Prueba Opel Meriva 1.7 CDTI 130CV

Prueba Opel Meriva 1.7 CDTI 130CV

Texto, prueba y fotografía por Román Allona.
Facilidad de carga

En el segmento de los monovolúmenes pequeños encontramos a un Opel Meriva, totalmente renovado y con aspectos destacables que lo harán único.

Además de su moderno diseño exterior que marca el nuevo estilo Opel o su alegre interior es inevitable hacer mención del sistema de apertura de puertas traseras Flexdoor (en sentido contrario al habitual). Más adelante lo analizamos en profundidad.

Equipado con una mecánica diesel 1.7 CDTI de 130 CV junto con un cambio manual de 6 velocidades el Meriva nos ofrecerá un consumo realmente ajustado.

El acabado de nuestra unidad de pruebas es el más alto, denominado Cosmo.

Exteriormente:

Con una longitud total de 4.288 mm, una anchura de 1994 mm y una altura de 1615 mm el Meriva ofrece una mayor altura a los ocupantes con unas dimensiones globales del coche de nada desproporcionadas.

Analicemos parte por parte:

Frontal:

Con un frontal afilado y destacando sus grandes grupos ópticos delanteros el Meriva muestra su personalidad.

Las líneas ya desde su frontal son muy marcadas aumentando la imagen deportiva, tan difícil de conseguir en un coche de estas características.

El cromado de su parrilla también es otro de los puntos destacables.

Lateral:

Miramos ahora el lateral. Con dos puertas a cada lado y una terminación trasera casi en recto se trata de aprovechar al máximo su habitabilidad.

  Prueba Opel Meriva 1.7 CDTI

Destacar también el contraste que hacen los cristales traseros tintados con la carrocería. Como podemos ver los tiradores de las puertas están ambos en la parte central, ya que como todos sabéis la puerta trasera se abre en dirección contraria al que estamos acostumbrados.

Las llantas y neumáticos tienen unas dimensiones 225/45 R17.

Trasera:

En su parte trasera la superficie acristalada desciende hasta más abajo de la mitad, justo donde se inserta el logotipo de la marca. La apertura del portón alcanza desde la parte más baja hasta la más alta, facilitando con ello la capacidad de carga.

En la parte del parachoques tenemos el sistema FlexFIX, de carga a bicicletas. El tirador de apertura se encuentra en el maletero.

Interior:

El diseño interior del Meriva ofrece una imagen moderna y agradable. En nuestra unidad se mezclan dos colores: el marrón y el azul claro. Las líneas parecen querer "abrazar" al conductor. Las terminaciones, los ajustes, y en general los materiales utilizados son buenos y transmiten una buena imagen.

Analizando parte por parte comenzamos por las puertas. En la parte más baja tenemos el plástico más duro. En la central los mandos de los elevalunas y en la superior una pequeña entrada de color azul claro que hace de contraste.

Ahora analicemos el cuadro de esferas, volante y salpicadero. El volante es de tres radios multifunción, desde el podremos gestionar el control de crucero, el sistema de audio, el teléfono... En el cuadro de esferas tenemos 2 grandes y dos pequeñas, podemos ver información relativa a rpm, velocidad, temperatura del motor o combustible. También tenemos la pantalla LCD central en la que veremos parámetros como consumos, autonomía...

En el salpicadero tenemos, de abajo a arriba, la pantalla a color de la radio, navegador, teléfono que no es táctil. Más abajo los mandos de radio, navegador y audio. Y más aún los de climatización.

Más abajo la palanca de cambios y el freno de mano eléctrico que no se fija automáticamente pero sí se quita cuando arrancamos el coche y comenzamos a movernos. Tras esto tenemos el FlexRail que tiene compartimiento hasta la parte más baja del coche.

Interior Opel Meriva 1.7 CDTI  

Habitabilidad interior:

El Meriva homologa 5 plazas. La facilidad de entrada a bordo es muy superior a la de un coche convencional facilitando situaciones como montar a niños en su parte trasera por ejemplo. Las puertas se abren en ángulo de 84º frente a los 70º de un coche convencional. Esto tiene sus pegas ya que una vez dentro para cerrarla deberemos de salir más del coche, una posición menos natural.

Su posición de conducción es ligeramente superior a la que encontramos en una berlina. Los asientos son cómodos y no existen problemas de altura en personas de hasta 2.0m.

La superficie acristalada de las puertas y frontal es equiparable a la de una berlina, debido a su diseño más estilizado y deportivo. Por ello, nuestra unidad incorporaba un extra que puede ser muy útil, el techo de cristal que aumentará la luminosidad interior.

La modularidad interior del Meriva se denomina FlexRail que consiste en unos contenedores intercambiables que se pueden desplazar sobre unos raíles de aluminio colocados entre los asientos delanteros. Este túnel llega hasta la parte trasera, lo que considero un fallo al quitar espacio para los pies a los pasajeros de atrás.

La totalidad de los mandos es fácilmente accesible desde la posición de conducción.

El volumen del maletero es de 400 litros. Con asientos traseros plegados de 920 litros a 1500 hasta el techo.

En vez de rueda de repuesto se incorpora un kit repara pinchazos.

Impresiones de conducción:

Nuestro Opel Meriva incorporaba el motor 1.7 CDTI de 130 CV asociado a una caja manual de seis velocidades. La efectividad en cuanto a consumos de esta versión está muy bien conseguida. El peso total del coche es de 1360kg.

El modo de arranque es tradicional, giramos la llave y arranco. El sonido en arranque se hace notar, ligeramente superior a lo esperado. Una vez entra en calor todo vuelve a ser más acorde y su sonoridad es normal.

La potencia máxima, de 130 CV se logra cuando alcanzamos un régimen de vueltas de 4000 rpm. Su par motor máximo es de 300 Nm, se consigue a 2000 rpm, justo en el momento de entrada del turbo.

Como ocurre en todas las mecánicas diesel, en el Meriva por debajo de las 2000 vueltas el empuje es muy bajo. La aceleración en el 0 a 100 km/h se produce en 9.9 segundos, una cifra que no está nada mal para su potencia. Para fomentar el ahorro de combustible se incorpora un indicador de marcha recomendada.

La configuración de suspensiones, es de una dureza blanda-intermedia, lo que lo hace cómodo para circular por prácticamente cualquier carretera. Obviamente no le pidamos firmeza en carreteras reviradas, porque no es su finalidad, su carrocería, por su diseño, balanceará más de lo que lo hace una berlina y por ello tendremos que limitar nuestra velocidad.

Técnicamente: La suspensión delantera es de tipo Independiente McPherson con esorte helicoidal y barra estabilizadora. Por su parte, la trasera es de tipo Semi-independiente con brazo tirado, viga de torsión transversal y resorte helicoidal.

Si hablamos en castellano diremos que el asentamiento del Meriva a cualquier tipo de velocidad es total. Incluso aunque su forma de carrocería no nos invite a ello la configuración de suspensiones aguantará muy bien los excesos que produzcamos en curva canalizándolos y manteniendo firmemente la trayectoria en ayuda del ESP en caso de ser necesario.

La dureza de la suspensión es media lo que lo hará muy adecuado para circular en prácticamente en cualquier carretera.

La capacidad de frenado es del todo correcta, Opel ha instalado discos ventilados de 280 mm en la parte delantera y discos macizos de 264 mm en la parte trasera. Mantiene la trayectoria perfectamente.

-Ciudad:

Su tamaño lo hace igual de utilizable para un uso urbano que una berlina. Incorpora sensor de parking delantero y trasero.

La altura de su puesto de conducción hará que sea más cómodo de conducir.

-Carretera y autovía:

La estabilidad a cualquier tipo de velocidad es total.

Los consumos son realmente ajustados a cualquier tipo de velocidad.

Seguridad:

El test de seguridad EuroNCAP ha concedido la máxima puntuación al Opel Meriva. Cinco estrellas. En detalle tiene 89% en protección de adultos, 77% en protección a niños, 55% en protección a peatones y 86% en sistemas de seguridad.

Incorpora ABS, control de estabilidad, control de tracción y preparación Isofix en los asientos traseros.

En Airbags tiene lateral de cortina delantero y trasero. Frontal del conductor, frontal del acompañante y airbags laterales delanteros

Consumos:

El consumo medio registrado durante la prueba ha sido de 5,8 litros a los 100 km. En autovía los consumos se sitúan en 5,2 litros de media.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 6,4
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 4,5
  • Consumo medio (l/100 km) 5,2
  • Emisiones de C02 138 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 54 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • Túnel central en la parte trasera libre. Sin FlexRail
  • Usabilidad del navegador. Táctil es una mejor solución.
  • La apertura tan grande de sus puertas resta practicidad al cerrarlas.

Me ha encantado:

  • Apertura de puertas, Mejora la facilita la carga
  • Modularidad interior
  • Consumos
  Prueba Opel Meriva 1.7 CDTI

Motorizaciones:

Gasolina:

  • 1.4 litros de 100 CV
  • 1.4 Turbo con 120 CV
  • 1.4 Turbo con 140 CV

Diesel:

  • 1.3 CDTI de 95 CV
  • 1.7 CDTI de 110 CV
  • 1.7 CDTI de 130 CV

Como resumen general:

El Opel Meriva es un vehículo novedoso en su concepción. Su sistema de apertura de puertas traseras al contrario de cualquier otro coche lo hará ganar muchos puntos en acceso. También tendrá otra serie de sistemas con el prefijo Flex.

Su diseño exterior es muy atractivo y moderno, desde su frontal a su parte trasera.

Sobre su motorización: 1.7 CDTI de 130CV el Meriva ofrece una efectividad de consumo muy elevada.

     
-Fotografías a mayor tamaño.