Prueba Abarth 500 esseesse

Prueba Abarth 500 esseesse

Texto, prueba y fotografía por Román Allona.
Un poco más de exclusividad con las mismas sensaciones.

Tras la prueba del Abarth 500 os traigo este mismo coche pero preparado gracias al kit de potenciación esseesse, que amplia su potencia hasta los 160 CV frente a los 135 del modelo de serie.

Este kit añade también pastillas de freno delanteras de alto rendimiento, un filtro de aire especial diseñado por BMC, cuatro sensores para la presión de los neumáticos y llantas de aleación ligera multiradio de 17’’, blancas o color titanio. Sin olvidarnos de la denominación esseesse en su portón trasero.

¿Merece la pena instalar este kit en nuestro pequeño Abarth 500? Vamos a analizar todos sus aspectos.

Exteriormente:

Volvemos a enfrentar nuestra mirada al "pequeño del escorpión", no dejará indiferente a nadie. No te confundas, este no es un Fiat 500, muy poco, o prácticamente nada tiene que ver con el utilitario del que deriva.

Su imagen exterior transmite deportividad. Vamos punto por punto:

Frontal:

En su frontal tenemos los bonitos faros redondeados, dos en cada extremo más otros dos en su parte inferior como antiniebla. Y el logotipo de la marca, el escorpión, en su parte central y también en un vinilo sobre la chapa del motor. A esto se le llama pasión por la marca.

En su parte baja tiene una rejilla de nido de abeja de plástico negro. Pequeño pero matón.

Lateral:

Miramos ahora el Abarth 500 Esseesse desde su lateral. Aquí es donde comenzamos a ver numerosas entradas de aire y sus aun más llamativas llantas multiradio de 17" que dejan a la vista sus pinzas en rojo y discos de freno. Sus neumáticos son de 205/40 ZR17

  Prueba Abarth Esse Esse

Tiene sólo dos puertas, tras ellas inserta dos nuevos logotipos de chapa, esta vez con la bandera italiana.

Los cristales traseros son tintados, en su parte trasera monta un pequeño alerón y su techo está cuadriculado como mandan los estándares racing. Sí, es un coche agresivo, con mala ostia, un coche que nos da ganas de conducir y que como veréis no nos defraudará.

Trasera:

En su parte trasera tenemos cuatro tubos de escape insertados en un trabajado difusor que se encargará de mantener a nuestro Abarth 500 pegado al suelo.

En el paragolpes trasero volvemos a tener dos salidas de aire en su lateral, más arriba tenemos de nuevo el logotipo de la marca más el anagrama "esseesse" . También se hace mención al modelo, el 500.

La dimensiones del coche son: 3657mm largo, 1627mm ancho y 1485mm de alto.

Interior:

Vamos ahora con su interior, donde se fusiona tanto la imagen retro, del Fiat 500, como los mejores puntos deportivos que exige una marca como Abarth de todos sus modelos.

Vamos a analizar cada una de sus partes. Comenzamos por las puertas, que son el punto más flojo del conjunto, ni su diseño, ni los materiales utilizados están a la altura de lo que podríamos esperarnos, no existe ningún toque diferenciado o deportivo y sus líneas son rectas sin transmitirnos ninguna sensación.

Pasamos ahora al cuadro de esferas, volante y en general todo el salpicadero, donde la cosa cambia a mejor, aquí sí que encontramos aspectos muy medidos y muy enfocados hacia un tipo de conducción deportiva. El salpicadero se ha cubierto de un plástico lacado blanco que le da una buena calidad al conjunto, sus partes más bajas utilizan plástico negro fino y bien terminado.

El volante y el cuadro de esferas merece un análisis a parte, en la parte izquierda nos topamos con el indicador de la presión del turbo y el indicador de marcha recomendada. Esto no lo incorpora ningún Fiat 500. El cuadro de esferas es magnífico, con mucha información. Tanto la aguja del velocímetro como la del cuenta revoluciones tienen un eje común. En la pantalla LCD central podremos ver indicaciones de temperatura del motor, combustible, consumos, autonomía, temperatura...

El volante es multifunción, achatado en su parte baja y con un diseño y reborde deportivo. Podemos gestionar el sistema Blue&Me del coche (Teléfono, audio y navegación), sus botones son tan lisos que nos obligarán a quitar la vista de la carretera para saber cual presionar.

En su parte central tenemos, arriba, el navegador táctil con un gestor de rutas bastante mejorable y que sí incorpora un añadido de telemetría dónde podremos elegir circuito y nos irá cronometrando velocidad, tiempo, rpm... , más abajo tengo el radio CP MP3, botón sport (dirección más dura y presión del turbo más elevada lo que hace el acelerador más sensible), sistema de climatización, y palanca de cambios de aluminio de 5 velocidades.

Interior Abarth Esse Esse  

El freno de mano es manual.

Habitabilidad interior:

El Abarth Esse Esse ofrece un total de cuatro plazas.

Delante tenemos asientos tipo backet y detrás dos asientos testimoniales que no incorporan reposacabezas.

Nos volvemos a topar con el mayor problema de la gama 500 o Abarth 500, la altura de sus asientos respecto al suelo.Estos asientos en su posición más baja están a una altura de 35 centímetros respecto al suelo del coche lo que limita sustancialmente la habitabilidad para personas de más de 1,80 o 1,85.

En sus plazas traseras si el conductor es alto el espacio para las piernas en las plazas traseras se hace casi inutilizable,su altura no es del todo mala.

La totalidad de los mandos son accesibles fácilmente desde la posición de conducción al ser un coche pequeño.

Su maletero ofrece 185 litros.

Impresiones de conducción:

¿Qué más se puede añadir a un coche que ya lo tiene todo?, este es el eslogan comercial de Abarth para introducir el kit esseesse. Yo no seré tan comercial y analizaré el coche en sus puntos buenos y también en sus malos, vamos ahora con su comportamiento dinámico. ¿Se notarán realmente estos 25 CV más respecto al Abarth 500?

Seré sincero: No. Estos 25 CV más nos reducen el tiempo en alcanzar los 100 km/h desde parado en 0,5 segundos (7,4 segundos del esseesse frente a los 7,9 de la versión normal), no es una gran mejora. Pero ojo, el kit esseesse no sólo nos da más potencia. También añade pastillas de freno delanteras de alto rendimiento, muelles delanteros y traseros específicos y filtro de aire "BMC" para hacerlo un producto más único.

Si engranamos primera velocidad y aceleramos a fondo el coche alcanzará los 58 km/h y en segunda ya habremos rebasado la cifra de los 110 km/h. Son marchas largas y se estiran sin problemas.

Seamos sinceros, nada es racional en un Abarth 500. No es un coche que se compre con la cabeza, es un coche de apasionado del motor, un coche que más que un coche en si, es un juguete con el que divertirnos, un coche para los domingos o para verdaderos "enfermos de las curvas".

Toca hablar de números, su motor de 4 cilindros en línea y 1368 cm3 entregan un par máximo de 230 Nm a 3000 revoluciones por minuto. Su potencia de salida es de 160 caballos a 5750 rpm y la velocidad máxima puede alcanzar los 211 km/h.

Voy a hablar también de los frenos, de disco en el eje delantero con un diámetro de 284 x 22 mm, también de disco en el trasero con 240 mm x 11 mm. Además se integran unas pastillas de freno delanteras de alto rendimiento. El resultado es un tacto y precisión de freno de deportivo.

Y por último de su esquema de suspensiones: Delantero con esquema McPherson y barra estabilizadora y trasero con esquema de ruedas interconectadas mediante puente de torsión con barra estabilizadora. La dureza del sistema de suspensiones se encuentra calibrada como si de un coche de carreras se tratase. Para carreteras en perfecto estado, una delicia, para las que no lo están o para pasar por los badenes, un suplicio.

Como podemos ver está bien preparado, pero existen muchos coches más rápidos en aceleración que este, entonces... ¿Por qué comprar un Abarth 500 esseesse? Porque en sensaciones no tiene rival, es pequeño, juguetón, dinámico, explosivo... ¡Es una hormiga atómica!.

En cada una de las curvas, ya sean cerradas o abiertas dirigiremos el coche al milímetro, nos obedecerá, nos hará disfrutar.

Su transmisión de 5 velocidades manual nos permitirá hilar fino y reducir marcha para obtener el máximo de potencia, una sexta marcha debido a su potencia no hubiese estado de más para reducir consumo a velocidad de crucero.

Incorpora un botón denominado Sport, este hace la dirección más precisa y aumenta la presión del turbo. Como pasa siempre en estos casos deberemos de tener presentes que sin el modo sport no tendremos esos 160 CV y con el sport activado sí. Por lo que en verdad la verdadera utilidad es poder ir más tranquilos y ahorrar combustible.

Cuando arrancamos el coche el sonido del tubo de escape es ronco, suena a metal, coche potente...

Para ahorro de combustible tiene un indicador de marca recomendada, con una flechita, pero no cuenta de start&stop.

-Ciudad:

Su tamaño lo hace perfectamente utilizable en ciudad pero tendremos que tener en cuenta que sus consumos serán elevados.

-Carretera y autovía:

La estabilidad a cualquier tipo de velocidad es total.

Su aceleración nos permitirá adelantar sin problemas.

Seguridad:

El Abarth 500 ofrece la misma seguridad que el Fiat 500, alcanza una puntuación máxima en el test de seguridad EuroNCAP con cinco estrellas.

Entre sus sistemas de seguridad incorpora: ABS + EBD, ESP + ASR, MSR, HBA, TTC y Hill Holder. Incorpora 7 airbags.

Consumos:

El consumo medio (Sin plomo) durante la prueba ha sido de 7,5 litros. En autovía el consumo a 100 - 120 km/h es de 6 litros a los 100.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 8,5
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 5,4
  • Consumo medio (l/100 km) 6,5
  • Emisiones de C02 155 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 35 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • Reposacabezas en sus plazas traseras.
  • Mayor diferenciacion y calidad en sus puertas.
  • Altura de sus asientos.

Me ha encantado:

  • Rendimiento de su motor.
  • Sensaciones que transmite.
  • Imagen 100% racing
  Prueba Abarth Esse Esse

Motorizaciones:

Gasolina:

  • 1.4 T-Jet de 135CV
  • 1.4 T-Jet de 135CV + Kit EsseEsse = 160 CV

Como resumen general:

El Abarth Esse Esse es un pequeño giro de tuerca más a la potencia ya ofrecida por el Abarth 500.

Este kit también añade pastillas de alto rendimiento en el eje delantero, un filtro de aire especial diseñado por BMC, cuatro sensores para la presión de los neumáticos y llantas de aleación ligera multiradio de 17’’, blancas o color titanio. Sin olvidarnos de la denominación esseesse en su portón trasero.

Hablando en cifras, su tiempo en aceleración 0 - 100 km/h se reduce en 0,5 segundos y su velocidad máxima aumenta en 6 km/h hasta los 211 km/h. Ligeras diferencias que lo harán más exclusivo, pero igualmente divertido.

     
-Fotografías a mayor tamaño.

5 Comments

  1. […] participará este fin de semana en los 500Km de Alcañiz, a bordo de un Abarth 500 Asseto Corse (Prueba Abarth 500 esseesse), preparado por el equipo Difisa Racing de […]

  2. Jaime dice:

    Veo varias incongruencias en esta prueba.

    1.- En ningún momento se pierden esos 160CV sin el modo sport. Este modo simplemente, entre otras cosas, da mayor agilidad al motor y permite aumentar el par, pero en ningún momento disminuyen los CV. Por lógica, un motor a unas ciertas rpm, no baja la potencia, sino el par, que son dos valores distintos.

    2.- No me creo que en toda la prueba hayas conseguido un 7,5 litros a los 100 de media. O no explotaste el coche o tienes otros datos. Disfrutando del coche, no bajas de 10 litros ni de coña.

    Luego una pregunta al margen, he visto por la calle algún Abarth 500 EsseEsse con el tubo de escape del normal. Tampoco se habla en la web oficial de ningún tipo de escape en el kit, sabes si es de serie o de opción y en este caso, ¿qué cuesta?

    Me lo podrías explicar? Gracias

  3. Creo que queda bastante claro que si el coche nos ofrece unas cifras de aceleración en el 0-100 de 7,4 segundos, estas cifras se consiguen exclusivamente con el modo sport activado. Sin el el rendimiento del coche es menor, por lo que es virtualmente como si condujéramos un coche de menor potencia.

    El consumo medio que dejo plasmado en las pruebas es el obtenido en un uso normal, como el que tú o yo usaríamos el coche (sin ir hundiendo el acelerador, simplemente una conducción normal, que no relajada). Para ir al trabajo, en atascos, etc… De ahí esos 7,5 litros de media. Obviamente si circulamos en modo deportivo los consumos son más elevados, pero no más de 8,5 – 9 litros a los 100.

    El escape que monta esta unidad (dos salidas de escape a cada lado) es el Abarth Record Monza (http://www.diablomotor.com/2010/05/28/este-mes-sistemas-de-escape-record-monza-gratis-en-todos-los-abarth/), como puedes ver es distinto del del Abarth 500 de serie: http://www.diablomotor.com/pruebas-coches/prueba-abarth-500/

    Este escape no está incluido en el kit esseesse y no se decirte el precio. Consultalo en un concesionario.

  4. rogadad dice:

    buenas,

    Siento discrepar con el tema de consumos, en conduccion deportiva disfrutando y jugando con el coche marca 10,8 creo que si me hubiera esforzado un poco más le pongo en 11, pero pa qué?

    Le veo un problema, o la carretera esta perfecta o es ESP salta constantemente tanto en las frenadas como apurando en las salidas, lo malo es que si le desconectas te encuentras un coche extremadamente inquieto y necesitas un margen amplio para enlazar curvas, llega a descolarse e insinuar la trasera de manera violenta, no soy ningún piloto pero hacen falta algo de manos y estar muy alerta.

    Ahora bien, como 2º coche para quemados es ideal, me duele el cuello, los brazos y los riñones, pero la sonrisa de la cara me va tardar mucho tiempo más en desaparecer que las agujetas.

    Lástima de no sobrarme la pasta.

  5. […] acuerdo con la tradición Abarth, el kit “esseesse” para el 500C (Prueba Abarth 500 esseesse)se entrega al cliente en una caja de madera y lo instalan únicamente profesionales de la red […]