de mención debido a un ajustado peso de sólo 1.147 Kg. homologa una aceleración 0 - 100 km/h en 10 segundos cuando su motor entrega el máximo de potencia disponible a 6100 rpm. Homologa una velocidad máxima de 100 km/h.

Una cosa debe de quedar clara: El motor eléctrico no puede funcionar sólo; No es un vehículo full hibrid. El sistema de propulsión eléctrica se usa para complementar al gasolina en situación de requerimiento máximo de potencia. Por ejemplo, si circulamos en ciudad normalmente utilizaremos sólo el motor de combustión, si circulamos a una velocidad estable en autovía también utilizaremos el motor de combustión y recargaremos las baterías.

Entonces... ¿Cuando se usa la potencia que genera el motor eléctrico? Pues cuando circulemos con el pie del acelerador bastante pisado, ya sea en autovía en adelantamientos o en urbano acelerando fuertemente. De esta forma reducimos el consumo.

¿Cómo se recarga la batería? Las baterías se recargan al frenar o simplemente al circular a una velocidad de crucero como pasa con los dinamos de las bicicletas. Por ello es recomendable frenar con contundencia para que la batería cargue más rápidamente.

El sistema Star&Stop también se incluye de serie. Hablando de su funcionamiento he de decir que se toma demasiadas libertades para parar el coche. Entra en modo Star&Stop siempre que vamos a detenernos, indiferentemente de que tengamos marcha engranada o embrague pisado, así que no podremos decidir si merece o no que se apague el motor porque se apagará siempre. La puesta de nuevo en marcha es inmediata.

Ambos motores intentan abarcar el rango máximo de revoluciones en cuanto a entrega de potencia. El eléctrico entrega sus 14 CV a 1500 rpm y el gasolina sus 114 CV a 6100. El par motor máximo combinado es de 174 Nm entre 1000 y 1500 rpm.

Su caja de cambios tiene unos desarrollos por marcha bastante largos, si queremos obtener el máximo de potencia deberemos de reducir marcha para aumentar el régimen de giro del motor.

Sí existe una diferencia destacable entre los tres modos de funcionamiento. En modo ECON la respuesta del acelerador está muy acotada, en modo Sport es mucho más sensible. Además la iluminación cambia de verde a azul en función de si somos o no ecológicos. O se mantiene en rojo si tenemos el modo Sport activado.

El chasis está muy bien calibrado para conducción dinámica y aguanta notablemente las exigencias gracias a la poca altura respecto el suelo. Es un coche que invita a divertirnos al volante.

La suspensión delantera es de tipo McPherson y la trasera de barra de torsión.

El equipo de frenos tiene un tacto duro. Incorpora discos ventilados delante con un diámetro de 262 mm y de discos de 260 mm detrás.

-Ciudad:

Su tamaño y el sistema híbrido hará que los consumos se reduzcan.

-Carretera y autovía:

La estabilidad a cualquier tipo de velocidad es muy buena.

Si necesitamos un plus de potencia la sacará del sistema eléctrico.

Seguridad:

El Honda CR-Z ha logrado 5 estrellas en el test de seguridad europeo EuroNCAP.

Como elementos de seguridad incorpora airbag de conductor y acompañante, airbag lateral y airbag de cortina (delantero-trasero). ABS con EBD, control de estabilidad y de tracción. Cinturones delanteros con pretensores y traseros de tres puntos y reposacabezas activos. Atrás tenemos anclajes ISOFIX.

Consumos:

El consumo medio (Sin plomo 95) durante la prueba ha sido de 6.5 litros, una cifra muy buena para un gasolina. En autovía el consumo es de 5 litros a los 100 km. Y si circulamos sin contemplaciones logramos una media de 7.6 litros.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 6,1
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 4,4
  • Consumo medio (l/100 km) 5,0
  • Emisiones de C02 117 gr/km

El deposito de combustible es relativamente pequeño, tiene 40 litros. Con el lleno logramos una autonomía de aproximadamente 580 km.

 

Encuentro mejorable:

  • Demasiado plástico duro en la parte central del salpicadero.
  • Más potencia.
  • Visibilidad trasera perjudicada por el diseño del cristal trasero.

Me ha encantado:

  • Consumos.
  • Configuración dinámica.
  • Imagen exterior.
  Prueba Honda CR-Z

Motorizaciones y precios:

Una única motorización disponible. Gasolina - Híbrido:

  • 1.5 124 CV (114CV gasolina + 14 CV eléctricos)
  • CR-Z SPORT 21.900 €
  • CR-Z GT 23.400 €
  • CR-Z GT PLUS 25.200 €

Como resumen general:

El Honda CR-Z es un vehículo joven, deportivo e híbrido.

Nos ofrece la última tecnología en propulsión con el sistema IMA que combina un motor gasolina con uno pequeño eléctrico generando 124 CV.

Como aspecto positivo su imagen y su configuración dinámica está muy afinada y como negativo la habitabilidad interior, debido al diseño de su carrocería, está limitada a personas no muy altas.

     
-Fotografías a mayor tamaño.

4 Comments

  1. […] completa: Prueba Honda CR-Z Sin comentarios » Compartir en […]

  2. […] no quiere perder el tren de los vehículos híbridos (Prueba Honda CR-Z) y lanzará en 2011 el Audi Q5 Hybrid […]

  3. […] El sistema tendrá 3 modosde conducción: Econ, Normal o Sport, al igual que el Honda CR-Z (Prueba Honda CR-Z). […]

  4. […] Access (Prueba Honda CR-Z) lanza un nuevo sistema de navegación […]