Prueba Peugeot 508 2.0 TDI 140CV

Prueba Peugeot 508 2.0 TDI 140CV

Texto, prueba y fotografía: Román Allona. .
Equilibrado y funcional.

Sustituyendo a una de las berlinas más destacadas de nuestro mercado llega el Peugeot 508, un vehículo con unas características muy equilibradas en todos sus ángulos.

El exterior transmite personalidad y deportividad con líneas muy estilizadas y modernas. Parece que todo sigue igual, pero todo ha cambiado.

Nuestro 508 de pruebas monta el motor 2.0 HDI de 140CV asociado a una caja manual de 6 velocidades, una motorización que acaparará un gran número de ventas debido a su excelente relación prestaciones/consumo.

Analizando parte por parte cada uno de sus puntos comenzamos la prueba del recién llegado Peugeot 508:

Exteriormente:

Su imagen exterior hace que destaque, tanto su frontal, cómo su parte trasera. Son novedosas y rompedoras. Con un diseño marcadamente estilizado y cuidado estos son los rasgos principales de su exterior:

Frontal:

Afilado y felino,desde sus faros delanteros de xenón que incorporan LEDS y tienen una forma que se estrecha en sus extremos, hasta la parte más baja del paragolpes dónde podemos ver los antiniebla también cuidadamente integrados.

La parrilla delantera sigue manteniendo la típica boca de tiburón que ha caracterizado a la marca, aunque esta vez se hace mucho más partícipe. El coeficiente aerodinámico es muy bueno: 0,27 Cx

Lateral:

Su carrocería sedan es la típica de un vehículo de su segmento. La silueta lateral es fina y redondeada, desde su parte delantera hasta la trasera. Tanto los faros delanteros, como los traseros se hacen partícipes de la carrocería debido a su alargada terminación.

  Prueba Peugeot 508 2.0 HDI 140 CV

Las llantas que monta este modelo son de aleación y 17" (neumáticos 215 / 55 R17) y se incorporan de serie en el acabado Active que es el de esta unidad.

Trasera:

La trasera es otro de los puntos fuertes de este modelo. Redondeada y pomposa, desde su parte más alta, a la más baja, tiene una pequeña parte superior de maletero que limita ligeramente la boca de entrada para carga. La apertura del maletero se realiza exclusivamente por llave o por un botón de dentro.

Las luces de freno también son diferentes y apuestan por los LEDS y se incorpora también un pequeño embellecedor en la parte central. La salida del tubo de escape no está a la vista.

Las dimensiones son: 4,792 mm de largo, 1,920 mm de ancho con espejos recogidos, 2,068 mm con espejos abiertos y 1,456 mm de altura.

Interior:

Dando paso a su interior nos encontramos con una imagen general de calidad en diseño y en materiales utilizados. En prácticamente la totalidad del habitáculo se han utilizado materiales con buena imagen y con buenos ajustes. El diseño es de líneas rectas e incluye una tira de plástico imitación a la fibra de carbono, la misma que se utiliza también en los laterales de la separación de los asientos delanteros.

Analizando ahora parte por parte: La puerta incorpora un tirador de plástico lacado y unas líneas redondeadas. Transmite una buena imagen, siendo la parte más baja la que incorpora plásticos algo más duros.

El volante de cuero es multifunción y es realmente completo, en él podemos ver botones para el equipo de audio, el control de crucero y el límite de velocidad. El cuadro de esferas también es completísimo, y encontramos esferas de revoluciones, velocidad, temperatura del motor, temperatura del aceite (pocos coches lo tienen) y una pantalla LCD central monocromo (podría haber sido a color y más gráfica) con autonomía, consumos medios, consumo instantáneo, indicaciones del navegador... Muy bien.

En la parte central del salpicadero, de arriba a abajo tenemos la pantalla del navegador, el botón de intermitentes de emergencia y a sus lados dos soportes para latas o botellas. Más abajo el equipo de audio y el climatizador bizona. La palanca manual de 6 marchas, freno de mano manual y botones de control del navegador (táctil es una mejor solución) además del Peugeot SOS (llamada de emergencia en caso de accidente o avería con sólo un botón).

   
Interior Peugeot 508 2.0 HDI 140 CV  

Habitabilidad interior:

El Peugeot 508 homologa 5 plazas. Dos delante y tres en la parte trasera, siendo la plaza central de menor tamaño que las de los extremos.

La comodidad y la sujeción de los asientos es buena. La altura en sus plazas delanteras es del todo correcta para personas de hasta 2 metros. Detrás también se ha trabajado bien en habitabilidad, el espacio para las piernas y altura es igualmente bueno.

La totalidad de los mandos son accesibles fácilmente desde la posición de conducción. Para interactuar con el navegador se ha instalado unos mandos tras la palanca de cambios, al lado del Peugeot SOS.

El maletero ofrece un volumen de 545 litros de agua (515 dm3 según la norma VDA) .

La rueda de repuesto del maletero es del tamaño convencional.

Impresiones de conducción:

Vamos ahora con el análisis del comportamiento del vehículo. Arranco el motor con el típico giro de llave tras esperar un pequeño espacio de tiempo hasta el que calentador del motor alcance la temperatura adecuada.

El sonido que se transmite al interior es bastante bajo, más cercano a una mecánica gasolina que a una diesel convencional. El aislamiento de la cabina está bastante bien trabajado.

Recordaré que nuestra unidad incorpora un motor 2.0 HDI de 140 CV, una apuesta segura en términos de consumo / eficacia. La aceleración que podemos conseguir con este vehículo, de 1.430kg, en el 0 a 100 km/h es de 9,8 segundos en tercera velocidad. No es un mal dato, pero sin duda alguna la gran particularidad del modelo es la comodidad en conducción.

Tanto la dirección (asistencia variable en función de la velocidad), cómo la palanca de cambios tienen un tacto cómodo y preciso. En el caso de la caja de cambios de 6 velocidades en engranaje de marchas se realiza con suma facilidad y por su parte, la dirección es cómoda en uso a cualquier tipo de velocidad ya sea en urbano o en carretera.

El régimen en el que obtenemos la potencia máxima de 140 CV es de 4.000 rpm aunque podríamos estirar hasta las 5100 rpm dónde corta inyección. El par motor alcanza los 320 - 340 Nm (con overboost) a 2000 rpm.

Hablando de suspensiones, la dureza es media, perfecta para un uso habitual, ya sea en carretera o en urbano. Se incorpora un esquema de tipo Pseudo Mc Pherson delante y de eje trasero multibrazo en el trasero.

Si queremos poner al conjunto en apuros en cerrándonos fuertemente en curva veremos que el aguante es más que notable. El chasis es capaz de soportar cambios bruscos de dirección o de alcanzar velocidades muy altas en paso por curva sin apenas inmutarse. El trabajo de los sistemas de seguridad activa como el ESP o el control de tracción es realmente bueno.

El equipo de frenos responde a lo esperado. Delante tenemos discos ventilados con un diámetro de 283 mm y detrás discos de 290 mm.

-Ciudad:

Su tamaño, lo hace igual de útil en ciudad que cualquier otra berlina.

Su caja de cambios y dirección lo hacen cómodo de conducir también en urbano.

-Carretera y autovía:

La estabilidad en carretera es completa a cualquier tipo de velocidad.

Los consumos serán realmente ajustados y la comodidad global en conducción será buena. Es un coche útil para un uso habitual.

Seguridad:

El Peugeot 508 ha logrado la nota más alta en seguridad en el test Euro NCAP con cinco estrellas.

Ha logrado una nota global de 90% en protección a adultos, 87% a niños, 41% a peatones y 97% en sistemas de seguridad.

Incorpora: ABS, ESP + ASR y seis airbags (frontales, de pasajero desconectable, laterales delanteros de tórax y de techo tipo cortina).

Consumos:

El consumo medio es realmente ajustado, de 6,2 litros en un uso habitual y a velocidad de crucero en autovía (110km/h) podremos lograr medias de 5,0 litros.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 6,8
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 4,0
  • Consumo medio (l/100 km) 4,8
  • Emisiones de C02 125 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 72 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • Interfaz de uso del navegador.
  • Apertura del maletero sólo por llave o botón.
  • Boca de carga del maletero no muy elevada

Me ha encantado:.

  • Diseño exterior
  • Volante multifunción y cuadro de esferas muy completo
  • Consumos muy ajustados
  Prueba Peugeot 508 2.0 HDI 140 CV

Motorizaciones y precios (02/06/2011):

Gasolina:

  • 1.6 Vti 120CV Acccess 22.600€
  • 1.6 THP 156 CV Active 25.500€

Diesel:

  • 1.6 HDI 112 CV Access 23.400€
  • 2.0 HDI 140 CV 26.550€
  • 2.0 HDI 163 CV Active Automático 28.550€
  • 2.2 HDI 204 CV GT Automático 36.300€

Como resumen general:

El Peugeot 508 es una berlina con unos altos niveles de diseño en su exterior y un cuidado interior.

Lo más destacable es su estilizada y moderna carrocería, tanto en su parte delantera como trasera. No nos olvidamos tampoco de su su motor capaz de lograr unas medias de consumo realmente bajas.

En el lado mejorable tenemos la interfaz de usuario de su navegador o una mayor boca de carga del maletero.

Cómo ya hemos dicho, una berlina equilibrada en todos sus ángulos.

-Fotografías a mayor tamaño.