Prueba Citroen DS3

Prueba Citroen DS3 HDi 90

Texto, prueba por Román Allona. Fotografía María Barrio
Personalizable y con chispa!

El Citroën DS3 abre un nuevo mercado para Citroen, un mercado en el que intentará competir ofreciendo lo máximo en cuanto a calidad y personalización.

Para ello retoma las históricas siglas DS y lanza el DS3. Un vehículo que partiendo del mismo esquema que un C3 (Prueba Citroen C3) le suma diferenciación, calidad y deportividad.

Con este coche Citroen entra directamente en el segmento de los utilitarios premium. ¿Habrán trabajado lo suficiente para ser un digno competidor de Mini o del A1?

Además de su llamativo aspecto, mi unidad cuenta con una motorización realmente económica, la HDi de 92 CV gestionada por una caja manual de cinco velocidades.

Exteriormente:

Analizando su imagen exterior, el DS3 nos ofrece una amplia cantidad de rasgos únicos. Rápidamente destacaríamos las luces LED de su frontal o su gran superficie acristalada en su parte trasera. Pero vamos a analizarlo detalladamente punto por punto:

Frontal:

En el DS3 se ha utilizado una amplia cantidad de inserciones metálicas, su frontal las tiene en el logo de la marca, que se amplia hasta los faros, y también en el de DS.

No podemos olvidarnos tampoco de la línea de LEDS en los extremos de su carrocería, sin duda es uno de sus puntos de diferenciación claves.

Lateral:

Lo miremos desde donde lo miremos el DS3 es un coche que parece querer plasmar las líneas dibujadas por un diseñador. No existen cortes bruscos en su carrocería, todo fluye de forma natural y estilizada.

  Prueba Citroen DS3

Volvemos a tener puntos metálicos, los retrovisores y las manetas. No pasemos por alto la ausencia de pilar B como tal, que ha sido sustituido por superficie acristalada que une las ventanas delanteras con las traseras.

Trasera:

Mi unidad cuenta con una única salida de escape cromada en el lado derecho y la inscripción del modelo en metalizado. Su techo es una de las partes configurables y en esta unidad es azul claro, al igual que su interior o la parte central de las llantas.

La dimensiones del coche son: 3948mm de largo, 1715mm de ancho y 1483 de alto.

Interior:

Aparte de su reforzado exterior el punto de mejora principal de Citroen en los modelos DS es la calidad de interiores. Esta calidad se plasma en la utilización de mejores materiales y de ofrecer al cliente la posibilidad de personalizar muchas de sus partes.

Analizando detenidamente cada una de sus zonas. Empezamos por la puerta en la que la parte mejor trabajada es la maneta y su zona de alrededor. En el resto de la misma se utiliza plástico negro de dureza intermedia. Un poco más de diseño en la puerta hubiese sido un punto añadido bastante interesante.

Mirando ahora al cuadro de esferas, volante y salpicadero (idéntico al del C3) nos volvemos a encontrar con el vistoso plástico color azul claro (el mismo utilizado en su parte exterior). El cuadro de esferas es realmente útil, bonito y deportivo, al igual que su volante, que a pesar de no ser multifunción, el toque metálico lo hace deportivo. La información ofrecida es muy completa (temperatura del motor, velocidad, autonomía, indicador de marcha recomendada, combustible...), los consumos se visualizan en la pantalla central del salpicadero.

Como punto mejorable puntualizaría las palancas del control de crucero y del sistema de audio que están integradas en el eje del volante, en vez de sobre el mismo volante.

Interior Citroen DS3  

En la parte central, de abajo a arriba tenemos la pequeña pantalla LCD que indica hora, consumos y aspectos de audio. Debajo el sistema de climatización y debajo de este el sistema de audio CD - MP3. El plástico utilizado en toda esta zona es negro lacado con una muy buena imagen.

El pomo de la palanca de cambios es otra de las partes más vistosas del coche, mezcla metal con la esfera azul claro.

Habitabilidad interior:

El Citroen DS3 ofrece cinco plazas.

Los asientos delanteros son deportivos, con relieve en sus laterales y costuras blancas.

En su parte delantera, recomendaría no sobrepasar los 1,85m para ir realmente cómodo al volante. Si no nos veremos obligados a reclinar el asiento y alcanzaremos de forma muy justa el volante que no alcanza más en su reglaje en profundidad.

En sus plazas traseras hay limitación en anchura, y en espacio para las piernas (según quien conduzca). La altura debido al diseño de su carrocería es es aceptable.

La totalidad de los mandos son accesibles fácilmente desde la posición de conducción.

Su maletero nos ofrece unos destacables 285 litros.

Impresiones de conducción:

Analicemos ahora el comportamiento dinámico del Citroen DS3 con motor HDi 90 y caja de cambio manual de 5 velocidades.

El arranque se realiza de forma convencional, giro la llave y el vehículo arranca sin problemas, el aislamiento del habitáculo interior es del todo correcta, lo normal para una mecánica diesel.

El DS3 es un coche que tiene unas diferencias notables respecto a su hermano el C3, podríamos decir que el C3 es un utilitario y el DS3 da un giro de rosca más a este concepto para, aparte de su imagen, dotarlo de sensaciones deportivas.

Aunque como os podéis imaginar el DS3 con esta motorización no es ningún cohete, la verdad es que se transmite de forma muy noble y clara el control dinámico sobre el coche, a esto contribuye su altura respecto al suelo, su dirección y su esquema de suspensiones.

Hablando de prestaciones tenemos que su motor de 1560 cc genera 92 CV a 4000 rpm, su par motor máximo es de 230 Nm a 1750 rpm lo que repercute en una aceleración desde parado hasta los 100 km/h en 11,3 segundos. Como digo, prima el consumo por encima de las prestaciones.

Aunque su aceleración no sea espectacular, el coche alcanza velocidades muy altas con mucha facilidad, con mucha más de la que podríamos imaginarnos en un coche con su potencia, lo que nos indica que la configuración dinámica está muy bien trabajada.

Su suspensión es de dureza media, en el eje delantero se monta un esquema pseudo mcPherson y en el trasero de traviesa deformable. Esto lo hace ser un coche vivo en reacciones a la par que nos ofrece un asentamiento muy completo a cualquier tipo de velocidad.

Jugueteando con el, forzándolo en curvas, vemos que tiene un comportamiento muy predecible y que será difícil sacarlo de la trayectoria fijada. Será fácil gestionar todas las señales que nos mande.

Su caja de marchas de cinco velocidades tiene unos escalonamientos bastante buenos, pero a pesar de su baja potencia, una sexta marcha siempre viene bien para que el coche vaya mucho más desahogado en autovía cuando nos permita engranar una marcha tan larga.

Sus discos de freno, responden a lo esperado en un coche de esta potencia, los delanteros son de disco ventilados de 266 x 22 y los traseros son de tambor 8 pulgadas (si elegimos una motorización más potente serán de disco).

Esta motorización incorpora un sistema de recomendación de marcha para ayudarnos a ahorrar combustible, aunque no monta un start&stop.

-Ciudad:

Su tamaño y su caja de cambios lo hace perfectamente utilizable en ciudad. Además sus consumos también serán muy ajustados en urbano.

-Carretera y autovía:

La estabilidad a cualquier tipo de velocidad es muy buena.

Para adelantar deberemos de reducir varias marchas, aunque en velocidad de crucero podremos alcanzar cotas muy altas sin apenas darnos cuenta.

Seguridad:

El Citroen DS3 alcanza una puntuación máxima en el test de seguridad EuroNCAP, más concretamente logra 87% en protección a adultos, 71% en protección a niños, 35% en protección a viandantes, y un 83% en sistemas de seguridad generales.

Entre sus sistemas de seguridad incorpora: Estructura reforzada, 6 airbags (2 airbags frontales, 2 laterales y 2 de cortina) sin olvidarnos del ABS, ESP, ASR, REF, AFU...

Consumos:

El consumo medio (Diesel) durante la prueba ha sido de 4,9 litros. En autovía el consumo a 100 - 120 km/h es de 3,8 litros a los 100. En urbano 5,3 litros. Como podéis ver unas cifras realmente bajas.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 4,9
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 3,4
  • Consumo medio (l/100 km) 4,0
  • Emisiones de C02 104 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 48 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • Incorporar un volante multifunción
  • Ampliar configuración de reglajes pensando en gente alta.
  • Sexta marcha.

Me ha encantado:

  • Consumo
  • Sensaciones dinámicas
  • Posibilidades de personalización
  Prueba Citroen DS3

Motorizaciones:

Diesel:

  • HDi 70
  • HDi 90
  • HDi 90 99 gr.
  • HDi 110

Gasolina:

  • VTi 95
  • VTi 120
  • VTi 120 CAS
  • THP 155

Como resumen general:

El Citroen DS3 es un modelo moderno, original y diferente que si bien recoge gran parte de su parte interior del C3, exteriormente es único.

Tanto su interior como su exterior es configurable, haciendo que nuestro DS3 sea un coche personal.

Esta unidad monta el motor HDi 90, que es capaz de ofrecernos unos consumos de un mechero y no por ello limitaciones en agilidad en conducción.

     
-Fotografías a mayor tamaño.

7 Comments

  1. […] Prueba Citroen DS3 o click sobre la foto Sin comentarios » Compartir en […]

  2. […] lanza la segunda edición de Eco-City Citroën (Prueba Citroen DS3), su ciudad ecológica virtual. En ella, sus usuarios podrán obtener, del 9 de diciembre al 6 de […]

  3. […] Citroën DS3 (Prueba Citroen DS3) abre la temporada de invierno presentando la serie especial Collection, que destaca por un […]

  4. […] DS3 (Prueba Citroen DS3) son sólo la punta del iceberg del cambio que está experimentando Citroën desde hace unos […]

  5. […] Citroën DS3 (Prueba Citroen DS3) incorpora ahora una caja manual pilotada de cinco velocidades en el motor VTi 95. Con esta caja, […]

  6. Citroen DS5 dice:

    […] su línea DS con el nuevo Citroën DS5. Esta línea, compuesta hasta ahora por los Citroën DS3 (Prueba Citroen DS3) y DS4, se dirige a clientes que buscan productos novedosos y revolucionarios, con el enfoque más […]

  7. […] y el interiorismo. En este mismo espacio estará expuesto, durante un mes, el primer Citroën DS3 (Prueba Citroen DS3) by Joaquín Torres, adquirido por el propio arquitecto, quien lo ha diseñado para sí […]