Prueba Audi A5 2.0 TFSI Quattro
Prueba Audi A5 2.0 TFSI Quattro
Texto y prueba por Román Allona. Fotografía por María Barrio.
Señorial y deportivo a partes iguales.

La verdad sea dicha que cuando buscamos un coupé de gran tamaño premium, las opciones en el mercado no son muy amplias. Tenemos a Bmw con su Serie 3 Coupé, a Mercedes con su CLK o a Audi con el A5. Este último es el que tenemos en nuestras manos hoy, un A5 con un motor 2.0 TFSI de 211CV, tracción total Quattro y cambio automático Stronic.

Esta elección combina una bonita estética deportiva sin desperdiciar por ello un gran maletero y una habitabilidad en sus plazas traseras ligeramente superior a un coupé tradicional.

Audi nos muestra en este modelo todas sus tecnologías para ayudar a la conducción: su tracción total Quattro, cambio automático Stronic, selector de configuración dinámica Dynamic Drive, asistente de cambio de carril Audi Side Assist...

Exteriormente:

El A5 mantiene una imagen muy similar al A4, con la diferencia de que el A5 ofrece solamente 2 puertas, ofreciendo con esto una mayor imagen deportiva.

Su parte frontal es imponente, ofreciendo anchura y una característica seña de identidad centrada en sus grupos ópticos delanteros con LEDS. En su trasera también se aprecia un maletero más achatado y más ancho.

Si a todo esto le sumamos el paquete exterior Sline de nuestra unidad de pruebas, como podéis ver, nos topamos con un coche que fusiona de manera perfecta la elegancia y la deportividad.

Tiene unas dimensiones de: 4625mm de largo, 1854 de ancho y 1372 de alto, frente a los 4703,1826 y 1427 de un A4.

  Prueba Audi A5 2.0 TFSI Quattro

Interior:

Los interiores de Audi siempre se han destacado por ofrecer una imagen y calidad de acabados muy alta. El A5, sigue esta norma, y una vez más volvemos a ver signos del A4 en su interior en el salpicadero, posición de conducción, disposición del ordenador de abordo...

Si ponemos frente a frente lujo y deportividad, en el A5 gana el lujo, sí, se aprecian ligeros acabados con imagen deportiva, pero son muy sutiles.

En el interior de nuestro coche tenemos asientos deportivos eléctricos de cuero, volante de 3 radios multifunción, freno de mano por botón, palanca de cambio automática, mando del MMI para controlar navegación, climatizador bizona...

La posición de conducción es baja y tendremos espacio más que de sobra sea cual sea nuestra altura para estar cómodos al volante del A5, otra cosa es que las plazas traseras pueden verse sensiblemente disminuidas según la altura del conductor.

El sistema MMI puede manejarse por voz o por el botón cercano a la palanca de cambios, todavía no se ofrece sistema táctil, gracias a dios en el nuevo Audi A8 si se incorpora un táctil que supongo se incorporará pronto dentro de toda la gama de modelos de la firma alemana.

Interior Audi A5 2.0 TFSI Quattro  

Habitabilidad interior:

Una vez nos sentamos tras el volante vemos que todos los mandos están en una posición cercana al conductor, y que los asientos recogen el cuerpo de una forma cómoda ofreciendo además una muy buena sujeción lateral.

En las plazas delanteras tenemos espacio de sobra, incluso tenemos la posibilidad de atrasar los asientos totalmente y estirar completamente las piernas.

El paso a las plazas traseras abatiendo los asientos es correcto.

En sus plazas traseras, debido a la baja altura y diseño de su carrocería, se limita para personas de más de 1,75. Además el espacio para las piernas si los pasajeros de delante son altos será bastante escaso.

Su maletero ofrece 455 litros (5 litros menos que un Seat Exeo).

Impresiones de conducción:

En la gama A5, en gasolina, las motorizaciones comienzan en el 1.8 TFSI de 160CV, un 2.0 TFSI de 180 CV, pasando por nuestra unidad, 2.0 TFSI de 211CV y hasta un tope de gama de 3.2 FSI y 265CV.

Nuestra unidad es la primera motorización en la que podremos elegir tracción total permanente Quattro junto con el cambio automático Stronic de 7 velocidades.

En esta ocasión no tenemos la posibilidad de elegir modo Sport con la "S" de nuestra palanca de cambios, esto ha sido sustituido por el "Dynamic Drive", que nos permite tres modos: "Normal", "Sport" y "Personal", con ello podemos configurar la dureza de la suspensión, el momento de cambio de marcha (gestión de la centralita del motor) y en la dureza de las suspensiones. ¿La finalidad? Adecuar nuestro coche a cada momento de uso.

Este sistema permite unas modificaciones muy útiles si estamos viajando en carretera o si por la contra queremos juguetear un poco más con el coche.

Hablemos de prestaciones, con este motor de 211 CV logramos una entrega de potencia máxima en un rango que oscila entre las 4300 y las 6000 rpm con un par motor de 350Nm entre 1500 y 4200rpm. A pesar de que su peso en vacío es de 1490Kg. nuestro A5 logra un 0-100 en 6,5 segundos ofreciéndonos una velocidad máxima de 245 km/h.

Gran parte del mérito de esta cifra de aceleración lo tiene su cambio automático de 7 relaciones Stronic, en caso de necesidad de potencia máxima estirará el cambio de marcha hasta la zona de corte, y si estamos realizando una conducción tranquila los cambios de marcha se realizarán rozando las 2000 rpm, disminuyendo el consumo de forma significativa. Con este cambio podremos utilizar hasta el último gramo de potencia de nuestro coche y conseguir esas cifras estarán al alcance de todos.

Como todos sabemos, bajar de 7 segundos en el 0 a 100 es ir muy rápido, aunque resulte curioso el A5 no transmite esta cifra al conductor como lo haría otro deportivo más "pura-sangre", no nos transmite todo este empuje. Esto tiene sus ventajas y sus inconvenientes, la ventaja principal es que vemos que el A5 tiene más rasgos de berlina que de deportivo, con lo que para un uso en viajes a velocidad de crucero será muy cómodo, por la contra podríamos buscar que esta aceleración nos llegue haciéndonos subir nuestra adrenalina tan rápido como sube su aguja de rpm, lamentablemente esto no pasa.

Su motor TFSI nos ofrece unos consumos muy contenidos, en velocidad de crucero en autovía, podemos lograr cifras de 7 litros de media, como es norma, cuando un coche tan potente lo metemos en ámbito urbano estos consumos se nos disparan, en mi unidad alcanzaban los 12 litros. Tomando una media entre ciudad y carretera podríamos decir que el consumo medio de nuestro A5 se sitúa en los 9 litros a los 100 con unas emisiones de 172 gr/km. Si su tracción Quattro fuese desconectable estas cifras podrían haberse incluso mejorado.

En el eje delantero contamos con suspensión independiente de 5 brazos y en el trasero independiente de brazos trapezoidales con alojamiento elástico.

Los frenos tienen un tacto contundente y fuerte, nos transmiten seguridad y demuestran eficacia en su uso.En caso de frenada de emergencia el coche mantiene perfectamente la trayectoria.

-Ciudad:
Su tamaño es el mismo que el de una berlina media, con lo que su uso en ciudad no ofrece mayor problema, además su cambio automático nos transmitirá una comodidad en conducción muy de agradecer en atascos. Por la contra los consumos crecen hasta los 12 litros de media.

-Carretera y autovía:

Nos da sensación de estar pegado a la carretera, su esquema de suspensiones es configurable en dureza y parece estar fabricado para devorar kilómetros. Si a esto le sumamos una aceleración explosiva los adelantamientos son un visto y no visto.

Consumos:
Audi homologa para el A5 2.0 TFSI de 211 CV Quattro Stronic de 7 velocidades unos consumos de 9,3 litros en urbano, 6,3 en autovía y 7,4 en combinado.

Según nuestras mediciones, en un uso normal logramos un consumo de unos 9 litros a los 100, logrando incluso cifras de 7,5 litros en autovía a 120km/h. Con sus 65 litros de depósito de combustible logramos una autonomía de unos 600 kilómetros.

Motorizaciones:

Gasolina:

  • 1.8 TFSI de 160CV
  • 2.0 TFSI de 180CV
  • 2.0 TFSI de 211CV
  • 3.2 FSI de 265CV

Diesel:

  • 2.0 TDI de 170 CV
  • 2.7 TDI de 190CV
  • 3.0 TDI de 240CV

Encontramos mejorable:

  • Transmitir más deportividad.
  • Manejo del navegador.
  • Tracción total desconectable.

Nos ha encantado:

  • Muy buena imagen exterior
  • Prestaciones de su motor
  • Consumos

¿A quién recomendaríamos comprar un A5?

  • Necesidad de más espacio que un coupé tradicional, con un gran maletero y una llamativa imagen.
  • Persona que utilice el coche el solo o con su pareja y busque algo deportivo a la par que elegante.
Prueba Audi A5 2.0 TFSI Quattro

Precio a fecha 2/12/09 (les recomendamos preguntar en su concesionario):

Gasolina:

  • 1.8 TFSI de 160CV 35.650€
  • 2.0 TFSI 180 CV multitronic 8 vel. 40.350€
  • 2.0 TFSI 211 CV quattro S tronic 46.960€
  • 3.2 FSI quattro tiptronic 6 vel.53.900€

Diesel:

  • 2.0 TDI de 170 CV 38.950€
  • 2.7 TDI de 190CV 42.140€
  • 3.0 TDI 240CV quattro tiptronic 51.290€

Como resumen general:
El Audi A5 se ha convertido por su elegante imagen en una de las opciones más destacada para quien busque un coupé de gran tamaño, con una bonita imagen y unas características técnicas de último nivel.

Nuestra unidad de pruebas contaba con un potente motor de 2.0 litros y 211 CV que ofrece una aceleración desde parado hasta los 100km/ en solo 6,5 segundos.

Además el tamaño de carga de su maletero, con 455 litros es equivalente a cualquier berlina. Con el A5 tendremos diseño deportivo sin despreciar espacio de carga.

-Fotografías a mayor tamaño.

4 Comments

  1. […] las 20 de la tarde, hasta las 0:00 de la noche, y exclusivamente en oferta vía web, Audi oferta un Audi A5 2.0 TFSI por 1€ al día, sin trampa ni cartón, ni entradas, ni […]

  2. […] y seguridad avanzada de los vehículos Audi, en este caso los Audi A5 3.0 TDI quattro tiptronic (Prueba Audi A5 2.0 TFSI Quattro Stronic) y Audi TT Coupé 2.0 TFSI quattro S tronic. Tecnologías como el ABS, el ESP, el Audi Drive Select […]

  3. […] en paralelo con el añadido de un segundo motor. El motor gasolina es un 2.0 TFSI que rinde 211 CV (Prueba Audi A5  2.0 TFSI Quattro) y aporta 350 Nm de par máximo entre 1.500 y 4.200 rpm. Situado justo por detrás está el motor […]

  4. erlanz dice:

    Poseo el 212 c.v tfsi. Me parece que le falta chicha, aceleracion, No se si las cifras de 6.5 sg son reales pero noto tal vez la falta de par motor ( mi anterior coche : un Mondeo tenia 400 NW y una respuesta mas contundente al acelerador. En el A5, por ejemplo si subo a 3ª a un regimen bajo de revoluciones le cuesta responder, tiene poca salida. Tambien suspension blanda y motor silencioso lo que le resta caracter deportivo, aunque se agradece cuando se viaja por autovias.