PRUEBAS ABARTH

Prueba Abarth Punto EVO

¡Salta al ruedo!.

¿No te atreves? No hay ningún toro…, es un escorpión, sí, es el más potente de su raza, pero poco más de lo que lo es el Abarth 500 esseesse… ¿Quieres conocerlo primero? Se trata del Abarth Punto EVO.

Respecto al Fiat Punto EVO, los cambios principales se centran en su imagen donde se deja muy clara su esencia racing con entradas de aire, frenos Brembo, asientos tipo backet, vinilos Abarth, llantas de 17 pulgadas…

Aunque su potencia no es exagerada, estamos hablando de un motor 1.4 de 165 CV con tecnología multiair, el Abarth Punto EVO sabe encandilar al conductor haciéndole partícipe de la alegría que transmitían los míticos GTI.

Prueba Abarth 500 esseesse

Un poco más de exclusividad con las mismas sensaciones.

El Abarth 500 esseesse es un pequeño giro de tuerca más a la potencia ya ofrecida por el Abarth 500 (Prueba Abarth 500).

Este kit también añade pastillas de alto rendimiento en el eje delantero, un filtro de aire especial diseñado por BMC, cuatro sensores para la presión de los neumáticos y llantas de aleación ligera multiradio de 17’’, blancas o color titanio. Sin olvidarnos de la denominación esseesse en su portón trasero.

Hablando en cifras, su tiempo en aceleración 0 – 100 km/h se reduce en 0,5 segundos y su velocidad máxima aumenta en 6 km/h hasta los 211 km/h. Ligeras diferencias que lo harán más exclusivo, pero igualmente divertido.

Prueba Abarth 500

La hormiga atómica.

Cualquier apasionado del motor conoce el Fiat 500 Abarth, bueno, hablemos con propiedad, el Abarth 500, porque no nos olvidemos que Abarth es una marca independiente a pesar de utilizar siempre modelos Fiat como base.

Este pequeño no es un utilitario, y no es un Fiat 500, es un pequeño deportivo, un capricho que solamente un apasionado del motor podría tener en su garaje.

Nadie imaginaría que un coche de estas dimensiones tiene bajo su capó un motor de 1.4 litros que desarrolla una potencia de 135CV, como era de esperar las sensaciones de conducción son incomparables a cualquier otro modelo del mercado.