Prueba Opel Astra GTC 1.6 Turbo 180 CV

Prueba Opel Astra GTC 1.6 Turbo 180 CV

Texto y prueba: Román Allona, fotografía: María Barrio.
Despierta a tus sentidos.

Os presentamos el nuevo Astra GTC, la versión Coupé - deportiva del reciéntemente lanzado Astra.

Con una carrocería de dos puertas y unas líneas mucho más musculosas vuelve para seguir siendo el mismo, aunque ofreciendo grandes cambios: Aumenta la deportividad y se convierte en un coche mucho más atractivo.

Hemos probado la versión más potente hasta el lanzamiento del OPC, se trata del GTC con motor gasolina 1.6 Turbo de 180 CV acoplado a una caja manual de seis velocidades. Sin duda, este es el GTC, que sin llegar a ser marcadamente radical, nos permitirá disfrutar de la velocidad y de su buen comportamiento.

El acabado de nuestra unidad es el Sportive que incluye un equipamiento más completo.

Metemos primera, soltamos embrague y comenzamos a analizar en detalle el nuevo GTC.

Exteriormente:

El GTC refleja su dinamismo en su silueta exterior. Desde cualquiera de los ángulos que lo miremos nos mostrará una marcada imagen deportiva.

Las dimensiones son 4.466 mm de largo, 1.840 de ancho y 1.482 de alto. Su peso homologado en vacío es de 1.471 kg.

Frontal:

Su parte frontal es afilada. Se han instalado unos faros antiniebla de menores dimensiones y un paragolpes con unas líneas más marcadas en su parte baja. Los faros AFL+ de Xenon también contribuyen en la estética además de en la comodidad de conducción y en la seguridad.

   Prueba Opel Astra GTC 1.6 Turbo 180 CV


Lateral:

Como podemos ver por sus dimensiones, a pesar de ser un 3 puertas, el GTC no es un coche pequeño, incluso es ligeramente más largo que la versión de 5 puertas. Destacan las puertas que se alargan en practicamente todo su lateral y los cristales de la parte trasera que son tintados.

No podíamos olvidarnos de sus impresionantes llantas de 20" con neumáticos de perfil bajo, que son opcionales, pero que ofrecen una imagen radical al chocar con el rojo pasión de la carrocería..

Trasera:

La vista trasera continúa con su deportividad: Luneta trasera de pequeñas dimensiones, alerón superior, salida de tubo de escape cromada,carrocería afilada, gran logotipo de la marca (que además es el botón de apertura del maletero).

Interior:

Analizando el interior del Astra GTC vemos que la calidad global de los materiales utilizados es buena. Tanto los ajustes, como la combinación de los mismos también o sus tonalidades nos ofrecen una muy buena sensación interior.

La información proporcionada en el cuadro de esferas es del todo completa, tenemos las esferas de velocidad, de rpm, de combustible y de temperatura del motor analógicas y un pequeño LCD central con el resto de información como autonomía, consumos, velocidad media, Opel Eye... Como punto de mejora su presentación sí podría actualizarse y ofrecerse de forma más moderna.

De arriba a abajo tenemos el sistema de navegación, los botones de configuración del sistema FlexRide (Sport, Normal o Tour), la radio CD-MP3-USB, los mandos del teléfono o del sistema de navegación y el sistema de climatización bizona... Todo ello está bordeado por un plástico blanco, que alberga también luz en su parte inferior (blanca en modo normal o roja en modo Sport).

   
Interior Opel Astra GTC 1.6 Turbo 180 CV  

Habitabilidad interior:

El Astra GTC homologa 5 amplias plazas. El espacio en la parte trasera está bastante conseguido gracias a la buena anchura del Astra y también a su altura, que a pesar de disimularla exteriormente la ofrece en su interior.

En las dos plazas delanteras tenemos la misma amplitud, o incluso más que en una berlina. Tiene anchura, tiene altura y longitud con lo que podremos ajustar el puesto de conducción a nuestro gusto. En las plazas traseras la central es de menor tamaño, pero las de los extremos es bastante buena.

La visibilidad interior es buena, tenemos una amplia superficie acristalada en el parabrisas frontal y pequeñas ventanas laterales y trasera. Los asientos son cómodos, con relieve deportivo y los suficientemente anchos para sujetar el cuerpo sin incomodar.

La capacidad del maletero es de unos muy amplios 380 litros, y con la segunda fila de asientos plegada se amplía hasta los 1.165 litros.

Impresiones de conducción:

Vamos ahora con la parte más interesante de la prueba, las impresiones en conducción que nos ha transmitido el Astra GTC con motor 1.6 Turbo de 180 CV, que como ya hemos dicho es la versión más potente hasta la llegada del OPC.

El arranque es tradicional, por llave. Su sonido muy fino, prácticamente inapreciable. El aislamiento acústico de su interior está muy bien trabajado.

Tenemos un motor de 180 CV a nuestra disposición, pero esto no quiere decir que sea un coche radical, es innegable que es un coche rápido y con una muy buena configuración de chasis, pero no nos transmitirá unas sensaciones explosivas como sí lo hacen sus hermanos OPC. Es una buena cifra de potencia, pero este coche está enfocado a un uso habitual. No debemos de olvidarlo, a pesar de que su imagen exterior nos sugiera otra cosa.

Hablemos de cifras, su potencia máxima de 180 CV se alcanza a las 5500 rpm. Este es el punto en el que sus 4 cilindros con 1.598cc rinden al máximo. Será el punto justo para cambiar a una marcha superior. Esta es la gran ventaja de un gasolina, la amplitud de rpm que nos ofrece y una mayor sensación deportiva. Podemos alcanzar los 100km/h desde parado en 8,2 segundos.

El par motor máximo, de 230 Nm, se entrega de forma prácticamente constante en un régimen bastante amplio de revoluciones, estamos hablando aproximadamente entre las 2200-5400 rpm.

Seremos nosotros los encargados de jugar con el GTC. Su caja de cambio manual de seis velocidades ofrece un accionamiento cómodo y preciso. Su escalonamiento de marchas es también el correcto.

Su comportamiento en carretera es perfecto, ya sea en autovía o en carreteras más reviradas y con curvas. Hablando de velocidad punta no tendremos problemas en circular a velocidades muy superiores a las máximas permitidas, y además no seremos consciente de ello a no ser que miremos al velocímetro. Su velocidad máxima homologada es de 220km/h. En zona de curvas, su sistema de suspensiones nos mantendrá dentro de la dirección marcada con el volante sin ningún problema.

El sistema Flexride: Podremos elegir el modo de configuración de chasis que más nos convenga entre los tres disponibles: Tour, Normal o Sport de menor a mayor dureza de suspensiones, configuración del ESP, ABS, Control de tracción, dureza de dirección y sensibilidad del pedal del acelerador. Con el modo Sport activado la iluminación del velocímetro cambia a un color rojo deportivo.

Aquí está "su truco", la mecánica que mantiene al GTC pegado a la carretera: Una nueva suspensión delantera bautizada como HiperStrut traída directamente del Insignia OPC que permitirá una adherencia prácticamente sin límite en el eje delantero y un eje torsional y articulación Watt trabajando también en la estabilidad del coche en el trasero. La altura respecto al suelo también ha sido rebajada. Este es el mismo chasis que se montará en el Astra OPC, así que tenemos las espaldas protegidas.

El sistema de frenado es acorde a lo que marca el mercado en un modelo de sus características. Se montan discos ventilados en el eje delantero y discos en el trasero.

La dirección es de cremallera con asistencia eléctrica nos permitirá conducir de forma muy cómoda.

-Ciudad:

Su tamaño lo hace igual de útil para ciudad que una berlina.

Incorpora sensores de parking delanteros y traseros lo que facilitará su aparcamiento. Sí se podría haber incorporado una camara trasera para facilitar el aparcamiento.

-Carretera y autovía:

El asentamiento sobre la carretera es total. La sensación de velocidad cuando vamos a su volante no es tan elevada como la que fija el velocímetro.

Su motor gasolina de 180 CV nos proporcionará una potencia mucho más suficiente para cualquier tipo de uso que queramos darle.

Seguridad:

En el test de seguridad EuroNCAP ha logrado la nota máxima, de 5 estrellas. Con un 91% en protección a adultos, un 79% a niños, un 59% a peatones y un 71% en sistemas generales de seguridad.

En el interior tenemos, los pretensores de los cinturones delanteros, los airbags frontales, laterales y de cortina, el sistema de pedales retráctiles o los reposacabezas activos entre otros.

Las opciones de seguridad incluyen sistema Opel Eye, sistema de Monitorización de la Presión de Neumáticos (TPMS), Asistencia para Salidas en Cuesta (de serie en GTC Sportive) y Sistema de Aparcamiento pilotado con sensores delanteros y traseros.

Consumos:

Durante la prueba, en un uso habitual el consumo medio ha sido de 8,5 litros, una cifra dentro de la media teniendo en cuenta su potencia. En autovía dentro de los límites legales, podremos lograr medias de 8 litros, será muy difícil disminuir esta cifra.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 9.3
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 5.9
  • Consumo medio (l/100 km) 7.2
  • Emisiones de C02 168 gr.

El deposito de combustible tiene una capacidad de 56 litros de gasolina.

 

Encuentro mejorable:

  • Mejorar el aspecto multimedia en el cuadro de esferas y pantalla a color.
  • Muchos botones y dificultad para utilizar los sistemas de navegación.
  • Mayor diferenciación en su interior respecto al de un Astra 5p.

Me ha encantado:

  • Imagen exterior muy deportiva
  • Buen comportamiento dinámico de su chasis
  • Comodidad y amplitud interior
  Prueba Opel Astra GTC 1.6 Turbo 180 CV

Motorización y precio (5/2012):

Diesel:

  • 1.7 CDTI Start&Stop 130cv, Manual 6v - 24.470€
  • 2.0 CDTI Start&Stop 165cv, Manual 6v - 25.485€
  • 2.0 CDTI 165cv, Automática 6v - 27.085 €

Gasolina:

  • 1.4 Turbo Start&Stop 140cv, Manual 6v - 23.980 €
  • 1.6 Turbo 180cv, Manual 6v - 25.800 €

Como resumen general:

El Opel Astra GTC se presenta como un coupé deportivo. Un vehículo que produce "amor a primera vista" debido a su llamativa imagen exterior.

Pero no todo es imagen en este nuevo GTC, nuestra unidad de pruebas cuenta con el potente motor de gasolina 1.6 Turbo de 180 CV que nos hará disfrutar de la dinámica del coche y de la velocidad.

Como punto bueno destacamos sin duda su imagen y su comportamiento, como punto mejorable una mayor diferenciación en su interior respecto al Astra 5 puertas.

Si buscas un coche que no te cansarás nunca de ver y que además te responda mecánicamente el GTC puede ser la opción correcta. ¡No lo dudes!

-Fotografías a mayor tamaño.