DiabloMotor.com DiabloMotor facebook diablomotor twitter diablomotor

Historia: 30 años de tracción Quattro de Audi.

Treinta años hace que Audi mostró su primer quattro, en el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra celebrado en marzo de 1980.

El nacimiento del primer quattro es fruto de la idea de adaptar a un turismo de calle el sistema de tracción total que inicialmente Audi desarrolló para un todo terreno con fines militares, buscando repartir la fuerza de impulso entre cuatro ruedas en lugar de dos, con el objetivo de aumentar la estabilidad.

Con la carrocería modificada de un Audi Coupé y un motor de cinco cilindros turboalimentado de 200 CV, el Audi quattro presentado en 1980 supuso toda una revolución.

El sistema de tracción total quattro dominó en las pistas de rallyes ganando cuatro campeonatos mundiales sucesivos entre 1982 y 1984, y estableció registros históricos en la mítica subida al Pikes Peak, hasta que tras la abolición de los ya legendarios Grupo B el equipo oficial de la fábrica se volcó en los circuitos permanentes de alta velocidad. La tracción total permanente quattro mostró de nuevo su superioridad también sobre el asfalto, desde la victoria en el campeonato norteamericano TrasAm de 1988 hasta el año 1996, en el que el Audi A4 quattro Superturismo venció en los siete campeonatos nacionales de turismos que disputó ese año.

Desde el primer quattro, Audi ha ido desarrollando toda una gama de automóviles de calle con tracción a las cuatro ruedas. Así, el rudimentario pero eficaz sistema del primer quattro, con tres diferenciales libres (el central y el trasero bloqueables) dio paso en 1987 a la utilización de una configuración con un mecanismo Torsen de engranajes helicoidales en el diferencial central. Con la aparición del V8 en 1988, y posteriormente en el A8, empezó a utilizarse el embrague multidisco con control electrónico junto a un Torsen trasero (o dos diferenciales Torsen, uno central y otro trasero, en la versión con cambio manual), hasta que en 1994 se implantó la configuración más utilizada en casi toda la gama, un Torsen central con diferenciales libres delante y detrás, y el sistema de control de tracción haciendo las veces de autoblocante.

Para los Audi A3 y Audi TT, con motor en posición transversal en vez de longitudinal, se aprovechan las ventajas del sistema de embrague Haldex con control electrónico. En el primer SUV de la marca, el Q7, se montó por primera vez un diferencial central asimétrico. El último S4 ha estrenado un diferencial activo que eleva las cotas de eficacia a límites nunca antes alcanzado en un coche de calle, y para el R8 se ha desarrollado una opción con un acoplamiento viscoso que garantiza la máxima deportividad.

En la actualidad, la gama de modelos Audi con tracción total quattro abarca más de 110 distintas versiones con tracción a las cuatro ruedas resultado de combinar este tipo de tracción con diferentes motores, carrocerías y cajas de cambios.

En los casi 30 años que han transcurrido desde la aparición del primer Audi quattro en 1980 hasta finales de 2009, se han fabricado en Audi más de 3.200.000 vehículos quattro. Desde el año 2006 la producción de versiones con tracción quattro en Audi representa no menos del 30 por ciento del total (34 por ciento el pasado año 2009), y en algunos modelos como el Audi TT Coupé o el A5, el porcentaje de vehículos vendidos con tracción quattro se aproxima al 50 por ciento.

Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies