Prueba Honda Accord
Prueba Honda Accord 2.2
Texto y prueba Román Allona, fotografía por María Barrio.
Una gran berlina, en todos sus aspectos.

Honda ha hecho que su berlina, el Accord, brille con luz propia dentro del segmento de las berlinas de tamaño medio.

El Honda Accord, en su versión 2009, ofrece una muy buena configuración para un uso en autovía.

Nuestra versión, con acabado LUXURY INNOVA, es la más alta de la gama, e incorpora el motor 2.2 Diesel de 150 CV. La analizamos en profundidad.

Exteriormente:

Imponente en su frontal, continuísta en su lateral y deportivo en su parte trasera.

El Accord viste una carrocería con toques deportivos y afilados en su parte delantera, recordando al imponente frontal de un avión. A esto contribuye positivamente, sus ópticas delanteras: grandes, finas y elegantes y su enorme anchura.

Su lateral, algo inexpresivo no disimula el gran tamaño de esta berlina. Sus pasos de rueda permiten montar llantas de cinco radios y 17" con neumáticos 225/50R17.

Si dirigimos nuestra vista hacia su parte trasera volvemos a retomar la imagen dinámica y musculosa queriendo terminar todas las líneas que comienzan en su parte delantera.

Su dimensiones son 4.726 mm / 2110 mm / 1.440 mm (longitud/anchura y altura), 5mm más largo que un A4 Allroad y 269 mm más ancho.

Su peso homologado es de 1.540-1.632 kg.

  Prueba Honda Accord

Interior:

Si nos sentamos en el puesto de conducción nos transmite una sensación de buenos acabados en rasgos generales y una mezcla difícil de explicar entre modernidad por sus enorme número de botones y elementos tecnológicos y de lujo clásico por la parte baja donde encontramos el freno y la palanca de cambios donde tenemos madera.

El volante es digno de alabar, acceso completo y directo a sistemas como control de crucero adaptativo, radio navegador, ordenador de abordo, teléfono. A día de hoy la mejor integración de mandos en el volante existente en el mercado.

En la columna central del salpicadero tenemos un joystick para seleccionar opciones del menú de navegación, radio o teléfono que se muestra en la pantalla a color de su parte superior (también incorpora cámara de visión trasera). En su parte central tenemos los mandos de climatización.

Esta pantalla se enciende exclusivamente cuando tenemos programado el navegador, si sólo tenemos la radio, nos tendremos que conformar con el pequeño display, pasado de moda, de encima del joystick.

El cuadro de esferas es claro y moderno, además nos recomienda que marcha engranar para ahorrar combustible.

Interior Honda Accord   

Habitabilidad interior:

Grande por fuera y grande por dentro, el Accord es un coche muy cómodo para conducir, conducir de forma "aberlinada", es decir para hacer kilómetros. Sus asientos delanteros son anchos, altos y con un buen mullido. Lástima que su retención lateral no sea también un punto a aplaudir. Esto último es lo que limita su uso más deportivo.

En sus plazas traseras más de lo mismo, amplitud y comodidad para tres personas.

La totalidad de los mandos es perfectamente accesible desde la posición de conducción, si bien es cierto que la facilidad de uso de su sistema de navegación podría ser mejorable.

La altura del puesto de conducción abarca hasta cotas superiores a los 1,90m.

El volumen de su maletero es enorme, de 460 litros.

Impresiones de conducción:

El Honda Accord de esta prueba monta un motor de 2.2 litros y 150 CV I-DTEC (Diesel).

Una vez arrancamos destacamos la baja sonoridad que nos llega desde su motor, muy buen trabajo para ser un diesel.

2.199cc con una potencia máxima de 150 CV que se entrega cuando alcanzamos las 4000 rpm. Su par motor, con una cifra muy destacable de 350 Nm se entrega entre las /2.000 y las 2.500 rpm.

A primeras diríamos que 2200 cc para 150 CV es exagerado, y más cuando ahora está de moda el downsizing (disminución de cilindrada y aumento de potencia). ¿Entonces a qué viene esta apuesta de Honda? Pues con esto se logra una mayor comodidad de aceleración, con menos tirones, en definitiva, una aceleración lineal. La cruz es el consumo que hay que soportar cuando llenamos los cilindros al máximo si nos tumbamos en el acelerador.

Hablemos primero de las sensaciones de conducción del Accord en su ámbito natural, la carretera, listo para devorar kilómetros.

En este primer ámbito como ya hemos dicho tenemos un coche cómodo en asientos, con un esquema de suspensiones de baja dureza, lo que disminuye la percepción de las carreteras en mal estado (Apenas sentiremos los pequeños baches o grietas) y una dirección más bien blanda, que ofrece un perfecto equilibrio para comodidad de viaje.

Por ahora todo muy bien, pero todos sabemos que esto de los coches es una balanza, si mejoramos una cosa perjudicamos la otra, así que como es de esperar sus puntos débiles los encontramos en las zonas con exigencia dinámica.

Si lo forzamos en conducción decididamente deportiva notamos que la dureza de la dirección del Accord es demasiado débil para enfilar curvas y proporcionar un control milimétrico en estos lugares. Por la contra, la suspensión blanda hace que el coche sufra de inercias en cambios dinámicos bruscos.

El esquema de suspensiones que monta el Accord en el eje delantero es de doble brazo oscilante e independiente multi-link en el trasero que junto con el resto de sistemas tecnológicos como el ESP hace que el Accord sea muy difícil de desestabilizar y hacerlo sobrevirar* (irse de culo).

En aceleración el motor produce un silbido bastante similar al de un V6 gasolina, las marchas engranan perfectamente una tras otra hasta llegar a los 100km/h en 9,8 segundos, si continuamos acelerando la velocidad está limitada a 212 km/h de punta.

El indicador de marcha recomendada, en la esfera del cuenta revoluciones, mostrará un UP o un DOWN según debamos de subir o bajar marcha. Su propósito es el de ayudarnos a ahorrar combustible.

El sistema de frenos es de disco en el eje delantero con 296mm y con 305mm en el trasero, tiene un tacto suave en su pisada. El coche mantiene fielmente su trayectoria en caso de frenada de emergencia.

Incorpora sistema ADAS (Con este sistema el coche casi conduce sólo incluso sin poner las manos en el volante. Podéis ver el vídeo de su funcionamiento aquí).

  • LKAS: Sistema de guiado de carril.
  • ACC: Control de crucero adaptativo.
  • CMBS: Sistema de prevención y mitigación de impactos.

-Ciudad:

El Accord es una berlina, algo más ancha que la media, pero sin limitaciones para un uso urbano.

Hubiésemos preferido una dirección más dura para este uso.

-Carretera y autovía:

Su estabilidad a cualquier velocidad es completa.

El consumo de gasoil a velocidad de crucero, estoy hablando de 100 - 120km/h, se acerca a cifras de 5 litros. Un muy buen dato.

Consumos:

El consumo medio (Gasoil) durante la prueba ha sido de 7 litros. 8.6 l/100km es el consumo máximo cuando circulamos sin miedo al gasto de combustible. A velocidad de crucero, 100-120km/h lograremos consumos cercanos a los 5 litros.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 7,3
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 4,7
  • Consumo medio (l/100 km) 5,6
  • Emisiones de C02 149 gr/km

El deposito de combustible tiene 65 litros. Con el lleno logramos una autonomía de aproximadamente 1080 km.

Nos ha encantado:

  • Habitabilidad interior.
  • Comodidad de conducción.
  • Comportamiento lineal de su motor.
 

Encontramos mejorable:

  • Demasiado enfoque hacia conducción en carretera.
  • Algunos plásticos del salpicadero son mejorables en calidad y dureza.
  • Su pantalla interior a color debería ser la única y estar siempre encendida.
  Prueba Honda Accord

Motorizaciones y precios:

Motores gasolina:

  • Accord 2.0 156 CV
  • Accord 2.4 201 CV

Motor diesel

  • Accord 2.2 150 CV

Como resumen general:

Como resumen el Honda Accord es un vehículo pensado y creado para largos viajes. Toda su configuración mecánica está enfocada hacia este uso.

La unidad de nuestra prueba es la más lujosa y con mayor equipamiento, el LUXURY INNOVA. Además monta el único motor diesel que existe en la gama, el 2.2 de 150 CV.

La comodidad para recorrer kilómetros al volante del Accord es muy alto.

-Fotografías a mayor tamaño.

3 Comments

  1. JOVEAV dice:

    ESTOY MUY CONTENTO CON ESTE COCHE.NUNCA, EN MIS 67 AÑOS HABIA TENIDO UN COCHE QUE NO DIERA ALGÚN PROBLEMA, PERFECTO. HE TENIDO 8 COCHES. EL ANTERIOR AL HONDA FUE UN SAAB 9000 TURBO GASOLINA.

  2. luis dice:

    Adquirí este coche hace 2 años. Sólo lo utilizo para viajes largos y en autovía/autopista (tengo otro para ciudad), yendo a velocidad de 123 kms/hora (velocidad real GPS)con un consumo medio tras 30.000 kms de 5,6 litros/100 kms (a plena carga). Como dice el artículo está totalmente diseñado para la conducción rutera, orientado a la comodidad y descanso del conductor y acompañantes. Muy recomendable para quienes buscan eso en un coche. Sin desmerecer su comportamiento, no lo veo orientado a una conducción muy dinámica en carreteras viradas con cambios continuos de marchas.

  3. migfer dice:

    Me entregaron mi Accord 2.2 i-DTEC hace 3 meses y le he hecho en este tiempo 3000 km. Es mi 5º coche (ninguno Honda) y estoy encantado. Una auténtica maravilla. No me gusta que no sea 5 puertas ya que el anterior que tuve sí lo era, pero por lo demás estoy realmente satisfecho. Más de lo que esperaba. Estuve viendo el Insignia, Mondeo, Mazda 6 y Avensis y no me arrepiento de la elección. Posiblemente cualquiera de los otros también hubiera sido buena elección, pero este es fantástico. Todo lo descrito en el artículo coincide con mis apreciaciones.