Prueba Chevrolet Orlando Diesel 2.0 AUT 163 CV

Prueba Chevrolet Orlando VCDi 2.0 AUT 163 CV

Texto, prueba y fotografía: Román Allona.
Multifuncional y con 7 plazas.

Volvemos con un monovolumen de 7 plazas, en esta ocasión con el recién llegado Chevrolet Orlando, un vehículo con mucho que decir dentro de su categoría.

La apuesta de Chevrolet por la calidad y los bajos precios sigue presente en este modelo y se sitúa como uno de los monovolúmenes más baratos del mercado.

Nuestra unidad de pruebas incorpora una motorización diesel de 163 CV acoplada a una transmisión automática de 6 velocidades lo que lo hará sumar muchos enteros en comodidad al volante.

El acabado es el más elevado, denominado LTZ que incorpora de serie navegador, control de crucero, llantas de 17"...

Vamos, como siempre, a analizar en detalle todos los puntos fuertes y también débiles del Chevrolet Orlando.

Exteriormente:

La imagen exterior del Orlando es potente. Se utilizan líneas rectas en el diseño de su carrocería y un poderoso frontal que podría recordarnos a los grandes vehículos de estados unidos.

Homologa unas dimensiones de 4652mm de longitud, 1836mm de anchura y 1633mm de altura.

Frontal:

Con una parte delantera que transmite fuerza debido a su anchura y altura el Orlando tiene personalidad. No tiene la imagen típica de un turismo, ni tampoco la de un todoterreno, es una mezcla.

Lateral:

Si miramos al Orlando de lateral tenemos un vehículo con corte recto, completamente cuadrado. Con esto se consigue optimizar al máximo el espacio interior haciendo que las 7 plazas sean reales y seguir manteniendo la imagen que veíamos en el frontal.

Todas las puertas se abren de la forma tradicional. Para completar tenemos las llantas opcionales de 5 radios y 18" con neumáticos 235/45 R18.

  Prueba Prueba Chevrolet Orlando

Trasera:

Vamos por último con la parte trasera que monta un gran portón que facilita la carga de forma notable. Las luces de freno traseras también se integran en este portón.

En la parte más baja tenemos un embellecedor de color aluminio, el tubo de escape se esconde bajo el paragolpes.

Interior:

Es turno ahora de analizar el interior del nuevo Orlando, un interior cuidado y moderno. Se aprecian unos buenos niveles de calidad en el habitáculo, tanto en la parte del salpicadero cómo en la de la tapicería de los asientos o en la parte más baja. Los ajustes entre las partes también son buenos.

Analizando parte por parte comenzamos por las puertas: La totalidad de la puerta es negra con inserciones de cuero (el mismo que los asientos) y pequeñas partes en plástico color aluminio. Se han utilizado líneas rectas e integración de los mandos de los elevalunas eléctricos.

El salpicadero tiene una imagen moderna, desde su volante multifunción desde el que podemos manejar el control de crucero o el equipo de audio, el cuadro de esferas totalmente completo (velocidad, rpm, temperatura del motor, combustible...), hasta la parte central del mismo, en la que de arriba a abajo, sobre un plástico lacado, tenemos el navegador a color (no táctil), el equipo de audio MP3 y USB, el climatizador (no bizona), los mandos de la calefacción del asiento, y la palanca de cambios automática. La imagen sigue siendo limpia y fina.

En la parte derecha el mismo plástico lacado, recorre todo el salpicadero. La imagen es brillante y de calidad. El freno de mano es manual.

   
Interior Chevrolet Orlando  

Habitabilidad interior:

El Chevrolet Orlando homologa 7 plazas:

  • Primera fila (2 plazas): Anchura, altura y comodidad completa. Sin problemas de acceso a los mandos del coche y con una posición de conducción elevada.
  • Segunda fila (3 plazas): Misma altura y misma anchura en las plazas de los extremos. La plaza central es de menor anchura.
  • Tercera fila (2 plazas): Bien en altura y anchura, aunque limitadas ligeramente por el tamaño para las piernas.

Se ha trabajado especialmente bien el paso a la tercera fila de asientos permitiendo un acceso fácil y cómodo tras voltear la segunda fila de asientos (lo podéis ver en el vídeo).

Todos los asientos incorporan reposacabezas y en nuestro caso tapicería de piel (extra) y calefactados delante.

El Orlando ofrece uno de los espacios más voluminosos del segmento de los monovolúmenes, con 1.487 litros de capacidad con las dos filas de asientos abatidas y 454 litros con la última. Si tenemos desplegadas las 7 plazas la capacidad de carga disminuye hasta los 89 litros.

Impresiones de conducción:

Vamos con uno de los puntos más importantes, el del comportamiento en conducción del Chevrolet Orlando. Nuestra unidad monta un motor diesel de 163 CV asociado a una caja automática de 6 velocidades, la mecánica de mayor potencia de las comercializadas que es una apuesta segura por la comodidad en conducción y por el bajo consumo.

El arranque se realiza de forma convencional, por llave. La sonoridad es baja dentro del habitáculo, la insonorización del capó motor está bien trabajada.

El Orlando automático, cómo es normal, sólo tiene dos pedales, el de freno y el de acelerador. No tenemos embrague, ni falta que hace ya que los cambios de marcha se pueden gestionar de forma totalmente automática por el sistema o de forma secuencial por nosotros mismos según la posición en la que pongamos la palanca de cambios.

Los cambios de marcha son prácticamente inapreciables, y sólo podríamos echar de menos una posición "Sport", para llevar el régimen de giro del motor lo más alto posible, pero no creo que sea la finalidad ni el propósito de un comprador de este coche.

La comodidad de uso, tanto en urbano como en carretera es muy alta, en primer lugar por la altura del puesto de conducción respecto al suelo y en segundo por olvidarnos de cambiar de marcha.

En cifras, el Chevrolet Orlando 163 CV Diesel con caja automática acelera de 0 a 100 km/h en 11 segundos pudiendo alcanzar una velocidad máxima homologada 195 km/h. El par motor tiene una cifra bastante destacable, justamente 360 Nm que se entregan a 2000 rpm. La potencia máxima se logra a las 3800 rpm.

El asentamiento sobre carretera es completo y sí, necesitaremos un buen equipo de frenos para mantener bajo control la más de tonelada y media que pesa el vehículo. Tenemos frenos de disco a las cuatro ruedas, delanteros de 16" ventilados (300mm) y traseros de 16" macizos (292mm).

Todos los Orlando son de tracción delantera. El esquema de suspensiones es de tipo McPherson en el eje delantero y de eje semi-rígido en el trasero. La comodidad en carretera o urbano es notable, pero como es normal, si queremos forzarlo en zona de curvas encontraremos los límites de la física de sus 4652mm de longitud y sus 1659 kg de peso que propiciará balanceos.

La dirección es asistida hidráulica y transmite de forma fiel los movimientos en el volante al eje delantero.

La tara del vehículo es de 1.659 kg, con un peso máximo autorizado de 2.291 kg.

-Ciudad:

Incorpora de indicador de marcha recomendada, aunque no Start&Stop.

Su tamaño, lo hará igual de útil para un uso habitual que una berlina de gran tamaño. La caja de cambios automática si aumentará la comodidad.

-Carretera y autovía:

La estabilidad en carretera completa.

Su motor de 163 CV, además de proporcionarnos una buena aceleración cuida el consumo.

Seguridad:

Todavía no ha sido sometido al test de seguridad EuroNCAP.

Cómo elementos de seguridad incorpora: ABS con EBD, ESC (control de estabilidad), TCS (control de tracción) y Airbag de conductor y acompañante, de cortina, laterales delanteros y de techo.

En las plazas traseras incorpora anclajes ISOFIX para Asientos Infantiles.

Consumos:

En un uso habitual el consumo medio es de 6,7 litros a los 100km. El consumo medio en autovía a velocidad de crucero (110 - 120 km/h) es de 6,3 litros.

Según la marca:

  • Consumo urbano (l/100 km) 9.3
  • Consumo extraurbano (l/100 km) 5.7
  • Consumo medio (l/100 km) 7.0
  • Emisiones de C02 186 gr/km

El deposito de combustible tiene una capacidad de 64 litros.

 

Encuentro mejorable:

  • Usabilidad del navegador, no es táctil
  • No incorpora bluetooth ni como extra
  • Por su tamaño, sensor de parking delantero

Me ha encantado:.

  • Amplitud y buena distribución de sus 7 plazas
  • Consumo bajo
  • Comodidad en conducción
  Prueba Prueba Chevrolet Orlando

Motorizaciones y precios (05/07/2011):

Gasolina:

  • 141 CV Manual 5 velocidades LT - 16.630€

Diesel:

  • 163 CV Manual 6 velocidades LTZ - 23.800€
  • 163 CV Automático 6 velocidades LTZ - 24.900€

Como resumen general:

El Chevrolet Orlando lo tiene todo para convertirse en la opción número uno para los que busquen un familiar económico y de calidad.

Con una imagen exterior potente y diferente el Orlando transmite personalidad. En su interior la configuración y distribución de las 7 plazas ha sido muy bien trabajada y la facilidad de acceso a todas las filas de asientos es sobresaliente.

Si además elegimos la motorización diesel de 163 CV con cambio automático, la comodidad de conducción también está segurada.

Si buscas un monovolumen 7 plazas no te olvides de mirar el Orlando.

-Fotografías a mayor tamaño.