Prueba Honda Jazz

Prueba Honda Jazz 1.4 Luxury 100 CV

Texto, prueba y fotografía por Román Allona.
Un urbano con mucho que decir en carretera.

Cada vez más, los urbanos están adoptando una imagen de pequeño monovolumen para aumentar con ello el espacio interior. El Honda Jazz no sólo nos ofrecerá las mejores características de un urbano, si no que también lo hará para un uso extraurbano.

Tras una imagen joven y moderna el Jazz nos ofrece también un logrado trabajo en chasis y en comportamiento que lo harán ser mucho más que un coche pequeño.

Nuestra unidad incorpora un motor gasolina 1.4 de 100 CV asociado a una caja manual de 5 velocidades. Su acabado es Luxury.

Vamos punto por punto con el Jazz:

Exteriormente:

Con una longitud total de 3900 mm, 1695 mm de anchura y 1525 mm de altura el Jazz ofrece unas dimensiones típicas de un urbano. Aunque sí es cierto que su longitud es ligeramente superior.

Frontal:

Su parte delantera es afilada, joven y atractiva. Destacan los grandes faros y su pequeña parrilla frontal de nido de abeja dónde además se instala el logotipo de la marca.

Lateral:

Con la forma de un monovolumen, el Jazz ofrece dos puertas a cada lado y una terminación de carrocería en recto lo que aumenta el espacio anterior.

Las superficies acristaladas son abundantes, tanto en las ventanas como en la parte superior dónde tenemos un techo de cristal.

Nuestra versión, con acabado Luxury incorpora unas bonitas llantas de aleación de 16" con neumáticos 185/55 R16.

  Prueba Honda Jazz

Trasera:

Por último, en su parte trasera, tenemos una terminación en recto, con un portón que llega hasta la parte más baja facilitando con ello la carga.

la superficie acristalada trasera también es bastante amplia, lo que nos dará una mayor visibilidad.

Interior:

Una vez visto el interior tenemos que diferenciar dos aspectos en su interior, por una parte el salpicadero, con una imagen actual y marcadamente moderna y por otra sus puertas o la parte entre los asientos delanteros en las que se ha cuidado bastante menos el diseño y los materiales utilizados.

Analizando parte por parte comenzamos con las puertas, la parte más floja del conjunto: Desentona el uso de líneas rectas y plásticos duros habiendo visto una parte frontal tan moderna y trabajada. En las puertas se han utilizado terminaciones básicas, desde la colocación de los tiradores interiores hasta los mandos del elevalunas.

El salpicadero es moderno en todos sus puntos y con plásticos de buena calidad con dos tonalidades: gris y negro. De izquierda a derecha tenemos el cuadro de esferas en el que la información es completa exceptuando la temperatura del motor que sólo se indica si está frío con una luz. El volante es la opción más completa y destacable de lo que se ofrece en el mercado, incorpora acceso completo y directo a sistemas como control de crucero, radio, ordenador de abordo, teléfono...

En la parte central tenemos el equipo de audio, con una imagen distinta e igualmente moderno. Los mandos de climatización están en su parte izquierda junto con una esfera redonda dónde se indica la temperatura programada.

Por último, en la parte más baja tenemos espacio para objetos y la palanca de cambios. En esta zona la calidad es similar a la encontrada en las puertas.

En la parte derecha tenemos la guantera, nada destacable.

Interior Honda Jazz  

Habitabilidad interior:

El Honda Jazz homologa 5 plazas.

En su parte trasera la plaza central es significativamente menor que las laterales, lo que la hacen utilizable solamente para situaciones puntuales.

Su asientos son blandos y lo hacen ser cómodo, tanto para viajes como para un uso urbano. Los delanteros muestran un pequeño relieve en su lateral, que sin ser excesivamente marcado ayudan a la sujeción del cuerpo.

La altura de sus plazas delanteras y traseras, debido al diseño de la carrocería, es suficiente para personas de hasta 1,95 metros, pero lo verdaderamente destacable es el espacio para piernas, en cualquiera de sus asientos.

El techo de cristal aumenta la luminosidad interior, ayudando a conducir de forma más relajada y confortable.

Todos los mandos son accesibles fácilmente desde la posición de conducción.

La capacidad del maletero es de 335 litros con un subsuelo adicional de otros 64 en un doble fondo.

Impresiones de conducción:

Analizando el comportamiento dinámico del Jazz tendremos que tener presente, que a pesar de que el hábitat natural del Jazz es la ciudad o los cortos desplazamientos, la respuesta en carretera o autovía es notable para lo que podríamos esperar de un coche de su tamaño.

La respuesta de su motor, 100 CV gasolina en un 4 cilindros 16V de 1339 cc no es explosiva, y nos veremos obligados a "jugar" con las reducciones de marcha para disminuir su tiempo de aceleración.

Su par motor es de 127 Nm a 4800 rpm y su potencia es de 100 CV a 6000 rpm. Esto le empuja hasta los 100km/h desde parado en 11,9 segundos. El peso del coche en vacío es de 1.074 - 1.119 kg.

La estabilidad a cualquier tipo de velocidad es muy buena, independientemente de si circulamos a baja o a alta velocidad. La velocidad máxima homologada es de 182 km/h.

Para hacernos una idea del escalonamiento de marchas: En primera alcanzamos los 52 km/h antes de corte y en segunda ya alcanzamos los 100 km/h justo a 6500 rpm.

En zona de curvas la respuesta del chasis y de su esquema de suspensiones ( Delantera de tipo Mcpherson y trasera de tipo puente rígido tipo H), junto con su amortiguación de dureza media-dura lo hace responder notablemente siendo del todo predecible y aguantando la trayectoria cuando intentamos ponerlo en apuros.

La dirección cuenta con asistencia eléctrica y se muestra directa en su respuesta. Se hace útil tanto para un uso urbano como para un uso en carretera.

El sistema de frenos, de disco en ambos ejes, monta discos de 262 mm en el eje delantero y de 239 mm en el trasero. Su respuesta es acorde a lo esperado en un coche de estas características.

Para ayudar a disminuir el consumo de combustible se nos sugiere la marcha recomendada desde el cuadro de esferas con un indicador de marcha recomendada

-Ciudad:

Su tamaño lo hace 100% utilizable en ciudad al igual que cualquier urbano.

-Carretera y autovía:

La estabilidad, a pesar de ser un coche pequeño es muy buena.

En adelantamientos no tendremos un coche explosivo, así que nos veremos obligados a reducir marcha para intentar que la aguja de rpm gire lo más alta posible.

Seguridad:

El Honda Jazz logra la nota más alta, 5 estrellas, en el test de seguridad europeo EuroNcap.

La calificación obtenida ha sido: 78% en protección a adultos, 79% a niños, 60% en protección a peatones y 71% en sistemas de seguridad.

Incorpora ABS + EBD, control de estabilidad y de tracción (VSA), reposacabezas activos, anclajes ISOFIX,

En cuanto a airbags incluye airbag delanteros frontales y laterales así como airbags de cortina para las plazas delanteras y traseras.

Consumos:

Consumo medio 6,2 litros en un uso habitual. El consumo a velocidad de crucero en autovía, a una velocidad de 120 - 130 km/h es de 6 litros / 100 km.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 6,6
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 4,8
  • Consumo medio (l/100 km) 5,5
  • Emisiones de C02 130 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 42 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • Materiales y diseño de las puertas.
  • Seis marchas.
  • Indicador de temperatura completo

Me ha encantado:

  • Imagen moderna.
  • Comodidad de conducción, tanto para uso urbano, como para carretera.
  • Amplitud interior.
  Prueba Honda Jazz

Motorizaciones:

Gasolina:

  • Honda Jazz 1.2 90 CV
  • Honda Jazz 1.4 manual 100 CV
  • Honda Jazz 1.4 automático 100 CV

Como resumen general:

El Honda Jazz ofrece las mejores características de un urbano sin dejar a un lado su comportamiento en carretera.

Su mejor punto es la comodidad y el control que se ofrece sobre el coche y su peor los materiales duros utilizados en sus puertas y parte baja del salpicadero.

Su motor de 100 CV será el equilibrio entre respuesta y consumo.

     
-Fotografías a mayor tamaño.